Presidente kazajo informa sobre restablecimiento del orden constitucional

El presidente de Kazajistán, Kasim-Yomart Tokáev, afirmó este viernes que «el orden constitucional ha sido restablecido en gran medida en todas las regiones del país. Las autoridades locales controlan la situación», dijo el mandatario.

Reunido con el Estado Mayor Antiterrorista, apuntó que los operativos en marcha por fuerzas kazajas del orden seguirán en curso hasta dar con todos los «milicianos» que perpetran actos de violencia en esa nación.

Entretanto, las tropas rusas de las fuerzas de mantenimiento de la paz enviadas en el marco de los acuerdos de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC), ya están cumpliendo las misiones asignadas y se preparan para recibir a las fuerzas principales del contingente, según anunció el Ministerio de Defensa de Rusia.

La alianza acordó enviar por un período limitado sus fuerzas de pacificación, que se encargarán de proteger importantes instalaciones gubernamentales y militares y que asistirán a las fuerzas kazajas en su esfuerzo por normalizar la situación.

Aviones de transporte militar realizan el traslado de las principales fuerzas del contingente pacificador ruso desde los aeródromos en las regiones de Moscú, Uliánovsk e Ivánovo, precisa TASS.

Los militares enviados por los miembros del bloque político-militar, integrado, aparte de Kazajistán, por Armenia, Bielorrusia, Kirguistán, Rusia, y Tayikistán, llegan al país centroasiático para estabilizar la situación en medio de los disturbios.

En contexto

Las protestas en Kazajistán empezaron el 2 de enero en las ciudades de Janaozen y Aktau (la provincia de Mangystau) al suroeste del país, donde los residentes se manifestaron contra la drástica subida de los precios del gas licuado del petróleo con el que se abastece la mayoría de los vehículos en la región.

Dos días después en la ciudad de Almatý, antigua capital del país, así como en otras urbes y localidades, las protestas se tornaron violentas con los enfrentamientos entre los grupos más radicales y las fuerzas de seguridad, una situación que ya ha dejado heridos y muertos entre los agentes.

Al respecto, el presidente del país, Kasim-Yomart Tokáev, aceptó la renuncia del Gobierno e introdujo el estado de emergencia de dos semanas en todo el país, entre otras medidas. Además, tachó de «terroristas» a los participantes más violentos.

Entre otras medidas, Tokáev accedió a las reivindicaciones políticas de eliminar del poder definitivamente al exmandatario de la nación Nursultán Nazarbáyev, quien ocupaba hasta este 5 de enero el cargo vitalicio del presidente del Consejo de Seguridad Nacional. (Con información de Actualidad RT y agencias)

Artículos relacionados

5 de Septiembre

El periódico de Cienfuegos. Fundado en 1980 y en la red desde Junio de 1998.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir