Laurel: ¿esoterismo, simbología, culinaria o la herbolaria?

Compartir en

Tiempo de lectura aprox: 5 minutos, 7 segundos

Como parte de la herencia clásica, plenamente vigente a lo largo de la Edad Media y el Siglo de Oro, el laurel siguió siendo durante esta época el símbolo del poder, el triunfo militar, el don de la profecía, y, sobre todo, el emblema de la poesía y el signo de la gloria que se alcanza por las letras. Recordemos a las grandes celebridades de la antigüedad con sendas ramasde la planta colocabas en las sienes.

Símbolo aparte, para obtener los máximos beneficios de la hoja, la puedes utilizar de varias maneras. En la cocina, por ejemplo, se emplea como especia para aromatizar salsas, guisos, sopas y otros platos. En tanto, si de combatir resfriados y tos, se trata, la opción consiste en preparar una decocción haciendo una infusión con esa parte del árbol, colocándolas en agua hirviendo durante unos minutos, luego colando y bebiendo el líquido caliente.

Botánica

Laurus nobilis, llamado comúnmente laurel o lauro, es un arbusto o árbol perenne perteneciente a la familia de las lauráceas, a la que da nombre. Es originario de la región del mar Mediterráneo y sus hojas son utilizadas para remedios y en la cocina.

Se describe como un árbol dioico perennifolio de 5-10 m de altura, de tronco recto con la corteza gris y la copa densa, oscura, con hojas azuladas, alternas, lanceoladas u oblongo-lanceoladas, de consistencia algo coriácea, aromáticas, con el borde en ocasiones algo ondulado, de unos 3-9 cm de longitud y poseen corto peciolo.

El haz es de color verde oscuro lustroso, mientras que el envés es más pálido. Las flores están dispuestas en umbelas sésiles de 4-6 flores amarillentas de 4 pétalos que aparecen en marzo-abril y que están envueltas antes de abrirse en un involucro subgloboso.

El fruto, por su parte, es una baya, ovoide, de 10-15 mm, negra en la madurez, suavemente acuminada con pericarpo delgado. Tiene semilla única de 9 por 6,5 mm, lisa. Madura a principios de otoño.

En sentido general el lauro es poco exigente en suelos, aunque va mejor en aquellos sueltos y frescos. Soporta muy bien la poda y es sensible a parásitos que suelen poblarla, algunos de ellos como la Cochinillas y Sila (Triozaalacris), una plaga que produce síntomas llamativos.

Desde el punto de vista etimológico, Laurus es el nombre genérico latino para el laurel, y nobilis un epíteto latino que significa “bien conocido, famoso”.

Culinaria

Las hojas de laurel se usan como condimento en la gastronomía europea, particularmente en la cocina mediterránea, así como en toda América. En la región noroeste de México se le conoce como «laurel de Castilla». El uso más frecuente suele ser para la confección de sopas, guisos, potajes y estofados, así como en carnes, pescados, mariscos y vegetales, e incluso en postres como el arroz con leche.

Se utilizan generalmente enteras, a veces como bouquetgarni, y retiradas antes de servir. También pueden ser trituradas o molidas antes de cocinar para darle un mejor gusto a la comida.

Respecto a sus frutos, las bayas aunque son utilizadas en menor frecuencia en la cocina, son perfectas como guarnición y para dar sabor a los asados. Por su parte, en la región de Emilia Romagna, en Italia, esas cápsulas se utilizan para preparar un licor conocido como Laurino.

Herbolaria

Como planta medicinal, el laurel es un tónico estomacal, estimulante del apetito, digestivo, colagogo y carminativo. El aceite esencial obtenido de los frutos (“manteca de laurel”) se usaba tradicionalmente para el tratamiento de inflamaciones osteoarticulares y pediculosis.

Algunas de sus principales funciones consisten en ayudar a combatir la diabetes, fortalece el sistema inmunitario, al tiempo de auxiliar en la eliminación de los hongos y microbios, además de prevenir la aparición de tumores.

La parte de la planta que generalmente se utiliza son sus hojas, ya sean frescas o secas, y de ellas se extraen sustancias tales como taninos, flavonoides, alcaloides, linalol y eugenol, cuyas propiedades medicinales la señalan como excelente remedio antiinflamatorio, antioxidante, digestivo y antirreumático.

Investigaciones han demostrado que el laurel actúacomo antimicrobiano, ello es posible gracias a que sus aceites concentrados en las hojas cuentan con acciones de esa naturaleza, de tal forma que puede llegar a combatir bacterias como las Staphylococcus aureus, Enterococcus hirae, Escherichia coli, Pseudomonas aeruginosa, las cuales son causantes de infecciones en la piel, el tubo digestivo y las vías urinarias.

Por su lado, tal y como se ha señalado anteriormente, ayuda a controlar la diabetes tipo 2, toda vez que mejora la función de la insulina, hormona encargada de que la glucosa ingrese a todas las células del cuerpo para aportar energía y regular el azúcar en la sangre.

De igual forma, está demostrado que disminuye el colesterol en la sangre debido a sus aceites esenciales como el cineol y los polifenoles. Esas sustancias dotan de antioxidantes que auxilian en la regulación del colesterol sanguíneo, disminuyendo los niveles de colesterol malo y triglicéridos.

Además, alivia problemas gastrointestinales, teniendo en cuenta sus propiedades antioxidantes, antiinflamatorias y antiespasmódicas, las mismas que inciden en el tratamiento de trastornos digestivos, úlceras y cólicos gástricos e intestinales.

Gracias a la presencia de taninos que poseen una fuerte acción astringente, es útil para combatir casos de diarreas. Asimismo, las cualidades terapéuticas de las hojas de laurel provocan un aumento del fluido gástrico,secreción de enzimas y mucus gástrico, lo que mejora la digestión.

Y si fuera poco, auxilia en el alivio de dolencias; entonces, en consideración de sus efectos antiinflamatorios, combate dolores reumáticos e inflamaciones osteoarticulares, artritis, esguinces y hematomas; eso sí, para cualquiera de los casos anteriores será necesario utilizarlo en forma de té o en aceite, el que deberá aplicar en la zona afectada.

Finalmente, el laurel combate problemas respiratorios, comoquiera que las hojas tienen un efecto expectorante y poseen la capacidad de eliminar el exceso de flemas y mucosidades alojadas en las vías respiratorias, motivo por el cual alivia la congestión de las vías nasales. Y hasta nuestros abuelos la recomiendan para prevenircálculos renales, pues contribuye a reducir la cantidad de ureasa en el organismo, enzima que cuando se desequilibra puede llegar a generar esas piedrecillas.

Ahora bien, de los muchos ingredientes naturales que podemos utilizar para mantenernos jóvenes y bellos, el laurel es sin duda uno de los más populares. Las hojas, de hecho, son un verdadero aliado de belleza, un regalo precioso para combatir los signos del tiempo y luchar contra las arrugas, mejorando la elasticidad de la piel. En definitiva, un excelente remedio natural de fácil aplicación.

Esoterismo

Además de ser útil en las tareas domésticas, el laurel posee un poder místico. Sí, es cierto, tal vez no lo sabías, pero durante siglos se ha utilizado en prácticas espirituales para eliminar las malas energías del hogar y crear un ambiente más positivo y equilibrado. Algunas personas incluso lo consideran un amuleto de la suerte. Y eso no es todo, ¡hay más usos sorprendentes de la maravillosa planta!

Con el afán de lograr ambientes más relajados y crear un clima agradable luego de finalizar la jornada laboral y la rutina diaria; quemar hojas de lauro es una gran opción según expertos y expertas en meditación.

Sostienen que el cálido y fresco aroma del laurel hace que sus propiedades relajantes comiencen a esparcirse a partir del humo que se genera tras quemar las hojillas, pudiendo desparramar el mismo por distintas zonas del hogar.

Luego, tener este regalo naturalen casa es como poseer un tesoro ya que ofrecen una amplia gama de beneficios que mejorarán tu vida en varios aspectos. Así las cosas,esta misteriosa y polifacética especie del mundo vegetal puedendarle un aroma fresco a tu recinto cuando limpias el suelo, te ayuda a dormir profundamente e, incluso, pueden ahuyentar cucarachas e insectos no deseados.

Para incorporar a tu vida y la rutina nocturna diaria el místico ritual, simplemente enciende 3 o 4 hojas de laurel en un recipiente resistente al fuego y colócalo en un lugar seguro, como una mesita de noche o un rincón cercano a tu cama. Asegúrate de mantener alejado cualquier material inflamable.

Deja que las hojas se quemen lentamente. El humo se expandirá por toda la habitación y pronto podrás disfrutar del aroma intenso, fresco y dulce.   Finalmente, relájate en la cama y respira profundamente. Es entonces cuando podrás experimentar los sorprendentes efectos y asíayudarte a desconectar de las preocupaciones cotidianas.

Hay quienes opinan que con dejar algunas hojas debajo de la almohada favorece a un sueño placentero y reparador, ¿será?

Mitología

El laurel se asocia con el amor: Petrarca, y con él sus seguidores, lo utilizó para aludir a su amada Laura, mediante la asociación fónica, y a veces también semántica, entre Laura y el laurel; y en cuanto a la leyenda ovidiana que narra el amor de Apolo por la ninfa Dafne, transformada en un laurel, sus versiones, tanto serias como burlescas, fueron numerosas en el Renacimiento y el Barroco.

Ah, y como dato curioso agregar que el término laureado proviene del verbo laurear, esto es, “coronar con laurel”, por lo que cobró sentido figurado como “premiar, honrar”. La palabra tiene su raíz en el término latino laurus, que a su vez proviene del latín medieval «laureare» y derivado regresivo del latín «laureātus».

Visitas: 38

Armando Sáez Chávez

Periodista de la Editora 5 de Septiembre, Cienfuegos, Licenciado en Español y Literatura y Máster en Ciencias de la Educación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *