Precios del transporte privado en Cienfuegos: La piquera “no sigue igualita”

En coautoría con Laura Brunet Portela.

María Esther ha vivido todas las “temporadas” de los precios del transporte. Ella viaja con regularidad entre Santa Clara y Cienfuegos, por eso conoce de cuando las máquinas cobraban cuarenta pesos, de cuando olfatearon los sesenta atizadas por la crisis energética de mayo de 2019, y del tope de precios de agosto de 2020, que las devolvió a cincuenta.

Para esta anciana, las tarifas de enero de 2021, a raíz de la Tarea Ordenamiento, parecían dar cierre a las oscilaciones de precios en setenta pesos. Pero once meses después comprobó que no todo quedó ahí.

“Desembolsé 350 pesos de mi chequera para recorrer los mismos 66 kilómetros. Las ‘yutones’ también subieron, de trece a veinte pesos. Pero nada comparable con las máquinas”, declara. Este no es un caso único. Según reflejan quejas llegadas a la redacción del Cinco de Septiembre, pasajeros de Rodas, Cruces, Cumanayagua y otros usuarios del transporte privadomanifiestan alarma ante el acelerón de los precios.

LO QUE ESTÁ ESCRITO

Por el alza pandémica, el transporte privado y estatales tuvieron en pausa hasta el primero de noviembre pasado. Sin embargo, las tarifas aprobadas oficialmente a comienzos del año para el servicio particular no cambiaron, ratifica Leticia González Padrón, subdirectora provincial de Finanzas y Precios.

Abundó la directiva que “desde del primero de enero y hasta hoy está vigente el Acuerdo 247 del Consejo de Gobierno Provincial. Ese documento establece, por ejemplo, que la ruta Cienfuegos-Santa Clara en autos ligeros o máquinas cuesta 70 pesos; en camioneta 60, mientras el camión debe cobrar 40”.

Provincia adentro, las rutas hacia municipios también registran violaciones de precios. En indagaciones realizadas para este reportaje, 5 de Septiembre constató que de Rodas hacia Cienfuegos el costo de las máquinas asciende hoy a cien pesos, mientras “deben cobrar 35 en el caso de las máquinas, 20 las camionetas y 15 el camión”, dijo González Padrón. Otros entrevistados dan cuenta de los 150 pesos por pasajero hasta Cumanayagua, un importe que cuadruplica los 35 vigentes en el Acuerdo 247.

Este estado de opinión fluyó hasta la Unidad Estatal de Tráfico (UET) en Cienfuegos. Arnaldo González Ramos, su director, declaró que han recibido “quejas de la población relativas a violaciones de las tarifas por los transportistas. Hemos multado a varios, como también lo ha hecho la Inspección Estatal de Transporte. También tenemos solicitudes de porteadores privados para aumentar las tarifas vigentes, pero hasta el momento no ha habido cambios”.

AUTOS… ¿DE ALQUILER?

En las inmediaciones de la Terminal de Ómnibus de Cienfuegos, un pasajero comentó que hasta Cruces “las máquinas ahora cobran cien pesos. Creo que la causa es que no hay carros casi. Cuando esto se llene, como antes, entonces la situación debe mejorar”, apuesta el crucense.

Al respecto González Ramos apuntó que no necesitan ningún trámite específico para incorporarse, pues todo aquel con Licencia Operativa de Transporte vigente puede hacerlo. Sin embargo, “sabemos que muchos transportistas aún no comienzan a trabajar, precisamente por preocupación ante los precios aprobados en enero”. Como confirmó el gestor de viaje Orlando Pérez Santos: “la piquera todavía sigue floja”.

Esta semana, en horas del mediodía solo una máquina “tiraba” pasaje hasta Palmira desde la ciudad de Cienfuegos. Los pasajeros allí entrevistados corroboraron que las máquinas que entran a la piquera sí cobran veinte pesos, acorde con lo vigente en el Acuerdo 247. Minutos después, un camión “limpió” el lugar por el precio de diez pesos (también el establecido).

Sin embargo, a la palmireña Magda Torres le preocupa el costo de los vehículos alquilados, que “se paran más abajo, al lado de la Cafetería, justo frente al Prado, aunque aquí arriba la piquera esté llena. Llegan a pedir hasta quinientos pesos”.

Para la UET esta práctica ya es conocida.“Generalmente, los ilegales son los que más incurren en violaciones de precios, casi siempre ha sido así. Sabemos que llegan a la piquera y, por ejemplo, de aquí a Cruces pide entre 150 y hasta 300 pesos. Cuando los detectamos podemos aplicar el Decreto 261, con una cuota de hasta 700 pesos”, afirmó González Ramos.

Con él coincide el transportista privado Liurbys Pérez Quintana, cuando expone la certeza de “que hay carros cobrando excesivamente, pero esos no son en realidad los transportistas que tenemos los papeles en regla, la patente, pues nosotros estamos bien identificados, tenemos un cartel de taxi, una piquera, y no podemos caer en eso. Sí estamos en disposición de trabajar, pero sería bueno que se valore la tarifa de cobro”.

CALCULADORA EN MANO

Cuando en enero de 2021 nacieron las nuevas tarifas del transporte particular (también aumentó el estatal tras la tarea ordenamiento), varios parámetros integraron la ficha de costo: “los costos de explotación, mantenimiento y reparación, neumáticos y baterías; costo del combustible, pago de tributos, seguridad social, seguro y costo de la licencia operativa del transporte. También las tarifas de curso de recalificación, de la revisión técnica automotor, del chequeo psicométrico y el impuesto sobre el transporte terrestre”, enumeró en aquel momento José Ramón Díaz Torres, coordinador de programas y objetivos del Gobierno Provincial

A partir de esas variables, trascendió que a las antiguas tarifas se le aplicaron índices máximos referenciales oscilantes entre 1,5 y 2,3 veces más que el costo por kilómetros vigente antes del llamado día cero.

Once meses después, al volver sobre el asunto, el transportista privado Liurbys Pérez Quintanaconsidera que “esos precios se mantienen a la antigua, pues hoy todas las cosas han subido. Nosotros no tenemos un mercado seguro donde adquirir las piezas. Todo lo compramos de manera informal. Una goma antes costaba dos mil pesos, hoy por Revolico me han pedido hasta 25 mil pesos, y mi carro lleva seis gomas, o sea, tendría que pagar 150 mil pesos. En la vida diaria, las cosas de primera necesidad han subido de precio diez veces  su valor anterior, y eso también cuenta. Por ejemplo, tuve que reparar el carro y me cobraron 125 mil pesos, y además traer las piezas desde México, pues aquí no existían.El combustible lo comprábamos a ocho pesos, y después lo subieron a 14.90”, refiere.

Sin embargo, sobre esa última materia prima, la UET confirmó que el combustible se mantiene a menor costo, para abaratar así el precio final del pasaje: “el litro de diésel a 13.99, la gasolina regular a 16.46 y laB-83 14.66, refirió González Ramos.

Un porteador privado de la ruta Cienfuegos- Cruces alega que, aun así, “mi carro es pequeño, y para que me dé resultado debo cobrar como mínimo 70 pesos hasta Cruces, porque, por ejemplo, si encuentras una batería en las tiendas en MLC debes pagar el dólar a 80 pesos para comprarla. Los impuestos también subieron, ya no es una cuota fija como antes”, nos dice.

Desde el 20 de septiembre pasado los transportistas privados pasaron al régimen general de tributación. Ahora dejan de pagar una cuota fija para honrar una porcentual: el cinco por ciento de los ingresos obtenidos en el mes. Explicó Maileisis Cruz Pérez, especialista del Oficina de Administración Tributaria Provincial (ONAT), que “se mantiene el pagodel diez por ciento por el servicio prestado, y de manera trimestral contribuyen, aquellos inscritos, a la seguridad social”.

Aclaró que “todos esos pagos se realizan de acuerdo a los precios vigentes para el transporte particular en el Acuerdo 247. O sea, si un transportistadebe cobrar oficialmente 35 pesos hasta Cumanayagua, declara y paga impuestos según ese importe”.

En este mar de cuentas y razones lo cierto es que, en un contexto donde el transporte estatal no está “a full”, por la difícil situación económica, las piqueras semivacíasacortan las variantes para “moverse”, dentro y fuera de la provincia.

Lo escrito en materia de precios nace para ser respetado y si, por lógica, las tarifas ya no se parecen a la realidad—hoy bajo las reglas de la inflación—hay que volver a poner ojos sobre lo normado. En tanto cuajan las tarifas definitivas, el control por organismos impositores no debe hacerse esperar, ante la certeza de la población como el más frágil eslabón de esta cadena.

Artículos relacionados

10 Comentarios en “Precios del transporte privado en Cienfuegos: La piquera “no sigue igualita”

  • el 2 diciembre, 2021 a las 3:38 pm
    Permalink

    Es cierto que tenemos problemas serios con los precios y los insumos.Las piezas estan caras pero el precio del combustible el estado lo succidia ,La carnr de puerco carisima y asi muchas cosas que nos pueden afectar.Pero es demasiado los precios de las maquinas.Por tanto coincido con Arcides Arcis primer comentario.agreguen un inciso a la 71 y pongan 10.000 pesos de multa para que vean bien .700 pesos dos pasajeros pagan la multa y cerrado el caso.seguimos en las mismas.debe haber un reajuste y les dará para las piezas y mucho mas.

    Respuesta
  • el 2 diciembre, 2021 a las 11:51 am
    Permalink

    Yo tengo carro con patente desde hace 10 años y sacando bien las cuentas sin apretar y pudiendo subsistir ante los precios de piezas y partes actuales las tarifas deberían ser desde Cfgos, Palmira 25 cup, Cumanayagua, Cruces y Rodas 60 cup y Sta Clara 140, creo q pasajeros y chóferes en general estarían de acuerdo con esas tarifas. Espero comprendan y se analize la situación actual de ambas partes. Saludos.

    Respuesta
  • el 2 diciembre, 2021 a las 10:16 am
    Permalink

    Un asunto que toca la sensibilidad de todos y donde la necesidad se convierte en permisiva. Irregularidades hay muchas: la primera el control, hoy desaparecido, la segunda; el ansia de algunos en llenarse los bolsillos no importa cómo, y así pudiera llegar al infinito. ¿Por qué un motor eléctrico se equipara a otro de combustible? ¿Por qué en las pocas rutas que existen con precios conocidos, los motoristas imponen el que entienden y además deciden la cantidad de personas que llevan? ¿Por qué algunos dueños de esos medios nos obligan a ser cómplices de sus ilegalidades transportándonos por recorridos irregulares? ¿Por qué un número nada ínfimo de decisores no «miran» hacia el lado cuando van «ensimismados» en sus pensamientos y recogen al menos una persona? Mi barrio (Junco Sur) temprano en la mañana es un ejemplo de «cuadros» y su familia con transporte asegurado. Un cordial saludo.

    Respuesta
  • el 1 diciembre, 2021 a las 1:44 pm
    Permalink

    Cuando se va actuar con los precios de todo en general? Una libra de cerdo anda por los 200 pesos. La libra de tomate a 60. Y el estado no actúa y deja a todos esos descarados vender a ese precio. Ya el pueblo no da mas.

    Respuesta
  • el 30 noviembre, 2021 a las 7:23 am
    Permalink

    Invitoa los entendidos a hacer una ficha de costo con los precios reales que se pagan las piezas, gomas, aceites, grasas, accesorios y después hablen cuanto cuesta el pasaje. Desgraciadamente el estado no tiene ningún lugar donde se pueda comprar a precios razonable algo para mantener los carros.

    Respuesta
    • el 30 noviembre, 2021 a las 9:22 am
      Permalink

      Igual invito a los entendidos a revisar los precios hasta el momento del ordenamiento, tras esa fachada de costos de piezas, gomas, aceites, y demás, lo cual no ha subido de precio, y si pasó es menecestar de los choferes exigir porque se mantengan o bajen, pero los precios que ahora mismo se pagan son abusivos, o de lo contrario, las personas no habrían dejado de trasladarse en estos medios de transporte. Lástima es que los porteadores privados solo piensan en su bolsillo y no se detienen a pensar en el que necesita trasladarse.

      Respuesta
      • el 30 noviembre, 2021 a las 5:50 pm
        Permalink

        Es un franco abuso un viaje a Santa Clara a 350 pesos. Y eso que el estado les vende el combustible a precios subsidiados Es un imperativo la presencia de inspectores, desaparecidos de las Piqueras.

        Respuesta
  • el 29 noviembre, 2021 a las 2:07 pm
    Permalink

    Trasladamos las opiniones a los responsables, busquemos la efectividad de estos trabajos periodísticos, regresen a las piqueras en poco tiempo para comprobar cambios o no, que estos escritos se conviertan en herramientas para paliar en cierta medida esas dificultades que conspiran con la calidad de vida del Cienfueguero.

    Respuesta
  • el 29 noviembre, 2021 a las 11:13 am
    Permalink

    Todo funciona así porque lo jefes que tiene que velar por el buen funcionamiento con chequeo sistemático tienen CARROS ESTATALES y no les importa un comino el dolor del pueblo. Prestemos buen servicio y evitemos los estados de opinión desfavorables, no acumulemos problemas que a la larga explotan de la manera no correcta por elementos inescrupulosos de la sociedad que están a la espera de los problemas.

    Respuesta
    • el 1 diciembre, 2021 a las 1:42 pm
      Permalink

      Desgraciadamente es así. Todos los días en el gobierno provincial hay mínimo 20 carros con el logo PPP o PPM, y no paran en todo el día.

      Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir