Contar la Historia de Orlando García Martínez

Compartir en

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 25 segundos

Acostumbrado a descubrir y relatar el pasado de otros, esta vez a Orlando García Martínez le tocó la difícil misión de contar su propia historia, tras cerrar una etapa de casi 40 años como presidente de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac) en Cienfuegos.

“Fue allí —dijo— donde realicé mi obra.  Y es verdad, sacrifiqué muchas cosas, porque a lo mejor hoy tuviera más de diez libros publicados; pero la Uneac hizo que creciera como ser humano y viera la cultura de una forma diferente”, expresó el prestigioso intelectual, Hijo Ilustre de la Ciudad, en el espacio Contar la Historia, de la filial de la Unión Nacional de Historiadores de Cuba (Unhic) en el territorio.

La proyección del documental Un hacedor de sueños, un batallador de ideas, un amigo, un hermano —dirigido por el realizador Bárbaro Cabezas García, y con la producción de Neifi Castellón Vega, directora del Centro Provincial de Cine— acercó al público a los amplios conocimientos del homenajeado sobre disímiles facetas de la historia local y regional, los cuales se constatan, ya no solo en los textos escritos, sino en numerosos audiovisuales donde su voz es protagonista.

El espacio Contar la Historia, de la Unhic en Cienfuegos, repasó momentos de la vida y obra de Orlando García Martínez. / Foto: del autor
El espacio Contar la Historia, de la Unhic en Cienfuegos, repasó momentos de la vida y obra de Orlando García Martínez. / Foto: del autor

Tras la visualización del filme, García Martínez agradeció a los documentalistas los enfoques abordados, al sumergirse en algunas de las zonas de investigación que exploró. Durante el diálogo con los presentes —la mayoría colegas y afiliados a la Unhic en Cienfuegos—, recordó con emoción a varios maestros, entre ellos Violeta Rovira y Julio Le Riverend, figuras que dejaron una huella en su posterior trayectoria profesional.

“La continuidad no se expresa en el discurso, sino en los resultados que logra un profesor con los alumnos”, comentó al repasar momentos de su formación académica y espiritual, en la cual influyó también la familia.

Salvador David Soler Marchán, investigador y profesor universitario, dijo reconocerse entre los primeros estudiantes de Orlando, a quien calificó como un intelectual orgánico; en tanto, otros de sus pupilos contaron que gracias a él asumieron una mirada crítica muy necesaria.

Galardonado con el Premio Provincial de Historia 2018, García Martínez reflexionó, además, sobre su desempeño al frente de organizaciones e instituciones culturales como la propia Unhic —de la cual fue el segundo presidente—, el Museo Provincial y la Uneac. Al respecto, sostuvo: “Permanecí siempre donde más podía aportarle a la cultura de Cienfuegos”.

 

Visitas: 110

Roberto Alfonso Lara

Licenciado en Periodismo. Máster en Ciencias de la Comunicación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *