Polo Acuático: a pesar de todo, se mantiene

0
253
El 2018 volvió a ser un buen año para el polo acuático de Cienfuegos. /Foto Carlos E. Chaviano

El polo acuático constituye una de las disciplinas emblemáticas de Cienfuegos, y su arsenal de triunfos crece cada año. Otra muestra llegó en este 2018, cuando volvió a protagonizar un loable desempeño. El sector masculino mantuvo su hegemonía en el país, al agenciarse los cetros de las categorías escolar, juvenil y de mayores. Por su parte, las muchachas se ubicaron en la quinta plaza en los Juegos Escolares, y en la séptima entre las juveniles.

La actual preparación la encara una matrícula de 50 atletas, entre los que destacan varios que ya conocen el sabor del título. Tres son los deportistas de Perspectiva Inmediata, mientras otro grupo de talentos es valorado por la Comisión Nacional, en un deporte que, como es habitual, cuenta con siete representantes de la provincia en el principal equipo cubano.

Para Roberto Rivera, comisionado de la disciplina, “en general es una matrícula buena, ya que la mayoría de los atletas son continuantes en sus respectivas categorías”.

Carlos Ortega, gloria deportiva y entrenador de la categoría escolar, opina que “son pocos, pero contamos con una base de reserva que nos está ayudando mucho y sacando a flote. Este mismo equipo resultó campeón siendo casi todos de séptimo grado, pero los teníamos desde el curso anterior y eso contribuyó sin dudas al resultado. No llegamos en cero como en ocasiones anteriores, que prácticamente teníamos que enseñar a nadar con esas edades”.

Otro técnico que ganó el cetro el año anterior es Víctor Gómez Jr., quien vuelve a tomar las riendas de los juveniles. “Tenemos cuatro alumnos de nuevo ingreso, que provienen de la selección monarca escolar. Con ellos y con los que repiten en el juvenil podemos garantizar otra buena faena”.

La pequeña alberca de la Eide no cuenta con las condiciones idóneas para la práctica de este deporte./Foto: Carlos Chaviano
La pequeña alberca de la Eide no cuenta con las condiciones idóneas para la práctica de este deporte./Foto: Carlos Chaviano

Nuevamente el tema piscina se convierte en el principal rival de los cienfuegueros, que solo cuentan con la pequeña alberca de la EIDE, donde intentan paliar en algo la situación.

“Llevamos seis años sin la ‘Piscina Olímpica’, entrenando aquí y ocasionalmente en Los Flamboyanes. Como puedes ver, no hay espacio ni condiciones requeridas por nuestro deporte. Además, tenemos poco tiempo, sale el masculino, entra el femenino, sale el femenino y vuelve a entrar el masculino. Estamos haciendo lo que se puede, trabajar y trabajar, de no hacer nada, estamos haciendo algo”, nos dice Yuliany Álvarez, adiestrador del sexo femenino.

Ortega agrega que “mientras la alberca Eduardo García, que es la oficial del polo acuático acá en Cienfuegos, siga detenida, continuarán los problemas”.

Al respecto el comisionado trae buenas nuevas. “Queremos reinaugurarla en el mes de enero, y en ello han unido esfuerzos las direcciones provincial y municipal del Inder. Es cierto que no salimos del bache, pues en ‘Los Flamboyanes’ tenemos problemas con el rodamiento del motor. Son maquinarias muy viejas y no encontramos piezas de repuesto para ellas”.

En este punto se suma Víctor. “La preparación se afecta sobre todo en el orden técnico-táctico. Nos golpea el espacio y la profundidad, pues todos saben que en el polo los jugadores no pueden tocar fondo, y aquí en la piscina de la Eide el tramo profundo es de apenas doce metros. Estamos jugando cuatro contra cuatro, cuando en realidad es siete frente a siete. Evidentemente no tenemos capacidad ni condiciones para entrenar”.

“Hay alrededor de 300 atletas de cinco deportes entrenando en esta piscinita cada día. Las medidas no son idóneas para el entrenamiento del polo, porque incluso es una alberca de 25 metros, pero de solo seis carriles, lo que la hace aun más estrecha”, explica Roberto.

“Tenemos que quemar etapas, para enseñar a las niñas a jugar polo, sin saber bien pasar o tirar a puerta. Nunca hemos tenido en los últimos años la piscina de septiembre a diciembre, y el clasificatorio es el mes de abril. Al menos siempre hemos logrado el boleto hacia la etapa final de los ‘Escolares'”, comenta Yuliany.

Las porterías apenas tocan el agua. /Foto: Carlos Chaviano
Las porterías apenas tocan el agua. /Foto: Carlos Chaviano

Desde hace varios años, el sexo femenino se ha convertido en asignatura pendiente para Cienfuegos, y en ese sentido se han trazado estrategias.

Al decir de Rivera, “este fenómeno es un problema actual en casi todas las disciplinas, ya que las muchachas están rehusando la práctica de deportes. En el caso nuestro nos golpeó sobremanera perder la cantera, que era la Escuela de Natación, centro donde teníamos toda la reserva concentrada y que nos dio muchos frutos”.

“Los varones se dan mucho más fácil y acuden a las piscinas más que las hembras. Eso nos obliga a ir por las escuelas en busca de talentos, pero la tarea no es sencilla, pues existe el miedo a este deporte, calificado de muy fuerte, que ensancha la espalda, que desarrolla en demasía los músculos, y sobran ejemplos de que no es así”, nos dice Yuliany.

Aunque nuevamente tropieza con grandes limitantes en su preparación, el polo acuático pretende mantener a la provincia en la vanguardia del país.

“Volver a ganar los eventos masculinos, y esforzarnos por que las muchachas se ubiquen entre los cinco mejores de sus categorías”, vaticina el Comisionado.

“Si empieza la ‘Piscina Olímpica’ en enero como se ha prometido, esperamos avanzar un poco más”, asegura el entrenador de las chicas.

“Lo real no es que nosotros estemos súper bien, sino que los demás están muy mal”, aclara Ortega.

“Cada año se hace más difícil, porque se siguen acumulando problemas, pero mientras estemos aquí, lucharemos por ser siempre primeros”, sentencia Víctor.

Nuevas estrategias se llevan a cabo para potenciar el sexo femenino. /Foto: Carlos Chaviano
Nuevas estrategias se llevan a cabo para potenciar el sexo femenino. /Foto: Carlos Chaviano

Dejar respuesta