Materno Infantil en Cienfuegos: gestación que no termina

0
1293
La apertura del Materno Infantil acontecerá una vez concluida la fase de construcción y montaje, así como el alistamiento de los equipos./ Foto: Roberto Alfonso

Como casi todo lo que se construye ahora en Cienfuegos, el nuevo Materno Infantil tiene fecha tope en 2019 por el Bicentenario de la ciudad. Quizás para algunos parezca una obra dormida en el tiempo, pero dentro persisten las esperanzas de materializarla.

“Hoy, de acuerdo con el plan general, la ejecución se halla al 22 por ciento y debería estar cercana al 50, reconoce Julio Fernández Acea, jefe del Grupo de Inversiones del Hospital Provincial Dr. Gustavo Aldereguía Lima (GAL). Trabajamos en la etapa de estructura y cimentación, faltan otras fases; aunque si analizamos la necesidad del pueblo, estamos insatisfechos”.

La inserción en el GAL del servicio materno infantil desde hace casi dos décadas, supone una carga pesada. “Tenemos salas de Medicina Interna puerta con puerta a la de recuperación materna, donde hay mujeres con cesáreas. La misma corriente de aire de esas locaciones entra a la de puerperio inmediato; es un riesgo grande de infección. Al haber  pocas salas,  existe hacinamiento, unos pacientes encima de otros”, comenta Midiala Pérez Rivas,  enfermera de la 6B Obstetricia.

A diferencia de otras, esta inversión no consta como nominalizada por el Ministerio de Economía y Planificación (MEP). Depende del nivel de prioridad que le otorga el territorio.

¿UN EMBARAZO DILATADO?

Luego de que en 2013 el Consejo de Administración Provincial (CAP) acordara un cambio de uso para la edificación —inicialmente concebida como hospedaje para pacientes extranjeros y sus familiares—, dos años más tarde comenzaron las primeras labores constructivas.

“Hubo que rediseñar el proyecto. En cuestiones estructurales, se le incorporó el área de Neonatología y el empalme del Materno Infantil con el GAL, además de crecer con otras locaciones. El servicio contempla alrededor de 150 camas”, afirma Julio Fernández.

No obstante, solo en 2015 logró ejecutarse el 47 por ciento del financiamiento asignado (149 mil pesos de 317 mil), mientras el año pasado fue mayor, al emplear un 84 por ciento del presupuesto.

“Los montos se relacionan con una etapa de la inversión, según el alcance de la  licencia otorgada. (…) Hay más cosas por hacer: albañilería, terminaciones, electricidad, pero aquí trabajamos bajo el sistema de diseño-construcción, o sea, diseñas y construyes”, explica Fernández Acea.

“Aquí el ritmo no es favorable por la deficiencia de grúas en el territorio. Existe una sola y cuando tienen un chance nos la prestan para poder montar acá, sostiene Hermes Heredia, ejecutor de la Empresa Constructora de Obras Industriales (ECOI No. 6). Ha faltado también el acero de pulgada G40 que permitirá continuar con el segundo nivel”.

El atraso igual responde a la carencia, en su momento, de cargadores para el movimiento de tierra, inestable fuerza de trabajo y entrada de suministros sin ajustes a las especificaciones de calidad. Actualmente, obreros de la ECOI No. 6, junto a trece reclusos, llevan a cabo la inversión.

“Lo más complejo es el empalme del Materno con el Hospital, que lo dificulta las tuberías hidrosanitarias soterradas, apunta Hermes Heredia. Ya nosotros llegamos hasta un límite, y esperamos el traslado de esas redes para seguir con las excavaciones. Ahora trabajamos en diferentes actividades de albañilería: levantando muros, salpicando, resanando… Y en la parte de la unión, en el montaje de columnas, vigas, losas”.

Pese a dilaciones e inconvenientes con los materiales, su apertura en el tiempo acordado pende del interés de todos los involucrados en esa obra.

BIENVENIDOS

La situación epidemiológica de Cuba ha cambiado con respecto a otras décadas. Lo que ahora se ve, antes solo eran cuentos de camino, cosas de los abuelos. ¿Es oportuno que conviva el servicio hospitalario general con el materno infantil en una misma edificación?

“Realmente, resulta una necesidad que el bloque materno se traslade, porque nuestro Hospital no solo asume la atención secundaria, sino los eventos epidémicos que afrontamos hoy. El objetivo consiste en descongestionar el cuarto piso y ponerlo en función de otros servicios (…) Las condiciones estructurales no son las ideales, aun cuando se reparan constantemente las salas”, enfatiza el Dr. Luis Alberto Rodríguez Durarte, vicedirector del Materno Infantil.

A la nueva obra irían las prestaciones de preparto, parto, salas de hospitalización, excepto el servicio de Ginecología y el de terminación voluntaria del embarazo. Además, está prevista la habilitación de locaciones para la espera de los familiares, algo todavía pendiente.

“Yo quisiera cubículos más pequeños para la privacidad de los pacientes, porque cuando los médicos realizan el chequeo, nos suben la ropa. (…) Aquí no hay buenas condiciones, nos afectan los baños”, opina Arasay Toledo Toledo, quien lleva hospitalizada tres semanas.

Para la enfermera Midiala Pérez Rivas, el tema va un poco más allá y llega al plano afectivo. “¿Qué papá no desea estar al lado de su esposa durante y después del parto? Antiguamente había un aula para la espera de los familiares, ya ni eso. Vienen los custodios y sacan a los papás; eso crea conflictos en la institución. No pueden estar ni en el cuarto piso.

“Igual la alimentación debe ser diferenciada para una recién parida y es la misma que para el resto de los pacientes que se encuentran en Geriatría, Ortopedia… Para mí los afectados son los pacientes y acompañantes”, agrega.

En Cienfuegos se registran cerca de 4 mil 250 partos al año, lo cual genera un tráfico importante de personas hacia el GAL. El traslado del Materno Infantil multiplicará la dimensión espacial del complejo hospitalario, contribuyendo a la prestación integral de un servicio básico que saldrá del radio central del inmueble tras su inauguración.

De momento, la obra no duerme, solo camina un tanto lenta…

Dejar respuesta