Cole Porter más allá de una época

Compartir en

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 41 segundos

Al decir Cole Porter, tal vez muchos ignoren a quien me refiero. Sucedería lo contrario si evocase títulos musicales como Night and Day, cuya versión en la voz de Ella Fitzgerald es insuperable; Begin the beguine —muy conocida a través del pianista Richard Clayderman sin descontar las versiones de grandes bandas— y I’ve got you under my skin, que en la década de los sesenta popularizaron el grupo The Four Seasons, Frank Sinatra y Tony Bennett.

Entonces cabe añadir que el autor de todas ellas fue Cole Porter, el compositor y músico estadounidense que mencioné al comenzar. ¿Algún calificativo para él? Que es una leyenda musical.

Nació en Indiana el 9 de junio de 1891. De precocidad sin discusión, sabía tocar piano y violín desde la edad de once años. Ya a los once había compuesto su primera obra, que tituló El vals de Bobolink.

Con su música proyectó una imagen de su país de origen. Teatros, radio y la comedia musical en el cine se hicieron ecos de ella. Así recorrieron el mundo, con esa capacidad inaudita que tuvo para llevarlas a la popularidad.

Se graduó de Derecho, pero un día viajó a la capital francesa decidido a estudiar música. De regreso a su país, en 1928 compuso la comedia musical que tituló “París”. Fueron la opereta y la comedia musical los ámbitos por los cuales sobresalía sin discusión.

Los títulos de sus operetas brillaron por décadas en los teatros de Broadway. Aquellos éxitos teatrales resultaron fáciles de ser adaptados a los códigos cinematográficos, medio que los llevó prácticamente a todos los rincones del planeta.

De sus operetas y comedias musicales se desgajaron títulos que triunfaron como piezas independientes. Ese fue el caso de The Gay Divorcee en 1932 con Night and Day y el de Jubilee con Begin the Beguine. Todo su quehacer se caracterizó por la calidad melódica,

También compuso piezas que no formaron parte de sus obras para teatro o cine, aunque el Séptimo Arte las incorporó como sellos. ¿Quién no ha escuchado I love Paris? Ni qué decir de I get a kick out of you que en 1966 _dos años después de la muerte del compositor_  relanzó Marlene Dietrich modificando partes de su letra. Obra que Porter compuso como parte de la comedia musical Anything Goes.

Las más conocidas orquestas de jazz de las décadas de los 30 y 40 hacían de las creaciones de Porter piezas codiciadas por sus auditorios. Muchas les imprimieron su propio sello y gracias a su gran “pegada” en el gusto del público.

Con razón a Cole Porter se le calificó como “el clásico de la música ligera”. Su nombre se destaca junto a los hermanos Ira y George Gershwin,  Irving Berlin y Richard Rodgers quienes integraron “El gran cancionero norteamericano” del siglo veinte.

Cole Porter, quien había nacido el 9 de junio de 1891 dejó de existir el 15 de octubre de 1964. Al escuchar títulos suyos como  Night and Day, Begin the beguine o I’ve got you under my skin, podremos entenderse  lo valedero de su música.

Visitas: 38

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *