“A propósito del natalicio de Ernesto Che Guevara: ¿Qué es un cuadro?”

Compartir en

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 45 segundos

El 19 de mayo, en ocasión de efectuarse el “Coloquio 58 Aniversario de la fundación del Sistema de Escuelas del Partido Comunista de Cuba”, celebrado en nuestra Escuela Provincial, se debatieron disímiles problemáticas entre las cuales acaparó especial atención la referida al trabajo con los cuadros y sus reservas.

No podía faltar en tal debate las reflexiones del “Guerrillero Heroico” acerca del tema. Hoy a apenas de un mes de aquel encuentro y a 87 años del natalicio de tan prominente figura en nuestra historia patria, nos disponemos a recordarle con su propia letra como fiel tributo a su memoria.

Para el pensamiento del Che estaba claro que la definición del concepto de cuadro no era fácil.

En su trabajo “El cuadro, columna vertebral de la Revolución” el Che subrayaba que entre los diferentes autores se resaltaban aspectos comunes sobre el tema a la vez que se apreciaban sus divergencias al respecto.

El origen histórico del término se encuentra en la actividad militar. Proviene del francés “Cadre”, en cuyo ejército se utilizaba el concepto para designar a los soldados profesionales, es decir, a los oficiales y suboficiales que constituían el núcleo central de una tropa[1].

Con el decursar del tiempo este concepto comenzó a emplearse también en otras esferas de la vida social. En el movimiento obrero organizado se introdujo gradualmente y se le impregnó un nuevo contenido.

Así antes de la toma del poder político por la clase obrera, el término solo se empleaba para designar a los principales dirigentes de los partidos existentes. Según el Che después de la toma del poder político en las condiciones creadas por el socialismo su uso no se podía limitar solo a ese pequeño círculo de dirigentes que aunque representan la vanguardia no llenan el concepto amplio de su radio de acción y adquiere un nuevo contenido orientado en diferentes direcciones.

El contenido esencial de este aspecto, aquí analizado, fue magistralmente captado por el Che al intentar definir –en un conocido artículo– lo que era para él un cuadro: “ es un individuo que ha alcanzado el suficiente desarrollo político como para poder interpretar las grandes directivas emanadas del poder central, hacerlas suyas y transmitirlas como orientación a la masa…es además un individuo con capacidad de análisis propio lo que permite tomar las decisiones necesarias y practicar la iniciativa creadora”.[2]

A ese paradigma de cuadro inspirado en el pensamiento político del “Guerrillero Heroico” es a lo que aspira la sociedad cubana hoy.

                         BIBLIOGRAFIA

1- Herber. El trabajo de cuadros en el sistema de dirección, Berlín 1968. Pág. 10

2- Guevara, Ernesto. El cuadro, columna vertebral de la Revolución. Revista Cuba Socialista # 13. La Habana 1962.

3- Manual de política de cuadros, editora política La Habana 1976.

4- Código de ética de los cuadros, editado por Escuela provincial del PCC Cienfuegos, 2001.


[1] R. Herber. El trabajo de cuadros en el sistema de dirección, Berlín 1968. Pág. 10

[2] Guevara, Ernesto. El cuadro, columna vertebral de la Revolución. Revista Cuba Socialista # 13. La Habana 1962, pág. 88

 

Por: MSc. Jesús Fuentes Águila, profesor auxiliar y MSc. Guillermo González Arias, profesor asistente. Profesores de la Escuela Provincial del Partido “Alejandro Nápoles León”.

Visitas: 29

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *