¿Por qué la falsa solidaridad?
vie. Dic 6th, 2019

¿Por qué la falsa solidaridad?

La falsa solidaridad lleva a algunos a respaldar actitudes reprobables como la adulteración de los precios a los productos del agro./Foto: Internet

La falsa solidaridad lleva a algunos a respaldar actitudes reprobables como la adulteración de los precios a los productos del agro./Foto: Internet

De un tiempo a esta parte, he notado un fenómeno que llama mi atención por lo nocivo que puede llegar a ser. Me refiero a la falsa solidaridad, la cual ha censurado el colega Julio Martínez en varias de sus columnas Gritos y Susurros.

Constituye una manera de respaldar actitudes reprobables, como es el caso de la adulteración de los precios, lo cual conlleva al abuso entre conciudadanos.

En ocasión de hacer un reportaje sobre los mototaxis amarillos, una clienta pedía encarecidamente que se analizara la situación de las rentas, como si los que decidieron asumir el contrato no tuvieran claridad de cómo sería el trabajo.

En otra oportunidad, un ciudadano salió en defensa de los cocheros que pretendían cobrarle a otro cienfueguero entre 25 y 30 pesos por un recorrido entre el Ranchón de la Avenida 28 hasta el Reparto Junco Sur.

Más recientemente el colega Omar George describía la molestia de algunas personas ante la demora de una cola para adquirir productos del agro, cuando unos inspectores ponían al descubierto la violación de precios del vendedor.

Vale entonces preguntarse ¿qué defienden quienes asumen tales actitudes? ¿En verdad creen que nunca serán víctimas del esquilme y el abuso?

La solidaridad, la verdadera, nos lleva a ayudar a los demás, a socorrer a quien lo requiere, como dicen los abuelos “a dejar de ser de nosotros para ser de los demás”. Cuba ha dado infinitos ejemplos de actuar solidario y desinteresado. Nuestros profesionales han sido capaces de ir al más recóndito lugar del mundo para dejar una huella de bienestar, no para maltratar ni engañar. Fronteras adentro, hemos sido capaces de irnos a otras provincias ante ciclones, tornados o cualquier otra situación.

¿Por qué aplaudir a quien pretende apabullarnos? ¿Por qué quedarnos callados?

Hoy cuando el país ha adoptado múltiples medidas para proteger el salario, incrementado en una buena parte de los trabajadores, nos toca jugar un papel más activo. No podemos dejarlo solo a las autoridades, a quienes corresponde establecer los mecanismos; de hecho en Cienfuegos existen teléfonos, correos electrónicos, puestos de mando a los que podemos acudir ante cualquier anomalía. Utilicémoslos y con ello no estamos dañando a nadie, como algunos consideran. Al hacerlo estamos defendiéndonos todos para tener la vida mucho más llevadera.

Si según algunas definiciones “(…) la solidaridad es compartir con otros tanto lo material como lo sentimental, es ofrecer ayuda a los demás y una colaboración mutua entre las personas. Cuando dos o más personas se unen y colaboran mutuamente para conseguir un fin común, se habla de solidaridad”, ¿por qué no desterramos esa práctica nociva de querer respaldar lo que no lleva respaldo sino rechazo.

La falsa solidaridad no ayuda; todo lo contrario, echa más leña al fuego del desorden y el abuso.

Noticias relacionadas
Share

9 comentarios en “¿Por qué la falsa solidaridad?

  1. Sobre los precios topados, no sé como lo están controlando ni a q número llamar para formular la queja. Hoy 25 de agosto compré malta bucanero a 25 pesos en la cafetería de la avenida 5 de septiembre q está cerca del 18 plantas, al preguntar x el precio una dependienta a la otra me respondieron q era a 25 cuando está topada a 20 si pudiera alguien ayudarme del cuerpo de inspectores
    Gracias

  2. Muy bueno este reportaje d la periodista
    Pero me gustaria q el periodico 5de Septiembre publicara en una d sus paginas los telefonos y correos donde el pueblo pueda denunciar este tipo d delitos los q ya son incotables en cualquier municipio d nuestra provincia
    Saludos

  3. Sobre la falsa solidaridad, es sólo para los TCP o incluye a entidades estatales también?. Me baso en mi experiencia de ayer 18/8 en la dulceria La Ceiba (recientemente abierta) donde aumentaron el precio de los panque tan solicitados por la población de 10 a 12 pesos, sin cambios visibles y si existió sin necesidad pues nadie del pueblo lo pidió. No tendrá que ver con el aumento de salario?, cuan solidarios son los de la Empresa de Pan y Dulces, con los viejitos que allí compran?.

  4. Si debemos repudiar toda falsa solidaridad, entiendo que es mi deber preguntar, por qué una entidad estatal en específico la dulcería La Ceiba (recientemente reabierta) aumentó el precio de los panqué de 10 a 12 pesos de la noche al día?, coincidiendo con el aumento de salarios, un producto muy solicitado por la población y sin cambios aparentes en su confección, pero si hubo cambios, a quién se les ocurrió?, quién los solicitó?, esto fue en la mañana de ayer 18/8, o sólo es para los TCP.

    1. Buenos días:
      Me uno a tu comentario porque frecuento esta dulcería y me causa indignación que una obra del bicentenario haya decaido tan rápido. Al principio tenían jabas y naylon para llevar los productos, esto duró muy poco tiempo, actualmente las dependientas te cobran y te sirven al mismo tiempo (como en casi todos los lugares), la calidad en los pocos productos terminados cada vez peor y los panques siempre hubo de $10 y $12 pero coincido contigo que ya no es notable la diferencia. Salu2

  5. Asi es, ojala sigan alzando la voz los periodistas locales, hay muchas personas que no tienen acceso a esta via tan necesaria pero hace falta UNION para acabar con lo mal hecho, y es el momento YAAA de cambiar todo lo que debio ser cambiado y se permitio por años, el sabado fui a la Feria de Cuba y Medio despues de leer por esta via lo publicado y la verdad vi control , y los vendedores escondian la mercancia, pero aun habia adulteraciones de precio en los ajos grandes y en el cilantro

  6. EN cierto momentos tenga dudas quien puede explicar si yo compro mango a x pesos la libra que valor le puedo aumentar para venderlo en la carretilla como ejemplo en el plan mango o placitas los venden a X pesos yo no puedo adquirirlo para revenderlos sin precio exagerado pero un poco mas o hay que buscarlos a precios mas bajos que los que vende el estado para yo subir a ese precio topado Quien me puede explicar

  7. Hace poco alguien comparó esa falsa solidaridad con el síndrome de Estocolmo, y creo que tiene razón; tanto como esta periodista, buen comentario!!! Por cierto, en Cuatro Caminos, en un kiosko detrás de la tienda de productos industriales venden aguacates dos por 25 pesos, violando el tope de precios y en las narices del sector de la PNR

Responder a Dayana Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Share