¡Dale agua a ese arroz! | 5 de Septiembre.
lun. Oct 21st, 2019

¡Dale agua a ese arroz!

Ilustración: Villafaña

Aún sin conocer con exactitud por dónde se rompió la cadena del arroz, las entidades implicadas en el conflicto admitieron su grado de culpabilidad y comenzaron la sustitución paulatina del producto.

Según Osvaldo Surí González, vicepresidente del Consejo de la Administración del Poder Popular, “desde este miércoles ejecutamos acciones en las 126 bodegas del territorio para determinar el arroz en estado crítico y proceder a su cambio. Incluso, hemos indicado se le reemplace a quienes todavía no lo hayan consumido”.

En visita a varias unidades, un equipo de prensa de este semanario constató la implementación de tal estrategia. Algunos administradores aseguraron que conocían la noticia y habían separado la totalidad del arroz, aunque la orientación es devolver solo el considerado no apto para el consumo humano.

“Hay capacidad suficiente para reponerlo. (…) No es obligación nuestra hacerlo, sino una voluntad política. Ya le dije a Edith Víctor —director de la Empresa Mayorista de Alimentos (Empa)—, que de suceder cualquier problema, estoy en disposición de cambiarlo, volver a molinarlo. Si es mío, lo remolino; pero si no, igual lo remolino también”, expresó Orlando Díaz Valdés, director de la Empresa Agroindustrial de Aguada.

El propio funcionario comentó que, durante el año, su entidad dejó de contratar unos 3 mil quintales por inconformidades con la calidad del grano, procedente, fundamentalmente, de productores de Lajas, Palmira y Cruces. ¿Acaso este desecho burló el proceso contractual entre instituciones estatales?

“A raíz de lo publicado en el periódico, me reuní con mi gente, revisé la parte de calidad, de producción, y orienté paralizar el molino. Hoy (miércoles) hace seis días que no molino arroz: saqué los pulidores, se están trayendo todas las piedras nuevas, reparando los frenos a los pulidores…Incluso, tomé la decisión de poner un especialista de calidad, las 24 horas, frente a la báscula donde sacan los sacos”, agregó Díaz Valdés.

Inicialmente, el cambio comprende más de 20 establecimientos, entre ellos La Deportiva, El Gato Negro, supermercado de Pueblo Griff o, Los Aliados, Las Canarias… Para ello “se comprobó la calidad del arroz en la mayor parte del municipio de Cienfuegos, sin tener todavía resultados”, sostuvo una funcionaria de la dirección de Comercio.

Vale aclarar que en el recorrido por otras bodegas, volvimos a tropezar con sacos que presentaban los mismos inconvenientes descritos en el reportaje de la pasada semana. Tampoco dejó de sonar el teléfono de nuestra Redacción. Al respecto, Surí González aseguró que en los próximos días se ofrecerá una conferencia de prensa con los organismos involucrados, a fin de publicar las causas.

Por ahora, el desenlace de este dilema termina con el Estado pagando por la negligencia en algunas de sus instituciones: camiones de más, combustible de más, operaciones comerciales de más, irrespeto de más…Todo se complejiza al volver a darle agua al arroz.

Noticias relacionadas
Share
Share