Martí: siempre imprescindible

Compartir en

Tiempo de lectura aprox: 50 segundos

Todo el año, y en todos los escenarios, Cuba evoca a José Martí, principalmente en la jornada que celebra su natalicio. Así, acontece el desfile martiano, protagonizado por los que saben querer.

Desde las calles de La Habana hasta los remotos rincones de la Isla, el tradicional evento conmemora el legado imperecedero de un hombre cuya influencia trasciende el tiempo y el espacio.

En el Aniversario 171 del más universal de todos los cubanos, todavía tenemos que aprender a conocerlo, estudiarlo y poner en práctica sus ideas; de ahí que los niños, esos a los que consideraba la esperanza del mundo, inundaran las calles de la Perla del Sur este sábado desde muy temprano en digno homenaje al Héroe Nacional.

Niños de diversas instituciones educacionales de Cienfuegos acudieron, como cada año, al desfile que celebra el nacimiento de José Martí, Héroe Nacional de Cuba./Foto: Juan Carlos Dorado

Y es que el desfile martiano es mucho más que una procesión; es un testimonio vivo del profundo impacto de Martí en la identidad nacional. Las escuelas lucen sus estandartes y retratos y hacen gala de manifestaciones culturales, con disfraces alegóricos a los personajes infantiles que creó.

Gratitud es una palabra que resume el sentimiento, no solo de niños, también de hombres y mujeres de todos los sectores que acompañan el recorrido. El desfile pretende, sin dudas, corroborar que la lucha por la libertad y la dignidad humana resultan legados que deben ser custodiados con celo.

Visitas: 44

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *