Los Tríos en Cienfuegos II: Guillermo Portabales, de la Perla al mundo

Compartir en

Tiempo de lectura aprox: 2 minutos, 21 segundos

Al estudiar el impacto que tuvo el formato vocal instrumental del trío en la Perla del Sur, me impresiona cómo desde muy temprano músicos cienfuegueros comienzan a realizar importantes aportes a este. Giros en la historia musical cubana que tienen como protagonistas a cultores sureños.

Como toda historia habría que ir a sus inicios, y el primer nombre notorio que aparece es el de Guillermo Portabales, guitarrista, compositor y cantante. Él fue uno de los músicos cienfuegueros que destaca temprano en el trabajo de los tríos, tanto como director de uno de los más importantes, el Trío Portabales, como por todos sus aportes al repertorio de estas agrupaciones. Su nombre era José Guillermo Quesada Castillo. Se dio a conocer en el mundo del arte como Guillermo Portabales, apellido que adoptaría de su padrastro Andrés Portabales.

Nació en Rodas, Cienfuegos, el 6 de abril de 1911.

Comenzó a trabajar en una imprenta en Cienfuegos, con solo once años. A los 17, hizo su debut en la estación de radio CMHI. A partir de entonces dividirá su tiempo entre el trabajo como ayudante de impresor y el oficio de cantante. Comenzó interpretando varios tipos de géneros como boleros, sones, tangos y puntos guajiros. Sin embargo, se percató del especial disfrute del público por las guajiras, por lo cual decidió ir perfilando el estilo y llevarlo a otro plano dentro del ámbito musical.

Es por eso que entre sus aportes está el de ser considerado como el creador de la guajira de salón, género de la música popular campesina, que Portabales fue refinando con su forma dulce de interpretación y popularizó entre los años treinta y sesenta del pasado siglo. A estas obras le añadió elementos rítmicos de bolero, la guaracha y el son. Sus temas eran bucólicos y evidencian en su música la tradición del lado español del criollo. Esto le hizo ser portador de un sello que lo caracterizó.

Sus obras han quedado como parte del repertorio de muchos tríos, tanto en Cuba, como en otras latitudes. Por sus guajiras líricas y melancólicas y su elegante estilo de cantar, alcanzó popularidad en toda América Latina, donde tuvo muy buena aceptación. Uno de los mejores ejemplos para ilustrarlo fue cuando acompañó al cantante argentino Carlos Gardel en varios filmes con su trío Portabales, integrado además por Calixto Varela y Roberto Moya.

En el año 1937, Guillermo va a Puerto Rico y permanece por dos años, durante los cuales se mantiene muy activo realizando presentaciones en clubes, emisoras de radio y teatros. En 1939, contrae matrimonio con la periodista boricua Arah Mina López y retornan juntos a Cuba. En esos años comienza una etapa importante de giras por Ecuador, Panamá, Perú, Colombia, Venezuela, Nueva York y Tampa. Además del trío que lleva su nombre, fundó el conjunto Portabales y los tríos Habana y Cuba. El formato de estos se caracterizaba por tenerlo a él en la guitarra y voz, percusión y otra guitarra que hacía las veces de requinto. Le incorporó también un bajo. Hizo varias presentaciones junto al Trío Matamoros. En 1953 se establece definitivamente en Puerto Rico. Muere en San Juan, el 25 de octubre de 1970, debido a un trágico accidente automovilístico.

Por la calidad de su voz, nivel interpretativo y lo autóctono del repertorio que defendió, se le considera como referente para las generaciones posteriores y el desarrollo de los tríos en nuestro país. Entre sus obras se encuentran: El carretero, Nostalgia guajira, Cuando salí de Cuba y Cumbiamba. Todos los temas de su autoría y los que defendió como intérprete, siguen activos dentro del repertorio de tríos y otros formatos tanto en la Mayor de las Antillas, como en otras latitudes. Sus grabaciones pueden encontrarse actualmente en las plataformas digitales.

Guillermo Portabales abrió un camino dentro del repertorio de los tríos. Dejó bien en alto su nivel y aseguró un lugar en la historia de la música latinoamericana, cubana y cienfueguera. Un creador que desde su natal Rodas, ha sido versionado por importantes intérpretes y lo sigue siendo. Su obra trascendió a su tiempo, para quedarse junto a quienes buscan la buena música. Pero no será este, el único creador importante nacido en Cienfuegos.

Antecedentes || Los Tríos en Cienfuegos (I): ¿Pasaron de moda las serenatas?

Visitas: 17

Sandra M. Busto Marín

Licenciada en Música con perfil de flauta. Diplomada en Pedagogía y Psicología del Arte, Pedagogía Musical y Educación por el Arte. Máster en Arte. Todo en el Instituto Superior de Arte de La Habana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *