Doctor Julio Requeiro Molina: Entre la satisfacción y el compromiso

Compartir en

Tiempo de lectura aprox: 2 minutos, 8 segundos

Al Dr. Julio Requeiro Molina le brillan los ojos cuando constata su obrar en algún paciente al que ha ayudado a enmendar un hueso roto o a recuperar el movilismo. Y no son pocos, desde que abrazó la especialidad de Ortopedia, hace más de 35 años.

Corría el año 1988 y, tras graduarse, el entonces joven galeno se fue a ejercer la profesión al Hospital Pediátrico Paquito González Cueto, de Cienfuegos. Desde entonces, es entre la población infantil donde ha dispensado su conocimiento y pericia, el segmento etario por cuyo bienestar dedica horas de desvelos a la investigación y la innovación tecnológica.

Corona a esos instantes de quehacer científico resultó la obtención, este 2024, del Gran Premio en la edición provincial del Premio Anual de la Salud, así como la nominación para aspirar a igual lauro, pero a nivel nacional. Lo mereció por la obra, “Metodología original para el diagnóstico y tratamiento de la displasia del desarrollo de la cadera”.

Al hablar sobre la innovación, el galeno afirmó que el trabajo forma parte de una línea investigativa existente en la institución donde labora, desde hace varios años.

“Ante las dificultades e insuficiencias para el diagnóstico y tratamiento de esta afección se ofrecen soluciones originales. Se desarrolló un dispositivo ortopédico que se utiliza como método de tratamiento de la afección. Este se ha presentado en congresos de Ortopedia con buena aceptación por parte de los expertos en todo el país. En esta metodología se insertan elementos novedosos, los cuales propician llegar a un diagnóstico más preciso”, explicó el facultativo, quien ostenta el segundo grado de su especialidad.

¿Cuál ha sido el impacto de esta innovación?

“Tiene un significativo impacto económico y social, al tratarse de una serie de implementos, aditamentos y procedimientos aplicables en las condiciones actuales del país, pues se hace con recursos propios, no requiere de la importación de ningún elemento adicional. Además, estos gozan de buena aceptación por parte de los pacientes y de los médicos que los utilizan”.

¿Qué siente usted al ver aplicada esta investigación suya?

“Satisfacción y compromiso, compromiso con la familia cubana de asegurar que los niños tengan un diagnóstico preciso, fiable, y un método de tratamiento que garantice la cura de esa afección”.

¿Cómo surgió la idea de dicho trabajo?

“Surge ante las dificultades que aparecen a la hora de realizar los diagnósticos y frente a la necesidad de continuar efectuando el tratamiento. Muchas de estas soluciones afloran en períodos de extrema escasez, de dificultades. Por ejemplo, la confección de la férula para el tratamiento de la displasia de cadera. Apareció durante el Período Especial, en un momento cuando casi no había recursos para el tratamiento de esa dolencia”.

En su labor como investigador e innovador, ¿cuáles han sido los momentos de mayor tensión y cuáles los de mayor satisfacción?

“Instantes de enorme tensión aparecen cuando tienes un caso complejo, una deformidad con la patología en su máxima expresión, donde sientes que tienes que maniobrar, hacer procedimientos tan difíciles que te hacen dudar si tendrás los resultados esperados. Y la mayor satisfacción viene cuando, precisamente, logras solucionarlo y premiar las expectativas, la confianza que la familia depositó en uno”.

¿Siente el agradecimiento de los padres y sus pequeños?

“Sí. Y un elemento que proporciona un inmenso regocijo es cuando ves a aquel niño que un día tuvo displasia de cadera llegar convertido ya en adulto a tu consulta con su hijo para que tú se lo valores. Son personas completamente curadas, que confían en la labor que has realizado durante años. Eso me llena de inmensa satisfacción”.

¿Por qué la Ortopedia y no otra disciplina?

“Porque es una especialidad muy bonita, muy agradecida. Aquí, todo lo que haces lo ves”.

Visitas: 254

Yudith Madrazo Sosa

Periodista y traductora, amante de las letras y soñadora empedernida.

Un Comentario en “Doctor Julio Requeiro Molina: Entre la satisfacción y el compromiso

  • el 29 mayo, 2024 a las 2:09 pm
    Permalink

    Excelente médico muy profesional y una magnífica persona lo conozco desde Niño cuando se sentaban en la baranda en el portal de su casa en Perseversncia hijo de una muy buena familia sus padres ya fallecidos zunilda y Cheo cómo le decíamos todos los vecinos también su hermana Gaby también doctora muy profesional

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *