Biofábrica de Cienfuegos proyecta nuevos renglones de vitroplantas

Especialistas de la biofábrica pertenciente a la Unidad Empresarial de Base (UEB) Semillas Cienfuegos, proyectan la introducción a corto y mediano plazo, de clones de vitroplantas de aloe vera, piña y agave, además de mantener la líneas tradicionales de plátano, yuca, boniato, ñame y malanga.

Al decir de Oxiel Moreno Rumbaut, director de esa UEB, la incursión en la aloe vera o sábila, como más se le conoce, responde al interés de sembrar áreas compactas de esa planta, dada la gran demanda en la industria de la cosmética, como también el extendido uso en medicina natural y tradicional.

En el caso particular del agave (materia prima para la fabricación del famoso tequila), el directivo adelantó los avances de negocios con compañías mexicanas, interrumpidos momentáneamente a consecuencia de la pandemia por el coronavirus.

“Nosotros contamos con la tecnología y un personal altamente calificado, aclaró, y estamos en condiones de poner en el mercado, en corto tiempo, no menos de 250 mil vitroplantas de agabe anualmente, con un alto potencial genético y libre de plagas y enfermedades. El beneficio sería mutuo, pues esta vía constituye para nosotros una nueva fuente de exportación y, en correspondencia, la inyección de divisas para la Empresa Productora y Comercializadora de Semillas y al país en general”.

La biofábrica cienfueguera garantiza vitroplantas sanas, de alto contenido genético, uniformes y de multiplicación ascendente. / Foto: ACN
La biofábrica cienfueguera garantiza vitroplantas sanas, de alto contenido genético, uniformes y de multiplicación ascendente. / Foto: ACN

No es esta la primera vez que van a producir vitroplantas de piña, solo que antes lo hicieron para empresas agropecuarias de Ciego de Ávila, y ahora el propósito es abastecer a los productores del patio. “Este cultivo, explicó Moreno Rumbaut, es relativamente fácil de multiplicar, no así el enraizamiento en el proceso de adaptación. Por lo pronto, el material de partida llegará de la Universidad avileña”.

La biofábrica de Cienfuegos, creada en 1986, fue la segunda de su tipo en el país, con capacidad para entregar un millón de unidades por año. En aquel entonces, a instancias del Comandante en Jefe Fidel Castro, su objeto social era exclusivamente la producción de vitroplantas de malanga, universo que posteriormente se amplió, fundamentalmente al plátano, tanto vianda como fruta, boniato y otros renglones de cultivos varios.

Semilla de alta calidad

“Existen dos formas fundamentales en el desarrollo de los clones: organogénesis y biogénesis. Los materiales de partida, élites y con características de fenotipos exclusivos, para ambos procesos los obtenemos, indistintamente de los institutos de Biotecnología de las Plantas y el Nacional de Investigaciones de Viandas Tropicales (Inivit), de Santo Domingo”, explicó Moreno Rumbaut.

Agregó el directivo que esta es una tecnología compleja y costosa, cuyos recursos básicos son de importación y a altos precios en el mercado internacional. No obstante, el Ministerio de la Agricultura sostiene el funcionamiento de estas instalaciones por su impacto en obtener vitroplantas sanas, de alto contenido genético, uniformes y de multiplicación ascendente.

Luego, cuando está más fuerte que nunca la voluntad política y estatal de incrementar —en reas y rendimientos agrícolasde manera creciente y sostenible—  la producción de alimentos, son vitales los resultados de la aplicación de la ciencia y la técnica en el fomento de semillas de alta calidad, a fin de proveer de la simiente a las fincas municipales y los principales polos productivos del territorio.

Armando Sáez Chávez

Armando Sáez Chávez

Periodista de la Editora 5 de Septiembre, Cienfuegos, Licenciado en Español y Literatura y Máster en Ciencias de la Educación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir