El portento de la ruda, pero ojo

Compartir en

Tiempo de lectura aprox: 2 minutos, 33 segundos

Por su definición etimológica de la palabra pudiera pensarse que la ruda está muy lejos de los beneficios que le brinda al hombre. Sin embargo, estamos en presencia de una planta que es todo un portento para la salud humana por sus tantas propiedades medicinales para disímiles dolencias del cuerpo.

En tanto, en muchas culturas el pequeño arbusto tiene además usos mágico-religiosos; se cree que protege contra los malos espíritus por lo que se emplea en sahumerios, ramos de “limpia”, baños, o simplemente se coloca una maceta de la especie a la entrada de la casa.

Remedio natural

La ruda es una planta de la familia Rutaceae que tiene propiedades medicinales y químicos que podrían tener efectos antiinflamatorios y antibacterianos. Además, una publicación de ScienceDirect indica que es utilizada para tratar el dolor, la dermatitis, el reumatismo y otras enfermedades inflamatorias.

Un artículo publicado en el sitio web La Nación, de Argentina, da cuenta de que para consumirla, las personas suelen preparar té e infusiones. Sin embargo, hay que tener en cuenta que numerosos estudios han reportado que puede tener altos niveles de toxicidad y todavía no se ha determinado con exactitud cuál es la dosis segura para su consumo.

“Contiene flavonoides que tienen propiedades antiinflamatorias. También presenta propiedades antimicrobianas, antiplasmodiales, eliminadoras de radicales libres y antioxidantes. Contiene alcaloides que pueden tener beneficios anticancerígenos. Asimismo, posee actividad antibacteriana y antifúngica que puede prevenir infecciones fúngicas y bacterianas”, explica un artículo de StyleCraze, revisado clínicamente por la dietista y nutricionista Eva De Angelic.

Además, informaron que la ruda también podría reducir el riesgo de enfermedades cutáneas adicionales. Se dice que esta hierba tiene propiedades eliminadoras de radicales libres, lo que sugiere que podría proteger a la piel del daño de los rayos ultravioletas. También se podría usar como antisangrado para curar heridas.

Los flavonoides son un tipo de moléculas que aportan el pigmento natural a los vegetales. Los Institutos Nacionales de la Salud indican que poseen una serie de beneficios medicinales, dentro de las que se incluyen propiedades anticancerígenas, antioxidantes, antiinflamatorias y antivirales.

En sintesis, tanto la farmacopea popular como estudios científicos apuntan a que la hierba en cuestión, es un buen remedio para calmar el dolor de estómago y la gastritis, trastornos por parásitos intestinales, malestares estomacales como diarrea y flatulencias; dolor de cabeza, de oído y de músculos.

Por otro lado, también los consejos de abuelos indican que sirve para padecimientos de la menstruación: regular el periodo menstrual y calmar los cólicos. En tanto, ayuda al sistema circulatorio, ya que tonifica las arterias y protege los capilares. Se utiliza para tratar las várices.

Y como si fuera poco, a la ruda se le reconoce un buen impacto  para reducir la ansiedad, los nervios y el estrés, al tiempo de servir para detener  el sangrado o hemorragia, como también para calmar dolores reumáticos, curar la sarna, la psoriasis, eczemas y conjuntivitis.

Como leen, muy útil, pero ojo: “En un estudio realizado en América del Sur, precisa el artículo de marras, esta planta fue la preparación herbaria más ingerida y utilizada para inducir el aborto, pero su uso también se asoció con efectos secundarios potencialmente mortales, como insuficiencia orgánica y muerte. No está aprobado ni recomendado el uso de ruda para inducir el aborto o el aborto espontáneo”, dice Poison Control, una entidad encargada de proporcionar ayuda en línea a personas que puedan tener un posible envenenamiento.

Además, WebMD añade que podría causar calambres, somnolencia y mareos. Por lo tanto, es preferible consultar con un especialista de la salud antes de consumirla. Visite un centro médico cercano en caso de presentar síntomas adversos.

Desde el punto de vista botánico la ruda es un arbusto que mide aproximadamente 90 centímetros de alto, con tallos redondos y follaje verde azuloso. Se caracteriza por sus propiedades medicinales, ya que sirve para tratar enfermedades digestivas, nerviosas, respiratorias, calma el dolor de cabeza y promueve la relajación, entre otros beneficios. Sin embargo, no se recomienda consumir durante el embarazo.

Esta planta es un herbáceo perenne que pertenece a la familia de las Rutáceas y se distingue por su fuerte olor. Su nombre científico es Ruta graveolens y se origina en países mediterráneos orientales y del Asia menor. Crece de manera silvestre, pero se puede sembrar en casa, ya sea en el jardín, en una maceta o en una huerta.

Se identifica porque sus flores son verde-amarillentas con forma de “pantufla”, se agrupan en ramilletes terminales, salvo la flor central que tiene cinco pétalos, mientras que el resto tiene solo cuatro.

Visitas: 50

Armando Sáez Chávez

Periodista de la Editora 5 de Septiembre, Cienfuegos, Licenciado en Español y Literatura y Máster en Ciencias de la Educación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *