Fausto Castillo: ¡No ha marchado en silencio!

Compartir en

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 10 segundos

Ha muerto el Dr. Fausto Julián Castillo Franco, un cienfueguero ilustre. Hasta la Naturaleza se confabula con la tristeza, porque el día en que trascendió la noticia luce las grisuras de la temporada y apenas ha salido el sol. ¡Qué paradoja! ¡Los buenos médicos, los humanos y de compromiso, deberían ser eternos!

Maestro de la Clínica Quirúrgica, que no es lo mismo que ser cirujano, ha dejado guardado quizá en una olvidada gaveta con el olor del cedro o la caoba, su grueso currículo profesional, digno de ostentar la más alta condecoración científica; se lleva en cambio, la mayor: el reconocimiento de su gente y el culto a la cienfuegueridad.

Preceptor de varias generaciones de médicos, se le veía por los pasillos de las instituciones donde trabajó rodeado de una legión de muchachos, estudiantes de Medicina y residentes, quienes no se perdían ni siquiera uno de sus procederes, dentro y fuera del quirófano, porque hasta en el oficio de MAESTRO, fue el mejor, el Gran cirujano práctico como se le recordará en el ámbito de la Salud.

Muy a pesar de los tiempos duros que corren, el profe Fausto Castillo no se marchará en silencio, parte con el abrazo cálido de su pueblo y colegas que lo admiran; y allá al Sur de África, donde pasó mucho tiempo como colaborador en la atención y la docencia, será “enviado” al mundo espiritual para ser recibido en el mundo de los ancestros, como exige la tradición funeraria de los tantos agradecidos por las vidas salvadas, aliviadas, y los cirujanos formados.

Director de la Maternidad, fundador del HGAL, primero gineco-obstetra y después cirujano general, jefe de Cuerpo de Guardia, asesor de otras especialidades —Geriatría y Cuidados Intensivos—, se mantuvo activo “casi” hasta al final, cuando rondaba los 80 años.

“Descansa en paz, amigo, compañero, hermano”, resulta el mensaje que transmite MI PROFESOR, el Dr. Alfredo Darío Espinosa Brito, cómplice y fuente de información para no dejar ir sin ruido al querido Fausto Castillo. Buen viaje a la eternidad, seguro que allí lo espera un quirófano y la Mayo repleta para continuar las lecciones.

Visitas: 495

Magalys Chaviano Álvarez

Periodista. Licenciada en Comunicación Social.

2 Comentarios en “Fausto Castillo: ¡No ha marchado en silencio!

  • el 4 julio, 2024 a las 9:53 pm
    Permalink

    Ese es el deseo de todos los que apreciamos su obra. Que perdure su legado por generaciones. Fue profesor y amigo de mi padre.Luego profesor y amigo mio. Tuve la gran dicha de conocerlo desde pequeño y precisamente por la gran huella dejada por él es que me pronuncio decepcionado profundamente al ver partir al maestro sin una guardia de honor. Sin la presencia de sus compañeros de combate dando ese último adiós que tanto se merecía y fueron muy ciertas las palabras expresadas por el Dr Delfín. El propósito de su obra fue cumplido por él con excelencia. Él no partió en silencio, es verdad. Su pérdida retumba y duele en todo Cienfuegos. Vuela bien alto Maestro.

    Respuesta
    • el 5 julio, 2024 a las 5:05 pm
      Permalink

      Por supuesto que está periodista, y la Redacción del CINCO, no dejaron partir al profe en silencio, y por ello hicimos lo que nos corresponde, escribirle una crónica y publicarla, incluso bajo lluvia y truenos. Sus colegas y amigos, de aquí y allende los mares se comunicaron y nos avisaron de su muerte, Mayquel, Sarmiento, Sergio, Susana, Amanda, Sirio, Arnold, Daniel… su amigo Espinosita, aún enfermo, escribió… No puedo responder por la familia. Gracias por leernos y comentar profe Mena, su padre también fue un gran cirujano y profesor

      Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *