Vilma: guía y acicate

Compartir en

Tiempo de lectura aprox: 2 minutos, 15 segundos

Cuando cada día reafirmamos que, en Cuba, se impulsan políticas públicas para avanzar en la autonomía física, económica y en la toma de decisiones de las mujeres y que su incorporación activa y plena a la sociedad ha constituido un logro del proyecto humanista de la Revolución, podemos tener certeza absoluta de que ninguna de sus luchas cayó en saco roto.

Cuando desde la Carta Magna se garantiza la igualdad efectiva, en el disfrute y ejercicio de los derechos, a vivir una vida libre de violencia, a obtener mayores niveles de equidad y justicia social, así como la dignidad plena de las personas y su desarrollo integral se afianza la seguridad de que no fueron baldíos sus empeños en pos del bienestar de las mujeres.

Y es que Vilma Espín Guillois, cuya partida fue solo física aquel 18 de junio de 2007, dejó huellas profundas, senderos abiertos a realizaciones impensadas en otras regiones del mundo.

A 17 años de su deceso no la recordamos con tristeza; no sería posible. Su carisma y firmeza, sus dotes de lidereza indisctubible de las mujeres cubanas nos alejan de ese estado emocional para situarnos de frente a una realidad, hermosa y todavía por construir, que registra resultados que no pueden soslayarse.

A Ella, la luchadora de la Sierra y el Llano, la madre de familia, debemos la elaboración y posterior aprobación de un Código de familia que, refrendado en 1976, se convirtió en un documento legal avanzado para su época; el mismo que sirvió de antecedente al actual Código de las Familias en el que se ponderan el amor y los afectos por encima de todas las cosas y en el que, además, se refuerzan los derechos para todas las personas.

Otra obra hermosísima, perdurable y muy útil es la creación de los Círculos infantiles, los cuales se cuentan por cientos en el país. Esta centro-sureña región acoge a casi una veintena de ellos, lo cual ofrece un importante respaldo a la madre trabajadora y a la familia en general.

: Las Mujeres cubanas se han hecho presentes en los más diversos ámbitos de la vida socioeconómica del país. / Foto: Tomada de Internet
Las Mujeres cubanas se han hecho presentes en los más diversos ámbitos de la vida socioeconómica del país. / Foto: Tomada de Internet

Lo reitero: en cada logro de las cubanas está la impronta de Vilma. Por eso resulta encomiable que, a la luz de hoy, las cubanas dispongamos del Decreto Presidencial 198/2021 Programa Nacional para el Adelanto de las Mujeres, el cual constituye la agenda del Estado, para el desarrollo de políticas y programas, a nuestro favor y que dan continuidad al avance y desarrollo de la igualdad de género en el país; al tiempo que responde a la Convención para la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW) y a la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible con sus Objetivos (ODS).

Múltiples indicadores sustentan una participación concreta y vital de las compañeras en la vida de la nación; uno de los anhelos de la eterna presidenta de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC). Por ejemplo, en Cienfuegos, el 100 por ciento de las máximas dirigentes del Partido en los ocho municipios son mujeres y dos integran el Buró provincial (33.3%).

En cuanto a la subordinación local del Poder Popular, de los 2 mil 225 cuadros, el 64.4%; es decir Mil 389 son del sexo femenino; en tanto de los 217 cargos decisorios cubiertos actualmente, 107 son ocupados por mujeres (49.3%), incluyendo en esa categoría a las compañeras que dirigen los órganos de gobierno en cinco de los ochos municipios y a la Gobernadora.

En  predios cienfuegueros de la Fiscalía General de la República, el 83.9 por ciento de la fuerza profesional que se desempeña como fiscales (47) son mujeres, de las cuales 18 ocupan cargos de dirección, entre ellas seis jefas de fiscalía municipales y la Fiscal jefa provincial.

Aquel 18 de junio de hace 17 años, Vilma murió solo de manera física. Sus luchas, sus anhelos, se transforman en resultados, cada vez más alentadoras para las mujeres cubanas. Sigue “su voz dulce, firme y oportuna”, como dijera Fidel, escuchándose para guiarnos y servirnos de acicate en tiempos de fundar, amar y crecer.

 

Visitas: 22

Tay Beatriz Toscano Jerez

Periodista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *