El sabor del buen vino: Tesoneros en Cienfuegos reciben Medalla 65 Aniversario del ICAIC

Compartir en

Tiempo de lectura aprox: 3 minutos, 12 segundos

La ciudad de sévres fue la séptima urbe en Latinoamérica en disfrutar del cinematógrafo, el asombroso invento de los hermanos Lumiére, gracias al transformista Frégoli en 1897. Luego se convirtió en el primer emporio fuera de la capital en producir un corto cinematográfico: Los Festejos Populares de Cienfuegos, filmada en junio de 1909 por Enrique Díaz Quesada, quien todos los años y hasta 1920 visitaba la región para concebir cortometrajes producidos por nuestros agentes más lúcidos.

En nuestro Cine Teatro Luisa (1913) laboró como proyeccionista por mucho tiempo el notorio Chas Prada, autor del primer corto de ficción consumado en la isla: La leyenda del charco de Jigüe (1909) y los empresarios Santos y Artigas, antes de poner en circulación los filmes que adquirían en Europa, realizaban a modo de prueba las premieres en nuestras salas y más tarde emprendían los ciclos de exhibición nacional. Los ardores por el cine indujeron a los hermanos Bielsa a la creación del largometraje El amor de una hermana, dirigido en 1925 por Ricardo Ugalde, y con los años la actriz sureña Daisy Granados se convertiría en el “rostro del cine cubano”. Esto por solo mencionar algunas novedades, casi ignotas en la historia de la disciplina. La relación entre la bella “ciudad del mar” y el arte fílmico resulta antiquísima y desde un principio un romance vehemente y desbordado de sorpresas.

La creación del Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC) produjo un giro en el quehacer promocional del cine en la Perla del Sur, no solo por contribuir a la formación de un nuevo público, sino también por favorecer la creación de los cineclubes de creación y apreciación. El Cine Club Saúl Yelín, fundado a fines de la década de 1970, es hijato de ese nuevo panorama y abre el camino al movimiento de cineastas y videastas aficionados. La presencia del Centro Provincial de Cine, igual, sienta pautas para el desarrollo del cine móvil en las zonas más descentralizadas y los programas intencionados de la Cinemateca de Cuba, al tiempo las campañas de percepción e investigación cinematográfica.

Justo, este año sucede el Aniversario 65 de la valiosa institución y sus líderes han procurado un amplio registro de acciones para tributar a aquellos tesoneros que, con su quehacer por más de treinta lustros, han potenciado el erario del ICAIC en sus respectivas provincias. Recién, el presidente Alexis Triana Hernández y su anchuroso equipo visitaron la ciudad con el propósito de realizar 18 entregas de la antedicha distinción. En medio de una gala amenizada por el coro Cantores de Cienfuegos, la guitarrista María Karla Cuesta Hernández y el actor Alberto Fuentes, los directivos procedieron a la entrega de los galardones. En el listado de homenajeados figuran: Elena Hernández de Armas y Ana Rosa Morales Valera, ex directoras del CPCC; Niurka Fines Espinosa, administradora del Cine Teatro Luisa; Teresa Franco, ex administradora del Cine Prado, una de las más longevas en el ramo; Mirella Montano Hernández y Ileana Lima Pantaleón, ex administradoras del Cine Victoria de Girón de Aguada de Pasajeros y de Caonao, respectivamente.

Alexis Triana Hernández, presidente del ICAIC (izquierda) y Neify Castellón Vega, directora del CPCC (derecha) entregan medalla 65 Aniversario del ICAIC a Teresa Franco, ex administradora del Cine Prado (centro).
Alexis Triana Hernández, presidente del ICAIC (izquierda) y Neify Castellón Vega, directora del CPCC (derecha) entregan medalla 65 Aniversario del ICAIC a Teresa Franco, ex administradora del Cine Prado (centro).

Asimismo, recibieron la medalla 65 Aniversario del ICAIC otros trabajadores y artistas conectados por varias décadas al Centro Provincial de Cine de Cienfuegos: Leoncio Collazo, uno de los fundadores del ICAIC en la región; Ramón Pedraza, administrador del Cine Osvaldo Fuentes; Emilio Díaz Quintero, especialista del CPCC; José Luis Quintana, proyeccionista del Cine Luisa; Ramón López Martínez, diseñador gráfico del CPCC; Eusebio Tartabull Sarría, auxiliar de sala del Cine Luisa; y Yadier Cabrera Molinet, proyeccionista del Cine Martí. Entre los creadores: Dámaso González Barbieri, fotógrafo fundador del Cine Club Saúl Yelín; Bárbaro Cabezas, realizador de audiovisuales y constituyente del Cine Club Saúl Yelín; Rafael Martínez, realizador y fundador del Cine Club Saúl Yelín; Jorge Luís Marí, realizador del Telecentro Perlavisión; y Jorge Luis Urra Maqueira, realizador de audiovisuales y crítico de arte.

Triana Hernández (centro) y Castellón Vega (derecha) entregan medalla 65 Aniversario del ICAIC a Dámaso González Barbieri, fundador del Cine Club Saúl Yelín (izquierda).
Triana Hernández (centro) y Castellón Vega (derecha) entregan medalla 65 Aniversario del ICAIC a Dámaso González Barbieri, fundador del Cine Club Saúl Yelín (izquierda).

En un apartado, el equipo de realización del documental Maisinicú: medio siglo después, de Michael Lovaina, hizo entrega de un par de reconocimientos a dos trovadores que forman parte de la campaña audiovisual de la más reciente producción del ICAIC, que próximamente será estrenada en el Cine Prado de esta ciudad: Eduardo Sosa y el sureño Nelson Valdés.

Durante los momentos finales, Triana Hernández apuntaló la urgencia de enmendar los principales cines de la localidad, para lo cual es necesario poner en concierto todas las voluntades de los sureños. Hay que salvar el Cine Luisa con inventivas propias -ha manifestado-, hacer que las gobernaturas sureñas concienticen ese apremio; pues salvar el cine es salvar la cultura de los cienfuegueros.

La entrega de la medalla 65 Aniversario del ICAIC ocasionó entre los tributados y asistentes no pocas emociones, toda vez que el evento resultó un sentido reconocimiento a quienes entregaron los mejores años de su existencia a promover y consumar ese arte que el cineasta Fellini comparara con el buen vino, que dura un instante y te deja en los labios un sabor a gloria: “Es nuevo en cada sorbo y, como ocurre con las películas, nace y renace en cada saboreador”.

La entrega de la medalla 65 Aniversario del ICAIC ocasionó entre los tributados y asistentes no pocas satisfacciones.
La entrega de la medalla 65 Aniversario del ICAIC ocasionó entre los tributados y asistentes no pocas satisfacciones.

Visitas: 46

Jorge Luis Urra Maqueira

Crítico de arte. Miembro de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *