Centro de Ingeniería Clínica y Electromedicina: Un aula donde se acerca el futuro

0
1208
Tania Cuevas Pérez, subdirectora técnica de la institución, al frente del Proyecto, comparte con los estudiantes del círculo de interés./Foto: Juan Carlos Dorado

El Centro de Ingeniería Clínica y Electromedicina de Cienfuegos acaba de acondicionar un aula especializada para círculos de interés sobre especialidades de este campo de la Salud, e incentivar así, las aptitudes vocacionales entre estudiantes de la Enseñanza Media Superior y la Técnico-Profesional.

Sobre el tema 5 de Septiembre conversa con la ingeniera Tania Cuevas Pérez, subdirectora técnica de la institución y al frente del Proyecto:

“Entre mis funciones acá está la organización y la promoción de las reparaciones, así como  la sostenibilidad de todo el equipamiento médico de la provincia. Va desde la recuperación del mobiliario hasta las más altas tecnologías adquiridas.

“El objetivo de crear este círculo de interés, el primero de muchos que esperamos promover, es desarrollar la vocación por las especialidades técnicas vinculadas a la Electromedicina, y el estudio de carreras afines, para lograr captarlos en el futuro y que su ubicación profesional venga a incrementar el staff técnico de nuestro centro, que rectorea la actividad en la provincia”.

¿Cómo surge y se concreta la idea de esta aula especializada?

“Inicialmente responde a una iniciativa del director del Centro, Carlos Luis Dorticós, que prendió en el colectivo, y en la cual colaboraron muchos. Se hicieron las pancartas, se acondicionó el local con muebles recuperados, se dispuso de equipos que aún con baja técnica pueden servir para enseñar a los muchachos. Más tarde se colegió con Educación, y ya hoy nos acompañan los primeros alumnos del preuniversitario Eduardo García y de los politécnicos José Gregorio y 5 de Septiembre.

“Se nos unen estudiantes que están en prácticas pre profesionales de la especialidad de técnico medio en Electricidad, quienes la desarrollan acá y que una vez graduados, esperamos formen parte de nuestro equipo de trabajo. A los integrantes del círculo de interés vocacional, les ofreceremos recorridos por las distintas áreas de Salud, para que  aprecien y se familiaricen con el equipamiento y la tecnología con la cual contamos”.

En diálogo con estudiantes del preuniversitario, comentan tener muchas expectativas con la actividad, pues aún no definen su vocación y ello los puede ayudar a encontrarse como futuros profesionales de una especialidad, que al decir de los médicos resulta vital en los diagnósticos que emiten y hasta en salvar una vida. Que tengamos más aulas como estas, para que los jóvenes aprendan a elegir el futuro.

Los muchachos se familiarizan con el equipamiento./Foto: Juan Carlos Dorado

Electromedicina: el cotidiano oficio de la resistencia

Dejar respuesta