Por siempre joven, Bob Dylan y la canción protesta

Compartir en

Tiempo de lectura aprox: 2 minutos, 20 segundos

Cuando en 2016 Bob Dylan, músico fundador del Folk Rock ganó el Premio Nobel de Literatura, se desató una controversia que dividió a la comunidad literaria en el mundo. Resultaba el número 109 en otorgársele, y esta vez no se trataba de un escritor de pura literatura por llamarlo de algún modo. Sin embargo, la Academia sueca defendió que Dylan lo merecía, por: “Crear una nueva expresión poética dentro de la gran tradición de la canción americana”.

Nacido en 1941 en Minessota, Estados Unidos, como Robert Allen Zimmerman, en una familia judía, se reconoció como músico auténtico en la década de los 60 del pasado siglo, quien junto a Joan Báez _luchadora por los derechos civiles y un ícono del Folk Rock_ en sus primeros años de carrera sirvieran de banda sonora en las protestas por la guerra de Estados Unidos contra Vietnam.

Sin embargo, unos años después, en la propia década de los 60, Dylan tomó otro rumbo en sus letras, se rompió el icónico dúo con Báez, y muchos de sus seguidores se sintieron traicionados, más allá de que continuara con su música y sus poéticos textos, al dejar de lado el compromiso social, la armónica y la canción protesta.

En poco tiempo, el trovador de Minnesota se forjó un nombre como cantautor de compromiso social. En ello confluyeron varios factores: el auge de la canción folk, el movimiento de los derechos civiles, el rescate y la influencia de artistas como Woody Guthrie y su pareja de entonces, Suze Rotolo. La escena folk logró, antes que cualquiera, conectar con la sensibilidad de una década que desde sus primeros años, se anunciaba como especialmente convulsa.

Su canción Por siempre joven/Forever Young, aunque en apariencias de una letra sencilla, es un himno a las nuevas generaciones:

Que Dios te bendiga y te guarde siempre

May God bless and keep you always

Ojalá que todos tus deseos se hagan realidad

May your wishes all come true

Ojalá siempre ayudes a los demás

May you always do for others

Y dejes que otros te ayuden a ti

And let others do for you

Ojalá construyas una escalera hasta las estrellas

May you build a ladder to the stars

Y subas todos los peldaños

And climb on every rung

Ojalá permanezcas siempre joven

May you stay forever young

Siempre joven, para siempre joven

Forever young, forever young

Ojalá permanezcas siempre joven

May you stay forever young

Ojalá crezcas para ser justo

May you grow up to be righteous

Ojalá crezcas para ser sincero

May you grow up to be true

Ojalá siempre conozcas la verdad

May you always know the truth

Y veas las luces que te rodean

And see the lights surrounding you

Ojalá siempre seas valiente

May you always be courageous

Te pongas derecho y seas fuerte

Stand upright and be strong

Ojalá permanezcas siempre joven

May you stay forever young

Siempre joven, para siempre joven

Forever young, forever young

Ojalá permanezcas siempre joven

May you stay forever young

Ojalá tus manos estén siempre ocupadas

May your hands always be busy

Ojalá tus pies sean siempre ágiles

May your feet always be swift

Ojalá que tengas una base sólida

May you have a strong foundation

Cuando lleguen los vientos del cambio

When the winds of changes shift

Ojalá tu corazón esté siempre alegre

May your heart always be joyful

Y tu canción sea siempre cantada

May your song always be sung

Ojalá permanezcas siempre joven

May you stay forever young

Siempre joven, para siempre joven

Forever young, forever young

Ojalá permanezcas siempre joven

May you stay forever Young

Represión por protestas en universidades de Estados Unidos en favor de Palestina. / Foto: Tomada de Internet
Represión por protestas en universidades de Estados Unidos en favor de Palestina. / Foto: Tomada de Internet

Como tantas otras crisis, que suelen resultar cíclicas, el mundo vive hoy una época convulsa, que precisa del compromiso de los intelectuales y músicos para convocar a la paz y la cordura, tal como sucede en el conflicto Israel-Palestina; son demasiados los azuzadores y pocos los mediadores. Desde la canción protesta, que NUNCA dejará de estar a la moda, se puede hacer mucho, por la vida y en contra de las balas y bombas que nublan el cielo, para que prevalezcan por siempre jóvenes los valores de los seres humanos.

 

Visitas: 59

Magalys Chaviano Álvarez

Periodista. Licenciada en Comunicación Social.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *