¡A mami, lo mejor siempre!

Compartir en

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 1 segundos

Mi mamá es lo más grande, la mujer de mi vida. Eso lo sabe ella pero yo se lo recuerdo siempre. No tenemos secretos, nos apoyamos y contamos la una con la otra a cada paso. Es mi mejor amiga, como debería ser entre cada madre e hija del mundo y eso me enorgullece.

A mami siempre la quiero cerca. Tengo “mamitis”, como dicen por ahí, pero ella no se queda detrás. Es más, a veces parezco yo la mamá y ella la niña. Sí, porque yo sigo siendo su niña, la única, además.

Siempre las amigas y compañeras de escuela admiraron nuestra complicidad y su “moderna” forma de pensar. Imaginen, parecemos hermanas y hasta nos vamos juntas de fiesta. Ella linda y yo que me le parezco hasta en la voz. Eso piensan todos y yo más orgullosa, imposible.

Aún estando lejos físicamente, ella está conmigo en cada minuto de mi día al igual que sus enseñanzas, su amor incondicional, su apoyo y regaños necesarios. Y así será hasta mi último aliento.

Ojalá todos los hijos que me lean ahora sientan igual por sus madres. Ojalá y cada madre sienta igual por sus hijos. Y no me refiero solo a la mujer que trae al mundo a una persona, madre también es la hermana, la abuela, la tía, la madrina o la madrastra que cría. Madre es la mujer que no pudo tener hijos propios pero quiere a los niños de la familia, a veces a los del vecino, como si fueran propios.

A ti, mamá que lees, muchas felicidades. A ti, hijo o hija que lees, demuéstrale amor a esas que consideras tus madres, a la esposa dedicada, a las mujeres que se desvelan por la familia.

Cada Día de las Madres es un pretexto para engrandecerlas, pero deben saberlo: a mami, lo mejor siempre.

Visitas: 36

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *