La intensidad intelectual de Pedro de la Hoz, o el periodismo mayúsculo de raíz martiana y fidelista

Compartir en

Tiempo de lectura aprox: 4 minutos, 18 segundos

En 1980 ocurrió un hecho relevante en la historia cultural de Cienfuegos: la fundación del Periódico 5 de Septiembre, en un territorio marcado por el creciente desarrollo económico. Entonces aparecería en el panorama cultural de la provincia el joven periodista Pedro de la Hoz González quien jugaría, con su aguda, elegante y filosa prosa, un rol importante en el desarrollo de una conciencia pública acerca del papel de la cultura revolucionaria que brinda sentido a la plena libertad con responsabilidad en el proyecto de Nación Cubana.

Pronto “5 de septiembre”, el espacio del periodismo diario de Cienfuegos, se convirtió en la casa de la intelectualidad; un lugar de confluencia de artistas, escritores, promotores y amantes de la lectura. Sin temor a equivocarme puedo decir que la figura aglutinadora del núcleo cultural era Pedro de la Hoz González, el cienfueguero graduado de periodismo, cuatro años antes, en la Universidad de la Habana y cuyos textos publicados en Bohemia, Vanguardia y El Caimán Barbudo denotaban rigor profesional y una amplia cultura cimentada desde la niñez y la adolescencia por estudios de piano, de solfeo y teoría, y de apreciación musical en el nivel elemental. Sin embargo, al adolescente La Hoz le atraía igualmente las ciencias y se integra a un Círculo de Interés de Meteorología. Bajo esta influencia decide estudiar en la Escuela Vocacional “Lenin” en la Habana.

En los días posteriores signados por la  búsqueda y reafirmación de la aptitud intelectual seria notable, por un lado, la influencia de su tío materno, el relevante periodista Roberto González y, por otro, una actitud ante la creación literaria que lo llevaba a escribir poesía, mientras devoraba los textos de la literatura universal y nacional que publicaban las Editoras de Cuba.

Al regresar al terruño natal el joven periodista La Hoz tenía ganado merecido prestigio en el mundo literario por sus menciones en el género poesía del Premio David y el Concurso “13 de Marzo” y un notable conocimiento cultural. En esa época “Pedrito”, como le llamábamos los cienfuegueros, cubría temas generales que le permitieron conocer la vida cotidiana de los cienfueguerosyno atendía la página cultural, aunque tenía una participación activa en los Talleres Literarios animados por escritores de prestigio, como Florentino Morales, Juan René Cabrera, Lourdes Díaz Cantos, Ricardo Llaguno, Luis Ramírez Cabrera, Jesús Fuentes, Mariano Ferrer, Doris Era González, Generoso González, Teresita Chepe Rodríguez, Rogelio Leal, José Díaz Roque, y otros. Venía a Cienfuegos el periodista La Hoz con la experiencia de haber formado parte de un Taller Literario con Bladimir Zamora, Alex Fleites, Arturo Arango y Rafael Acosta de Arribas en el Pre Universitario “Carlos Marx” de la Habana. Todos devendrían con el paso del tiempo en importantes poetas y ensayistas.

Desde otra perspectiva, el año 1980 marcaba un vuelco al panorama cultural de Cienfuegos por el impulso que daba Armando Hart como Ministro de Cultura a la ampliación de una infraestructura institucional de la cultura en la que resaltaban la Biblioteca Pública “Roberto García Valdés”; el Conservatorio de Música “Manuel Saumell”; la Escuela Taller “Rolando Escardo”; el Centro Dramático de Las Villas”; la Galería de Arte ; el Teatro Guiñol; el Teatro Tomás Terry en Cienfuegos y el “Raúl Gómez García” en Cruces; el Coro Profesional; la Banda Municipal y la Casa del Movimiento de la Nueva Trova que el cantautor Lázaro García Gil convirtió en epicentro de las búsquedas novedosas en la cancionista y el abordaje trovadoresco, aspecto reflejado de inmediato por el ojo crítico de Pedro de la Hoz en  textos aparecidos en el “5 de septiembre” y la prensa nacional.

La fundación de la Casa de Cultura “Benjamín Duarte” en la esquina suroeste del parque “Martí” marcó la continuidad de este proceso encaminado a crear las condiciones para desarrollar el talento, favorecer las condiciones de creación y el consumo de la obra artística y literaria por los diferentes públicos. Luego vendrían otras aperturas y en especial la del Museo Histórico Provincial de Cienfuegos en noviembre de 1982. Allí estaría reportando la inauguración de la institución museística por parte de Samuel Feijóo, en presencia del ministro Hart. La defensa del patrimonio cultural del país seria un tema recurrente abordado por el periodista Pedro de la Hoz en las páginas del periódico cienfueguero.

Los vínculos del periodista de la Hoz con el equipo de trabajo del Museo Histórico rebasaron lo estrictamente periodístico y tomaron forma en el campo de la promoción cultural y el establecimiento de verdaderas jerarquías artísticas y literarias, —junto a Florentino Morales, Ricardo Llaguno y Luisa Acea—,  para favorecer la presencia en las actividades artísticas y literarias de  la institución de Samuel Feijóo, Edgardo Martín, Mariano Rodríguez, Félix Molina, Aldo Menéndez, Rey Guerra, Leandro Soto, Osvaldo Navarro y otros intelectuales de renombre radicados en la Habana. Un rol protagónico jugaría La Hoz en la divulgación de los espacios dedicados a la Música de Concierto; la “Nueva Trova”, respaldado por Lázaro García y Los Novo; la Música Campesina y al rescate de la Rumba. En relación con esto último, impulsaría el conocimiento de lo referido a los aportes culturales de raíz africana y a la pervivencia de prejuicios raciales o manifestaciones sutiles de discriminación racial.

Volviendo a esos años de Pedro de la Hoz en el periódico 5 de Septiembre recordamos las tertulias que se estructuraban a su alrededor, de manera espontánea, en horas de la tarde. Pronto esos encuentros nos convertirían en grandes amigos. Muchos artistas y escritores concurrían al lugar para intercambiar y debatir sobre la cultura. Pedro conversaba con todos sin dejar de escribir textos o revisar información porque tenía una disciplina estricta. Sus puntos de vistas siempre estaban distanciados de lo banal, de lo cursi y lo chato; de lo farandulero o propagandístico que confunden fama con talento. Era un crítico muy prolífico y con mucho acierto en exponernos las esencias estéticas en la esfera de la música, los espectáculos y las expresiones culturales de oriundez africana. Alcanzo renombre internacional con sus textos periodísticos y libros sobre diversos temas culturales.

Coherente consigo misma, la obra intelectual de Pedro de la Hoz, apunta a una defensa del pensamiento martiano y fidelista que sostiene la política cultural de la Revolución Cubana. En los últimos Congresos de la UNEAC impulso el debate, la reflexión y la polémica sobre aspectos fundamentales de la cultura cubana. Alerto con vehemencia y con precisos argumentos sobre la imposición de la hegemonía cultural capitalista y un emergente neoanexionismo impulsado desde los grupos de poder político norteamericano.

El prestigio alcanzado entre la vanguardia artística y literaria de Cuba lo promovió en los procesos eleccionarios a la Vice Presidencia de la UNEAC cuando ocupan las máximas instancias de dirección Miguel Barnet y Luis Morlote. Sin abandonar el oficio periodístico y el ejercicio del criterio en la prensa asumió el cargo directivo y con singular acierto impulso el dialogo sincero y responsable tanto, en la Comisión Aponte contra la discriminación racial como en el importante, el Programa Nacional contra el Racismo, encabezado por el presidente de la República Miguel Díaz-Canel Bermúdez.

Se podrá opinar en pro o en contra de la obra escrita e intelectual de Pedro de la Hoz, de su militancia política, de su mordaz lenguaje escrito,  pero quedara en pie uno de los aportes mas ricos en el ejercicio de la crítica en Cuba sobre el arte, la historia y el pensamiento cultural en el último medio siglo. Las contribuciones de Pedro de la Hoz al “corpus cultural” de la nación cubana enorgullecen al pueblo cienfueguero y su intelectualidad artística y literaria.

Visitas: 173

Orlando García Martínez

Escritor, historiador y presidente de la filial cienfueguera de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC)

Un Comentario en “La intensidad intelectual de Pedro de la Hoz, o el periodismo mayúsculo de raíz martiana y fidelista

  • el 5 junio, 2024 a las 4:03 pm
    Permalink

    En paz descanse el amigo Pedrito de la Hoz

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *