Vándalos contra monumentos: ¿peligra el patrimonio en Cienfuegos?

12
467
En 2014 un auto impactó contra el conjunto escultórico dedicado al concejal Ceferino Méndez, en el Paseo del Prado de Cienfuegos. Desde entonces, esa obra presenta daños significativos en su estructura. / Foto: Ildefonso Igorra

Al menos una agresión al patrimonio local se detecta cada semana, según especialistas de la Oficina del Conservador de la Ciudad de Cienfuegos (OCCC). Tales episodios se acomodan peligrosamente en la vida diaria y a estas alturas son considerables los daños registrados. Algunos vienen de la mano de la inocencia o el desconocimiento, mientras otros cargan las más nocivas intenciones.

Dos vertientes del fenómeno reconoce Mery Berta Pérez Lorenzo, jefa del Departamento de Investigaciones Históricas Aplicadas, de la OCCC: una circunscrita a la parte arquitectónica y otra vinculada a los bustos, tarjas y conjuntos escultóricos, así como a los diferentes tipos de monumentos.

“Toda transformación ejecutada en un inmueble con grado de protección patrimonial es considerada una agresión, apuntó la especialista. Por ello, insistimos en que las personas e instituciones conozcan y dominen las particularidades de su propiedad, cómo pueden agredirla o conservarla.

“El problema de las tarjas, por ejemplo, sucede con frecuencia. Estas se encuentran generalmente en las fachadas de las edificaciones o en los parques. Los ciudadanos, en la mejor disposición, pintan el frente de su vivienda sin preservarlas. Al ser casi siempre de bronce, las manchas de pintura llevan luego un proceso químico que degrada con el tiempo la tarja, aunque parezca fuerte. Se recomienda, antes, cubrirla con papel periódico, precintarla o consultarnos, en función de hallar la forma más idónea de protegerlas”.

Dentro de la oleada de agravios, son los actos de vandalismo y robo contra significativas construcciones de Cienfuegos los que despiertan la mayor preocupación. El edificio La Catalana —Monumento Local— fue víctima de la sustracción indiscriminada de todos sus elementos (rejas, pisos de mármol, ladrillos, guardavecinos); la escultura en bronce del patriota dominicano Dionisio Gil perdió el machete; y al emblemático hotel La Suiza, en otro capítulo reciente, le retiraron a martillazos sus valiosos mosaicos.

Los funcionarios del Centro Provincial de Patrimonio Cultural subrayan la responsabilidad individual o institucional de los dueños de cada sitio o construcción conmemorativa, obligados a velar por su conservación, los que, en muchos casos, no actúan de manera consecuente. De acuerdo con Clara Estrella Soto Bermúdez, directora de la Oficina de Monumentos y Sitios Históricos, “nuestra ayuda es metodológica, pero ante hechos de vandalismo, robo u otros, el máximo responsable será siempre el propietario”.

Hace dos años, el hotel La Suiza todavía conservaba sus pisos y mosaicos; hoy gran parte de lo que se observa en la foto no está, pues fue sustraído indiscriminadamente. / Foto: Cortesía de la Oficina del Conservador

Con la apertura de zonas WiFi en áreas patrimoniales, como el parque Martí, el abanico de agresiones se expande. Aun cuando los propios especialistas de la OCCC ponderan su desarrollo en tanto espacio de intercambio social, otra realidad deriva del permisible desorden.

“Los niños se arman de una crayola y lo pintan todo, argumentó Pérez Lorenzo. Esta tiene una composición de grasa que penetra profundamente el mármol y debemos utilizar entonces productos químicos. Los fustes de los conjuntos escultóricos limpiados el pasado mes de abril, recién los hallamos escritos”.

Otras afectaciones generan los juegos de béisbol en el parque. “La pluma sostenida por la alegoría a la República —puntualizó— se ha restaurado en cuatro ocasiones, porque los muchachos la rompen a pelotazos. Incluso, en la escultura a José Martí hemos encontrado hasta pelotas incrustadas. Todas esas piezas fueron trabajadas en mármol de Carrara, muy bello y antiguo, pero muy vulnerable a los impactos sólidos”.

Similares incidentes se repiten y acentúan en los últimos años. El conjunto escultórico dedicado a la figura del concejal Ceferino Méndez —en la intersección del Paseo del Prado y la calle Santa Clara— presenta daños importantes en su estructura tras ser objeto de un choque automovilístico. Además, recibe constantes botellazos, sin que se expliquen los motivos de dicha conducta. Casi la misma escena acontecía en el rincón martiano de la Sociedad Cultural José Martí, lo cual condujo a la polémica decisión de su enrejado en aras de salvaguardar al busto de los continuos ataques.

Resarcir tales perjuicios supone, en las actuales condiciones, una labor compleja, dado que los procesos de restauración son caros en extremo, demandan productos específicos, valor económico y fuerza de trabajo elevados. Un estudio preliminar de la Oficina del Conservador estima la intervención completa a un conjunto escultórico, en más de 20 mil pesos.

Desde el punto de vista judicial, sin embargo, se sancionan las actitudes deliberadas contra el patrimonio, aunque esas normas, muchas veces, pasan desapercibidas. El artículo 243 del Código Penal cubano establece: “el que intencionalmente destruya, deteriore o inutilice un bien declarado parte integrante del patrimonio cultural o un monumento nacional o local, incurre en sanción de libertad de dos a cinco años o multa de trescientas a mil cuotas”. Según Soto Bermúdez, la provincia consta de doce monumentos nacionales y catorce locales. “El ejercicio de protección de estos sitios —dijo— no debe limitarse a las instituciones, sino a cada ciudadano”. Pérez Lorenzo, por su parte, concluyó que “el centro de las agresiones radica en el desconocimiento de lo que atesora la ciudad. Cuando no se conoce la historia, simplemente se agrede”.

La acumulación de incidentes vandálicos y otras acciones contrarias a lo dispuesto, ponen en riesgo la condición universal del Centro Histórico Urbano de Cienfuegos, declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad el 15 de julio de 2005. El lenguaje de la desidia e impunidad se fortalece al paso de los días, sin nadie que detenga sus pedradas.

12 Comentarios

  1. Delvis Toledo desde Cienfuegos estoy de acuerdo contigo, en la Universidad cuando estudie estaba orgulloso de ser Cienfueguero, pero es que la ciudad esta destruida y no se hace lo que debe hacerse , un ejemplo es lo que decías de avasallar media urbe con las ultra bocinas contaminando y dañando el medio ambiente y a las personas con ruidos, hay leyes contra eso, pero que hace la PNR para cumplir eso ?? y muchas veces en frente a ellos. Las calles llenas de excrementos de caballo y coches y carros mal parqueados, pero lo jodió es que pasa el patrullero en su famoso CABALLITO y no dice nadita. En Palmira existe un circulo en la entrada que pasa todas las rastras que entran y salen de Cienfuegos con destino al oriente del pais, y andan pasadas de velocidad, porque no activar como estaba antes y en horario escolar poner un CABALLITO para regule el trafico estamos hablando de una escuela secundaria y un circulo y qu eno tiene ni un cartel de CUIDADO NIÑOS o VELOCIDAD REDUCIDA o ZONA ESCOLAR, y así mil ejemplo.

  2. Ya me resulta insultante casi leer los artículos que de una manera u otra tratan de la indisciplina social, sin menos preciar la buena labor periodística y su función, pero hasta cuando estaremos hablando de lo mismo?
    Como ya algún comentario refería, donde está la LEY, donde están los guardaparques, donde están los cestos de basura, los inspectores de Comunales y del Gobierno, no podemos pretender que una sociedad que se ha ido deteriorando en disciplina durante años reaccione sin una EDUCACION adecuada, que no tiene otro responsable que el GOBIERNO LOCAL.
    Las personas tienen que influir en el día a día, pero esa persona tiene que estar respaldada, no sea termine en la policía detenida por un altercado que se inició tratando de hacer un bien mayor,
    Reflexionemos y miremos a nuestro alrededor, ya no somos la linda y limpia ciudad del mar, y eso no solo depende de recursos materiales, también de lo que cada persona cumpla con lo que le toca.

  3. Es duro ver como en una ciudad tan linda y de gente tan agradable poco a poco se pierda el sentimiento de orgullo y respeto por las pequeños y maravillos monumentos históricos. Como cienfueguero de corazón me siento en la obligación de dejar un pequeño comentario, llamar a la conciencia de cada persona y luchar contra estos tipos de actos que sólo hacen decaer una sociedad que en un tiempo fue caracterizada por el respeto a los mayores, por ver las normas de educación, por no aceptar la delincuencia a ningún nivel… Con estas palabras no llamo a hacer lo imposible ni molestar a ninguna persona , yo humildemente llamo al respeto y al análisis de cada uno de nosotros de lo que es correcto y de lo que no podemos aceptar de ninguna forma…

  4. Personas indisciplinadas e inconscientes existen en todas partes del mundo a todos lo niveles posibles. Pero, el cuidado de nuestro patrimonio es algo que no se puede dejar a ligera y mucho menos dejarlo a la conciencia personal de los individuos que habitan mi hermosa cuidada. Soy Cienfueguero y en ocasiones salgo hasta altas horas de la noche, resulta entonces realmente increíble como la zona del Paseo del Prado, la cual contiene gran cantidad de esculturas patrimoniales permanece sin vigilancia alguna, realmente no entiendo, de esa manera no se puede preservar nuestro patrimonio. Indignado me siento, realmente muy indignado al leer este artículo, pienso que en la misma medida que exigimos que los individuos sean responsables debemos exigir aún más por que los organismos responsables cuiden nuestra cuidad. Ejemplo práctico: si voy caminando por el Prado con una botella de ron en la mano pero de repente siento la necesidad de lanzarla contra algún monumento, pero al fijarme bien observo a un agente del orden cuidando por patrimonio, tengo que querer muy poco mi libertad para proseguir con mi maléfica idea. Nada que todos, “TODOS” somos responsables por esta situación. Nada, es lo que pienso

  5. La CULPA DEL ROBO DE TARJAS Y EL MACHETE DE GIL , ES PRODUCTO DE LA COMPRA POR PARTE DEL ESTADO DE MATERIAS PRIMAS, EN ESTE CASO EL BRONCE, ES TRISTE SABER QUE MONUMENTOS Y BUSTOS CON GRAN VALOR HISTORICO FUERON CANJEADOS POR CAJAS DE MALTA O POR REFRESCO TUKOLA, DEBERÍA ALGUIEN FISCALIZAR LA COMPRA QUE HACE MATERIAS PRIMAS Y SANCIONAR A LOS FUNCIONARIOS QUE ACEPTEN BIENES DE CARACTER PATRIMONIAL Y QUE LOS VALORES COMO PURO METAL CHATARRA. ESTA DE EJEMPLO EL UNICO BUSTO AL GENERAL ANTONIO MACEO QUE EXISTE EN LA CIUDAD QUE ESTÁ SITUADO EN EL OASIS TEOSOFICO MARTIANO EN PLAYA ALEGRE , QUE JUNTO AL DE MARTI PERDIERON SUS TARJAS Y FUERON CAMBIADAS POR POMOS DE REFRESCO TUKOLA Y MALTA

  6. Es un problema que no ocurre sòlo en Cienfuegos, a nivel de pais, ocurre lo mismo, pero rara vez hacen algo para impedir que esto ocurra, ni siquiera los organismos que deben velar porque cosas como estas no ocurran, tampoco hacen nada…vivimos en un pais donde la apatia se ha adueñado de todo…què pena!

  7. De qué modo se puede caracterizar mejor a una ciudad?
    No por lo hermosa que pueda ser ni mucho menos: no, es su gente la que puede aportar la más completa y profunda caracterización.
    La “linda” ciudad del mar, por desgracia es una de las peores urbes de la Isla en la que sus habitantes no tienen un elevado sentido de pertenencia: cada hecho delictivo ocurrido en estos últimos años lo confirma claramente.
    Cienfuegos cae de rodillas antes otras ciudades de Cuba: Santiago y la alejadísima Baracoa son dos buenos ejemplos, las cuales tuve la fortuna de visitar hace solo unos meses. Tal vez esté equivocado, pero respiré en el aire santiaguero y baracoense un sentir diferente, de respeto hacia (por lo menos hacia los símbolos más emblemáticos).
    ¿De qué modo se interpreta el orinar en pleno Boulevar, pintar la estatua de Martí en el Parque, chocar un carro en plenas narices de la estatua del Benny, avasallar media urbe con las ultra bocinas, tirar basura frente al Hospital, y un largo etc. pueden expresar ante el mundo que Cienfuegos es “la linda ciudad del mar”? Es el mayor cinismo del mundo; además de un alarde pésimo.
    Por desgracia, está escribiendo un cienfueguero, que para rematar, no se siente desde hace años como tal.

    • Delvis, como siempre, gracias por comentar y aportar a este debate. Ahora mismo, ni Perla ni Linda ni Ciudad del Mar, porque este sigue ahí, pero no es indiferente…

  8. Es una lástima que en el comentario no se mencione la falta de vigilancia que existe; en cuanto al parque Martí hace ya algunos meses refería a la existencia que había en el pasado de la figura del guarda parque que velaba por el cuidado, conservación y disciplina del lugar ¿resultará muy “costoso” al presupuesto municipal rescatarlo?

  9. Buen conentario ojala la sociedad se de cuenta del daño que le hacen a estas esculturas e intalaciones culturales y sociales que cada cienfueguero debemos cuidar para el 200 año de fundación de la ciudad.

Dejar respuesta