Reconocen en Cienfuegos labor de donantes a programas de Salud

0
863
Los programas Materno-infantil y de Lucha contra el Cáncer reciben el aporte desinteresado de trabajadores de Cienfuegos. /Foto: Juan Carlos Dorado
Los programas Materno-infantil y de Lucha contra el Cáncer reciben el aporte desinteresado de trabajadores de Cienfuegos. /Foto: Juan Carlos Dorado

Quizás nunca sabrán a ciencia cierta a quienes, ni cómo, ni cuándo, mas eso no impide la ayuda. Afiliados a los diferentes sindicatos en Cienfuegos hacen gala de generosidad cada vez que de sus ingresos destinan una parte a contribuir al desarrollo de los programas de Salud Materno-infantil y de Lucha contra el Cáncer, conscientes de cómo con ese proceder contribuyen al bienestar de sus semejantes.

Tal muestra de desinterés y compromiso social resultó reconocida durante un encuentro en el Hospital Provincial Gustavo Aldereguía Lima en el contexto de las celebraciones por el Primero de Mayo. La cita permitió a trabajadores destacados por su aporte, dirigentes sindicales y profesionales de la Salud debatir acerca del alcance de dicho gesto, el cual hace posible obtener los “extras” necesarios para la adquisición de medicamentos o equipos indispensables en el tratamiento del cáncer y la atención materno-infantil, tal como comentó el Dr. Roberto Travieso Peña, vicedirector de Urgencias Médicas en ese centro.

Estos afiliados pudieron conocer de los esfuerzos del personal médico por fortalecer ambos programas, los logros de Cienfuegos al exhibir una de las tasas de mortalidad infantil de las más bajas de Cuba: 2,8 por cada mil nacidos vivos, la elevada sobrevivencia de los neonatos, la modernización de la sala de Hematología, la consolidación del servicio de Oncología, entre otros éxitos de la Salud en el territorio.

Según informó la Dra. Maritza Rodríguez Gavín, directora de la institución, el proyecto de Mínima Intervención al Neonato es uno en los que se materializa la contribución económica de esos trabajadores.

Para Yeranis Zurita García, tal aportación habla de la sensibilidad del ser humano. /Foto: Juan Carlos Dorado
Para Yeranis Zurita García, tal aportación habla de la sensibilidad del ser humano. /Foto: Juan Carlos Dorado

Al decir de Yeranis Zurita García, perteneciente a la Empresa Termoeléctrica Cienfuegos, tal aportación habla de la sensibilidad del ser humano. “Solo pensar que al nacer un hijo pueda presentarse un problema, o ante la enfermedad de un familiar uno no tenga acceso a algún tipo de medicamentos por estar restringido debido al bloqueo económico que mantiene Estados Unidos, nos anima a contribuir en algo en pos de hacer realidad ese servicio y mejorar la calidad de vida de la población. Eso es digno de reconocer y toca cada corazón”, dijo.

En su opinión, el movimiento será más sostenido y masivo en la medida en la que se ofrezca mayor información acerca de cuanto se hace con dicho aporte. “Así lograríamos sumar a otros a esta lucha, que es de todos”, acentuó.

Manuel Puentes Andreus, trabajador tabacalero, considera esa iniciativa una expresión de altruismo, pues no dan lo que les sobra sino parte de lo que tienen en el afán de contribuir al bienestar de las personas. “A veces no nos imaginamos cuán importante es aportar de manera que otros tengan mejor calidad de vida e incluso sobrevivan al cáncer”, expresó y coincidió con la idea de sensibilizar a otros cienfuegueros con la finalidad de unirlos a esta tarea.

Para el bancario Juan Miguel Machado Pérez, los traumas vividos por su familia debido a las enfermedades oncológicas padecidas por algunos miembros lo llevaron a participar en este movimiento desde la década del ’90. “Lo hago de manera voluntaria y creo muchas otras personas deberían hacer lo mismo, pues todos necesitamos los servicios de Salud”, manifestó.

El gesto altruista de varios trabajadores en virtud de paliar los gastos de Cuba en la atención materno-infantil y la lucha contra el cáncer hizo nacer la idea de este aporte en 1993. Al inicio, se acogieron a la iniciativa los empleados del Turismo, pero con el paso de los años se unieron integrantes de aquellos sectores cuya remuneración incluye una estimulación en pesos convertibles (CUC).

Los ingresos por este concepto coadyuvan a la importación de sueros citostáticos, isótopos radioactivos, instrumentos y equipos médicos y de climatización para las salas de Oncología, Radiología, Neonatología, ventiladores neonatales e incubadoras, entre otros suministros.

Según informó Idelis Acea Figueredo, miembro del secretariado provincial de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC), más de 12 mil afiliados en el territorio están comprometidos con esta práctica, la cual logró tributar en 2016 cerca de 8 mil CUC.

Dejar respuesta