Niños de Cienfuegos graban disco con canciones de Lázaro García

En 2015 fueron las canciones de la vieja trova, Perla Marina, Pensamiento, Veinte años, traídas de vuelta por voces infantiles y adolescentes. Con el concurso Los niños cantan a la trova cubana, Pedro y Roberto Novo fundaron un proyecto que deposita en las nuevas generaciones la memoria musical precedente.

Como premio a la iniciativa, el sello Bis Music patrocinó la grabación de un fonograma con doce temas antológicos, interpretados por igual número de finalistas en el certamen.

El pasado año los hermanos volvieron por más, y en esta ocasión el certamen acercó a los infantes a la Nueva Trova, de la que el dúo es exponente, y se dedicó a las composiciones de un fundador de ese movimiento en el país: Lázaro García.

Ahora se repite la experiencia en lo que será el segundo volumen del disco Los niños cantan a la trova cubana: la obra de Lázaro García, cuya grabación está por concluir en los estudios Eusebio Delfín, de esta ciudad.

GRANDES CANCIONES EN VOCES ¿PEQUEÑAS?

Las canciones de Lázaro son muy difíciles armónicamente, hechas para adultos, con intervalos muy complicados, que hacen compleja su interpretación por niños”, afirma Roberto Novo.

Para Pedro Novo “la grabación de este disco ha sido mucho más compleja que la del primero, con canciones de la trova tradicional, justamente porque los temas Lázaro los piensa en grande y llevarlos a esas voces resulta complicado. Pero se ha demostrado que cuando a los niños se les da un buen material, ellos lo saben identificar y lo hacen suyo”.

Muchas de mis piezas, —recuerda Lázaro—, como Tejiendo un rostro a la canción o En aras del beso, han sido defendidas por grandes voces de Cuba como la maestra Argelia Fragoso, Maureen Iznaga, Omara Portuondo, Sara González, y ese es un precedente muy elevado para asumir el disco”.

En los arreglos y la base sonora intervino el experimentado Jesús ‘Chuchi’ Saura, y ha sido indispensable la experiencia de Dustin Polo Yanes, director de la compañía infantil Abracadabra, porque nos hemos dado cuenta de que el trabajo con niños es riguroso, y que necesita de una magia que solo con él funciona, algo que para nosotros no hubiera sido posible”, asegura Roberto.

De formación instructor de arte, y con doce años de experiencia dirigiendo a niños y adolescentes en Abracadabra, Dustin confiesa que muchas piezas del cantautor son verdaderas clases de solfeo: “esos intervalos, dificultan mantener la afinación, también tienen muchas notas, por eso tuve que ajustar la melodía y algunos tonos”, confiesa el director musical del primero y de este disco.

Dustin Polo Yanes, director del grupo Abracadabra, ha sido también el director musical de ambos fonogramas de Los niños cantan a la trova cubana. /Foto: de la autora
Dustin Polo Yanes, director del grupo Abracadabra, ha sido también el director musical de ambos fonogramas de Los niños cantan a la trova cubana. /Foto: de la autora

El de la trova fue sencillo, pero estas son muy difíciles. La mayoría de sus niños estuvieron en el concurso, otros ni siquiera pertenecían al grupo, pero luego de la experiencia, decidieron sumarse a él. Además, Abracadabra tiene una práctica sólida en lo coral, llevamos ya tres años grabando los coros del Cantándole al Sol, y eso nos ayuda, aunque hay niños que están por vez primera en un estudio, pero hemos trabajado duro, y ya este disco me satisface más que el anterior”.

Sencillamente los niños nos han dejado pasmados, y con una complacencia enorme”, completa Pedro Novo, productor musical del disco.

En Lázaro es visible el disfrute. Camina de un lado a otro de la cabina, escuchando, y sobre su proverbial sencillez se advierte a ratos la emoción.

Aún falta el trabajo musical con los instrumentos, pero quiero que suenen como lo que son, niños, insiste cuando la exigencia de Dustin intenta corregir una ligera imperfección: hay talento, tienen voces increíbles, tantos timbres, colores diferentes, es emocionante escuchar mi música hecha por estos pequeños”.

PARA HACERLO PROFETA EN SU PROPIA TIERRA

Estrella Victoria Soto concursó y ganó en la segunda edición del certamen.

En aras del beso, fue la que defendí —suspira—, difícil canción, porque tiene partes muy agudas. Vuelvo a interpretarla en el disco, pero antes de eso no la conocía.

Me he dedicado a la música mejicana y a la infantil, cuando estuve con la maestra Belkidia López. Sabía que existía la trova, pero no conocía sus canciones. Después del concurso, comencé a interesarme y personalmente admiro muchísimo a Lázaro”, dice Estrella.

Boris Abel Busca Pérez, fue premio compartido junto a Estrella en 2016. Revela cuán difícil es el proceso de grabación, largas horas de ensayo y luego de tensión, pero “me ha dado la posibilidad de conocer no solo mi tema, Carretón, sino otros”.

“Es emocionante escuchar mi música hecha por voces infantiles”. /Foto: de la autora
“Es emocionante escuchar mi música hecha por voces infantiles”. /Foto: de la autora

Del compositor cienfueguero ni de la nueva trova sabía casi nada, sólo Silvio le era familiar, por su padre. “Pero ahora me encantó, en particular Tejiendo un rostro a la canción, muy bella y compleja…, pero sí, algún día me atrevería a hacerlo, luego del concurso”.

Hace poco Chavely Uribarri Fuentes, se decidió a integrar Abracadabra. Lo hizo luego de apreciar el trabajo del grupo en el concurso. Siempre será el amor, fue la canción que defendió: “Voy a ser sincera, No conocía al autor. Un día Los Novo llegaron buscando una niña para hacerla y les gustó como la canté. Yo acepté participar y mi mamá me apoyó, aunque no gané, pero igual lo hice porque estoy en el disco.

Inicialmente pensé que era algo aburrido, para personas mayores; por el contrario me pareció super interesante, me transmite mucho sentimiento. Te digo que si llego a ser cantante, me gustaría componer mis propias canciones trovadorescas”.

Para Pedro Novo, el concurso es un taller y la grabación del disco una experiencia tras la cual “llega ese día en que se identifican con las piezas y dicen: ‘no sabíamos que existían estas canciones tan bellas’”.

Roberto Novo piensa que lo más importante es que ellos descubren que hay una música cubana anterior, que trasciende y que es hecha por un cienfueguero.

A Dustin, además de dar a conocer esas canciones, la experiencia le ha dado mucho placer, “por lo que significa que sean de Lázaro y porque nosotros los artistas tenemos que contribuir a hacerlas conocidas, a hacer de músicos como Lázaro profetas en su propia tierra”.

DOS CANCIONES NACIDAS DE SU CIENFUEGUERIDAD

Cuatro sesiones de grabación se han realizado. En esta, pasan las 9:00 de la noche del sábado cuando terminan los diminutos solistas, los doce ganadores y el resto de los niños de la compañía, algunos con apenas 7 años.

Concluyeron el coro de una de las dos canciones que completan las catorce del fonograma.

La primera es Pequeñín, que escribí a mi hijo, hace más de 30 años, cuando él tenía 6 o 7″. Pequeñín, detén el tiempo en esa edad, no sea que el olvido sospeche que has crecido,… te quiero detenido, siempre así…, tararea Lázaro. Es fruto de ese sueño de los padres de retener a los hijos en una edad ingenua, fantasiosa, maravillosa, que se va cuando crecen.

La vamos a cantar los viejos de la trova: Augusto Blanca, Vicente Feliú, Pepe Ordaz, Los Novo, Armando Álvarez, y mi nieta Brenda Pérez García nos acompañará al violín.

La producción  musical del disco es de Roberto Novo, con la asesoría de Lázaro García. /Foto: de la autora
La producción musical del disco es de Roberto Novo, con la asesoría de Lázaro García. /Foto: de la autora

El último tema será dedicado al aniversario 60 de la gesta épica de esta ciudad: una canción que escribí en 1987, donde asumo el 5 de septiembre, sus hechos, desde la perspectiva de nuestra generación de trovadores, que la vivimos siendo niños. Por eso empieza…Cuando entonces mi vida, era apenas un beso…, y es un homenaje a aquellos héroes en las voces de los más beneficiados, los niños».

Hay que cantar y sonreír porque es el tiempo de caminar por el futuro y construir…Cienfuegos nos legó una lección de luz…, cierran las sopranos la grabación de un disco que retribuye al trovador por 55 años de entrega artística desde y por la cienfuegueridad.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir