Bolsonaro no deja de estar en el centro de la polémica

Compartir en

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 25 segundos

Aunque en diciembre de 2022 concluyó su mandato presidencial, Jair Bolsonaro no ha dejado de estar en el centro de la polémica en Brasil, lo que también caracterizó su permanencia en el Palacio del Planalto.

El ex capitán del ejército fue incluido en las investigaciones de la Fiscalía sobre la toma por miles de sus seguidores de edificios públicos, acaecida el 8 de enero de 2023, 7 días después de la toma de posesión de Luiz Inácio Lula da Silva como nuevo presidente del país suramericano.

Ante su derrota en las urnas, el ultraderechista cuestionó los resultados de los comicios generales de octubre de 2022 en los que Lula da Silva se alzó con la victoria, con cerca de 51% de los votos.

En junio del pasado año el Tribunal Superior Electoral inhabilitó por 8 años al ex jefe de Estado para ejercer cualquier cargo público, ante sus declaraciones sobre la seguridad del sistema electoral durante un encuentro en Brasilia con embajadores de varias naciones.

Pero Bolsonaro está en el centro de otro escándalo. Un reporte del diario O Globo a finales del pasado año sacó a la luz que durante su gestión, del primero de enero de 2019 al 31 de diciembre de 2022, se armó toda una trama de espionaje contra sus opositores.

De acuerdo con las informaciones, durante ese periodo funcionó una estructura paralela a la Agencia Brasileña de Inteligencia para vigilar a personas y autoridades públicas, entre ellas magistrados, periodistas y políticos.

Y en los últimos días la policía realizó un registro en la casa y oficina de su hijo Carlos, legislador de Río de Janeiro, lo que puso aún más la atención en la familia Bolsonaro.

Lo cierto es que el ultraderechista no ha dejado de estar en el foco. Durante sus 4 años de gestión sus declaraciones y acciones provocaron no pocas polémicas. Bolsonaro restó importancia a la pandemia de la COVID y se mostró contrario a las medidas de aislamiento.

Fue además, un fuerte opositor a las vacunas contra la enfermedad causada por el nuevo coronavirus y en reiteradas ocasiones difundió información falsa sobre ellas y sus efectos secundarios.

Asimismo, su discurso incentivó la violencia contra los pueblos indígenas y la invasión de sus tierras ancestrales, al tiempo que desmanteló las políticas públicas a favor de esas comunidades.

La realidad es que el cuestionado Bolsonaro es objeto de varias investigaciones que van desde ofensas contra el sistema electoral hasta la actuación de su gobierno durante la pandemia. El ultraderechista no ha dejado de estar en el centro de la tormenta.

Tomado de Radio Habana Cuba

Visitas: 10

5 de Septiembre

El periódico de Cienfuegos. Fundado en 1980 y en la red desde Junio de 1998.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *