La economía también es política e ideología

Aprueba II Pleno del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, Sistema de aseguramiento político a los actores económicos

El II Pleno del Comité Central del Partido Comunista de Cuba (PCC) aprobó, en la mañana de este domingo, un Sistema de aseguramiento político a los actores económicos, en sesión encabezada por el Primer Secretario de la organización y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez.

Joel Queipo Ruiz, miembro del Secretariado del Comité Central y jefe del Departamento Económico, explicó que el programa «se concreta a través de un sistema de acciones encaminadas a orientar, acompañar, evaluar y promover un desempeño eficiente y efectivo de la economía para el beneficio social».

El objetivo general del sistema es continuar desarrollando la identidad social socialista de los trabajadores y socios, mediante la dirección articulada de los actores de nuestro sistema político —liderados por el PCC— en la diversidad de espacios y niveles, logrando su motivación, organización, capacitación y participación protagónica como sujetos de transformación social.

La proyección del sistema se desarrolló —dijo el dirigente partidista— «ante la necesidad de dinamizar el proceso de actualización del Modelo de Desarrollo Socialista Cubano en un contexto en el que se ha arreciado el bloqueo económico, comercial y financiero del gobierno de EE. UU. hacia Cuba, agravado por la pandemia de la COVID-19».

Según se define en el informe presentado, un actor económico «es la persona jurídica o natural del sector estatal o no estatal dedicada a la producción, distribución y comercialización de bienes y prestación de servicios».

Las mismas participan en las relaciones económicas de los territorios, como los municipios, en función de crear «la riqueza material y espiritual para satisfacer necesidades de la sociedad en su conjunto, convocados todos a impulsar, cada uno desde su ámbito, el desarrollo de la nación».

Hasta la primera mitad de octubre, los actores del entramado económico nacional sumaban 1 807 empresas estatales; 4 853 cooperativas de producción agropecuarias (CPA), cooperativas de créditos y servicios (CCS) y unidades básicas de producción cooperativa (UBPC); 423 cooperativas no agropecuarias (CNA —esta semana sumaban unas 430—); 104 micros, medianas y pequeñas empresas (Mipymes —por estas fechas ya son más de 230); 601 383 trabajadores por cuenta propia (TCP); y un centenar de empresas mixtas.

Para la dinamización de los actores económicos cubanos y el aseguramiento político, la sociedad y el Partido cuentan con varias herramientas, como la Conceptualización del Modelo Económico y Social Cubano de Desarrollo Socialista, el Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social hasta el 2030, los Lineamiento de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución para el periodo 2021-2026, y la Estrategia Económico y Social, argumentó Queipo Ruiz.

El informe presentado por el Jefe del Departamento Económico del Comité Central del PCC pauta que la necesidad del aseguramiento político a todos los actores está dada «por las exigencias de las transformaciones del modelo de desarrollo socialista, que implica un tipo de crecimiento con la consiguiente transformación estructural; la consolidación de valores, prácticas y concepciones que orientan y fundamentan ideológicamente la gestión; y la legitimación del proyecto político que la enmarca, a través del ejercicio de la participación protagónica de los trabajadores y el pueblo organizado.

«De esta transformación, perfeccionamiento y salto cualitativo, con la empresa estatal socialista al frente como actor principal, dependerá el logro de la sociedad próspera y sostenible que aspiramos», define el documento.

Señala también que el Sistema de aseguramiento político del PCC a los actores económicos «es una herramienta vital para —a través de un sistema de trabajo que agrupe a todos los actores del sistema político cubano, con un fin social y en el marco de un proyecto político dirigido a la construcción del socialismo— materializar la obra con todos y para el bien de todos que aspiramos».

Sin Economía no hay socialismo

Fotos: Estudios Revolución

En el debate previo a la aprobación de la propuesta —que fue conducido por Roberto Morales Ojeda, miembro del Buró Político y Secretario de Organización y Política de Cuadros— intervino una decena de miembros del Comité Central del PCC.

Homero Acosta Álvarez, secretario de la Asamblea Nacional del Poder Popular y del Consejo de Estado, definió como un documento transcendental el Sistema de aseguramiento político a los actores económicos.

Estas acciones —significó— contribuirán a una mejor comprensión del modelo económico diseñado desde el 6to. al 8vo. Congreso del PCC, del cual aún no hay total comprensión. Es una tarea del Partido que se comprenda este modelo, que es el que está en la Constitución de la República, afirmó.

Acosta Álvarez validó los objetivos y tareas planteadas en esta estrategia, ante la mixtura de actores económicos y formas de propiedad que se han promovido en el país, y donde la empresa estatal socialista es el actor fundamental, la que tiene que generar las mayores riquezas.

No obstante —apuntó— tenemos que desterrar los prejuicios que aún subsisten sobre el sector no estatal, que es complementario de forma general en la economía, pero en algunos ámbitos es el fundamental, no solo por generar empleos, sino también por su capacidad de generar bienes y prestar determinados servicios con mucha mayor calidad.

Homero Acosta subrayó el propósito de nuestro sistema socialista de generar la mayor prosperidad y bienestar para el pueblo; sin embargo —acotó—, prosperidad y bienestar no se construyen de una sola vez y para todos en un solo momento, se construyen día a día.

Cuba —agregó— tiene que buscar igualdad, pero no la igualdad de la pobreza, sino la igualdad del bienestar, y la vulnerabilidad de las personas se desterrará mientras más capacidad y riqueza generen todos los actores económicos del país, estatales y no estatales.

«Sin economía —precisó— no hay socialismo, si no se genera riqueza, tampoco habrá bienestar, y eso es lo que buscamos».

El vice primer ministro y titular de Economía y Planificación, Alejandro Gil Fernández, señaló que la nación está entrando en una etapa que nos impone un desafío y un reto, no solo en lo económico, sino también en lo ideológico.

Denunció la manipulación que los enemigos de la Revolución están haciendo del trabajo no estatal, privado, al intentar contraponerlo a la empresa estatal socialista. Ellos intentan dividir, crear una especie de fractura entre uno y otro sector, presentando al privado como emergente, dinámico, y al estatal como atrasado, anquilosado —recordó.

Intentan fracturar la unidad, y esto es un desafío ideológico cuando de lo que se trata es de trabajar por la inclusión de todos los actores económicos, que es lo que está aprobado en el modelo económico y forma parte de la Constitución de la República, expuso.

Tras abordar otros desafíos y amenazas en el ámbito ideológico, vinculados a la economía y a los proyectos de vida de las personas, sobre todo de los jóvenes, el ministro de Economía y Planificación expuso que la empresa estatal socialista no solo tiene el liderazgo económico porque gestione los medios fundamentales de producción; lo debe ser —expuso— porque gestiona eficientemente esos recursos, de lo contrario, ese liderazgo no se ejerce.

El enfrentamiento ideológico en este ámbito —abundó— tenemos que ganarlo también; el sistema empresarial estatal tiene que gestionar los medios de producción principales de forma eficiente, tiene esa obligación, tiene esa responsabilidad social, y también la tiene el sector no estatal, que recibe todos los beneficios sociales que la Revolución brinda a todos.

Isdalis Rodríguez Rodríguez, miembro del Secretariado Nacional de la Central de Trabajadores de Cuba, informó sobre las acciones para transformar la labor de las organizaciones sindicales para incrementar el papel y protagonismo de las trabajadoras y los trabajadores en el sector empresarial y la búsqueda de mayor eficiencia.

Miriam Nicado García, Rectora de la Universidad de La Habana, apuntó que estos centros deberán ir atemperando sus planes de estudios a las actuales dinámicas económicas, tanto para quienes estudian esas ciencias como para el resto del alumnado, a fin de que cuando egresen de las universidades y escuelas tengan una mejor formación económica, contextualizada a los momentos actuales.

El punto en la agenda del II Pleno del Comité Central del PCC estuvo encabezado, además, por Esteban Lazo Hernández, presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular; Manuel Marrero Cruz, primer ministro; y Salvador Valdés Mesa, vicepresidente de la República, entre otros miembros del Buró Político.

Tomado de Juventud Rebelde.

Artículos relacionados

5 de Septiembre

El periódico de Cienfuegos. Fundado en 1980 y en la red desde Junio de 1998.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir