Gerardo A. Castellanos Lleonart: a 120 años del primer contacto del Partido Revolucionario Cubano con Cienfuegos

Compartir en

Tiempo de lectura aprox: 2 minutos, 57 segundos

Por: Dariel Alba Bermúdez*.

Sin lugar a dudas, el mes de agosto está marcado por la conmemoración de varias fechas significativas para nuestra historia nacional. Desde el estallido de la Guerra Chiquita en 1879, el nacimiento de nuestro Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz en 1926 hasta la caída del régimen machadista en 1933; constituyen algunas de esas remembranzas. Pero lo que pocos conocen, es que agosto de 1892 representó el primer contacto del naciente Partido Revolucionario Cubano (PRC) con el territorio cienfueguero. Es necesario dejar bien aclarado que, mucho antes del establecimiento de esta agrupación política, ya José Martí había tenido embrionarios contactos con algunos conspiradores de la región, entre los que sobresalía Agapito Losa[i].

Sin embargo, la fundación del PRC marcó un punto de inflexión en la preparación de una nueva y definitiva etapa de lucha del pueblo cubano contra el colonialismo español. Pese a las labores realizadas en la emigración por los fundadores del Partido, una de las tareas más importantes recayó en la organización de las primeras células del PRC hacia el interior de la Isla. Dicha actividad le sería encomendada al comandante del Ejército Libertador Gerardo A. Castellanos Lleonart, quien llegaría al territorio sureño en agosto de 1892. La visita a esta región fue de vital importancia ante el reclamo de José Martí de evitar la influencia que ejercía el Partido Liberal Autonomista, agrupación contraria a la independencia; coordinar una red de conspiradores a fin de impedir acciones aisladas y contrarrestar la falta de experiencia de esta zona en las guerras de emancipación. En las Instrucciones ofrecidas por el Delegado del PRC a Castellanos Lleonart, el 4 de agosto de 1892, expresó sobre la otrora villa Fernandina de Jagua: “(…) Pero sí he de decirle de Cienfuegos. Creí al principio que allí solo mostraba simpatía decisiva el elemento más humilde de la población, donde hay un verdadero entusiasmo (…)[ii].

El recorrido del primer comisionado del PRC por el territorio cienfueguero comenzó por la localidad de Cruces, donde pudo entrevistarse con los conspiradores Federico Zayas, Higinio Esquerra, Francisco Vázquez, Andrés de la Rosa y Rafael Machado. Por estos días Zayas había logrado atraer a unos cuantos pobladores de la comarca para realizar un levantamiento armado, a cuyo fin poseía varias armas. El comisionado supo formular atinados consejos, advirtiendo el daño que un brote de esa naturaleza, aplastado como es lógico por las autoridades locales, provocaría a la naciente revolución. A pesar de ello y a una segunda visita realizada por Gerardo A. Castellanos Lleonart a finales del propio año, no impidieron la frustración del triángulo Cruces-Lajas-Ranchuelo, en noviembre de 1893.

En Santa Isabel de las Lajas, el comisionado logró reunirse con Antonino Rodríguez, el periodista Agustín Cruz y Cruz, y Esteban Cuellar, quienes aceptaron las directrices del Partido. Sobre la primera vista a este poblado, algunos historiadores incurren en el error de que Castellanos Lleonart se entrevistó con el médico Enrique B. Barnet y Roque; sin embargo, esta entrevista se produjo durante su segunda comisión a la Isla. El periplo del enviado especial del PRC prosiguió por la ciudad de Cienfuegos. Allí logró visitar a los separatistas: Antonio Ibarra, Nicolás Valverde, Bernardo Fernández Castellanos, Pablo L. Rousseau, el periodista Miguel Fleitas, el médico Leopoldo Francisco Sardrá y Félix Hernández. Lo más curioso de su estancia en esta urbe, fue el encuentro con un coronel de la Guerra de los Diez Años que, al conocer de los nuevos preparativos, abandonó la ciudad. Castellanos Lleonart nunca reveló el nombre de esta figura por miedo a arruinar su prestigio militar, ya que durante la Guerra Necesaria obtuvo el grado de brigadier del Ejército Libertador. El recorrido del enviado especial por esta región culminó en Rodas, donde logró entrevistarse con Ricardo Piloto, un hombre de apellido Collado, dueño de una tabaquería; y Antonio Reguera, propietario del ingenio Dos Hermanos.

A pesar de que el número de entrevistados en la región cienfueguera no fue tan elevado en comparación con otros territorios del país, es válido destacar que todos los visitados por Gerardo A. Castellanos Lleonart, a excepción del anónimo coronel de la Guerra de los Diez Años, se comprometieron con el proyecto martiano y lograron establecer juntas conspirativas que guiaron las actividades revolucionarias. Por otro lado, el compromiso de estos hombres ayudó a deshacer aquel estereotipo de que Cienfuegos constituía un bastión improductivo para la beligerancia debido a la fuerte alianza establecida entre los comerciantes y las autoridades coloniales. El éxito del primer comisionado del PRC por Cienfuegos, unido a su itinerario por la geografía nacional, demostró las cualidades de un hombre consecuente con sus deberes e ideales patrios. Hoy los cienfuegueros, a 120 años de aquella memorable visita, debemos sentirnos orgullosos de haber formado parte de aquella brillante historia que estuvo representada en el accionar de José Martí en pos de la independencia de Cuba.


[i] Rousseau, Pablo L. y Pablo Díaz de Villegas. Memoria descriptiva, histórica y biográfica de Cienfuegos y las fiestas del primer centenario de la fundación de la ciudad. Establecimiento Tipográfico “El Siglo XX”. La Habana, Cuba. p. 239.

[ii] Castellanos García, Gerardo. Misión a Cuba. Cayo Hueso y Martí. Centro de Estudios Martianos. La Habana, Cuba 2009. p. 112.

 

*Profesor e investigador de la Universidad de Cienfuegos ¨Carlos Rafael Rodríguez¨. Miembro de la Unión de Historiadores de Cuba (UNHIC)

Visitas: 17

5 de Septiembre

El periódico de Cienfuegos. Fundado en 1980 y en la red desde Junio de 1998.

Un Comentario en “Gerardo A. Castellanos Lleonart: a 120 años del primer contacto del Partido Revolucionario Cubano con Cienfuegos

  • el 3 agosto, 2022 a las 2:41 pm
    Permalink

    Gracias profesor, interesante trabajo, la historia regional y local, resultado de investigaciones, resulta un caudal de conocimiento, y saber es riqueza que no quiebra, y gracias al “5”, por compartir

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *