Restauran Palacio de Gobierno en Cienfuegos (+ Video)

El asombro no deja de dibujarse en el rostro de los transeúntes ante el insólito ajetreo que desde hace más de seis semanas resulta apreciable en la elevada cúpula del Palacio de Gobierno en Cienfuegos. Bien temprano en la mañana y hasta poco después del mediodía, cuatro hombres, sujetados por cuerdas, ejecutan labores de restauración sobre esta estructura, mientras sus fotos —como si fuesen practicantes de un deporte extremo— son la delicia en las redes sociales.

Todos ellos, junto a otros cuatro restauradores y dos ayudantes, forman parte de la brigada cuentapropista Constructora Gotera, la cual asume las complejas acciones constructivas que se llevan a cabo en la edificación, para redimir así la solemne y elegante apariencia con que sorprendió a la ciudad en el umbral de los años 50 del pasado siglo.

Liddy Curbelo Gotera, titular de esta brigada del sector no estatal, explicó a 5 de Septiembre que “desde hace dos años comenzamos a acariciar la posibilidad de trabajar en el rescate del inmueble, por lo que representa para los cienfuegueros. Pero por diversos motivos no fue posible entonces, hasta que ahora nos volvieron a llamar.

“De momento, podemos sostener que este no había recibido un tratamiento de restauración serio. Las paredes fueron abiertas y estaban muy deterioradas, cayéndose; la cúpula presenta muchas fisuras e igual la bóveda. Incluso, es imposible realizar algo más profundo por el temor a causar un daño peor”, agregó.

Alpinistas profesionales, albañiles y restauradores con formación de escuela, integran el equipo de primer nivel del que dispone Constructora Gotera, con un gran expediente en solo cuatro años de ejercicio. Aquí consta su huella en la reparación del Palacio de Ferrer, la fachada de la Empresa Eléctrica, el ala izquierda del Club Cienfuegos, y la construcción de Dulcinea. No obstante, la restauración de las dos torres y las ocho cúpulas del Hotel Nacional de Cuba, califica como la obra de mayor rango en la cual ha participado; sin dudas, un aval de rigor.

Los alpinistas forman parte de un equipo de diez hombres que, supervisados por dos jefes de obra, acometen las labores de restauración en el Palacio de Gobierno de Cienfuegos./ Foto: Modesto Gutiérrez (ACN)
Los alpinistas forman parte de un equipo de diez hombres que, supervisados por dos jefes de obra, acometen las labores de restauración en el Palacio de Gobierno de Cienfuegos./ Foto: Modesto Gutiérrez (ACN)

Francisco Javier Luis Padilla figura entre los cuatro alpinistas de la brigada, en su caso con experiencia como rescatista en el Cuerpo de Bomberos, y en el mundo de la espeleología. Según dice, “el riesgo es máximo, pues una equivocación puede costarnos la vida, aunque estamos certificados para el trabajo, somos competentes y contamos con el equipamiento óptimo.

“Nuestra función —afirmó— consiste en quitar el impermeabilizante de la cúpula, para sellar las grietas y luego reconstruir las ventanas, todo esto aplicando técnicas verticales con cuerdas. Iniciamos sobre las ocho de la mañana con los anclajes, y no solemos continuar en la sesión de la tarde por lo agotador que es permanecer tanto tiempo allá arriba”.

Desde fuera, la labor que acometen estos hombres en las alturas es de lo más espectacular y arriesgado visto en el ámbito de la construcción en Cienfuegos. Sin embargo, Curbelo Gotera apunta que las maniobras de mayor peligro sucederán al interior del antiguo Ayuntamiento.

“Adentro —dijo— no existe la opción del anclaje y se va a colocar una estructura que precisa de mucha logística. Cualquier cosa que caiga, con un peso de varias toneladas como las torres que emplazaremos para situar las bases y los obreros puedan estar encima, tendría un impacto en la vida del inmueble y en la de las personas.

“Por eso debemos hacerlo con precaución. Se prevé un sistema de cuerdas integrado y todo el equipo participará en el montaje de esta falsa obra. Ello complejizará la restauración: no puede entrar nadie al lugar y la concentración es necesario que sea absoluta, para evitar poner en apuro a quienes ejecutarán los trabajos”, añadió.

Las labores constructivas abarcan los tres niveles de la parte central del edificio por solicitud del Gobierno, si bien “Gotera” tiene la voluntad de poder intervenir el resto de las áreas en una segunda y futura etapa.

Richard Beltrán Negrín, albañil-restaurador, comenta que ahora “nos concentramos en los muros. Al retirar las varias capas de pintura que estos tenían, descubrimos muchas fisuras en las paredes y hemos tenido que hacerles un cosido con acero para llevarlas a su estado original, con la terminación en yeso.

“Buscamos que quede como mismo estaba, con los mismos materiales, pero es difícil. Se trata de un inmueble muy grande, con numerosos detalles en el decorado y bastante deterioro”, subrayó.

La restitución de los valores patrimoniales del Palacio de Gobierno —localizado en el parque Martí, corazón del Centro Histórico Urbano inscrito en el Patrimonio Mundial desde julio de 2005— plantea otros desafíos, ante los cuales la constructora se vio obligada a efectuar una amplia búsqueda de información en archivos, bibliotecas, a través de Internet, y mediante la Oficina del Conservador de la Ciudad de Cienfuegos (OCCC).

“Antiguamente había recursos con los que no contamos en la actualidad, pero también eso depende de que el personal a pie de obra conozca de su trabajo. Cuando es así, todo puede ser más fácil, pese a que los materiales no sean los de épocas anteriores. Por suerte, nosotros tenemos gente especializada hasta para lo más mínimo”, señaló Curbelo Gotera.

Con los imprevistos propios de cualquier inversión, la restauración del pequeño capitolio cienfueguero —sede de la Asamblea Provincial del Poder Popular— se impone a las dificultades como los alpinistas a la altura. Es una verdad que cuelga desde su cúpula y abraza a la urbe.

Roberto Alfonso Lara

Roberto Alfonso Lara

Licenciado en Periodismo. Graduado en la Universidad Central "Marta Abreu" de Las Villas en 2013.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir