Moringa forma revuelo por la Covid-19

Según un despacho del Canal 7 Salta, de Argentina, las localidades de Leticia, Barranquilla y Villavicencio, en Colombia, donde hay tres cárceles que tuvieron a sus internos contagiados de coronavirus, probaron la bebida hecha a base de la planta moringa oleífera que, milagrosamente, curaron a todos los presos con el virus, e incluso al personal carcelario.

Muy pronto la noticia del hallazgo fue replicada en algunos medios de comunicación del mundo y se formó gran revuelo en las redes sociales. La doctora Ruth Mari Calderón, médico del estado de la Florida, dijo que tal como lo anunció el pasado primero de marzo es necesario de retornar a los orígenes de la humanidad en el uso de medicantos naturales; la efectividad en el tratamiento del coronavirus de más de 900 reclusos colombianos con agua, limón y moringa así lo corroboran.

Resulta que ante la corta variedad de opciones existentes para ayudar a los enfermos a superar el virus, un grupo de guardianes del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec) decidió, en la cárcel de Villavicencio, apostarle a esta planta, y se la administraron a internos y a guardias junto con limón y canela.

LA PLANTA MARAVILLOSA

La moringa se conoce como árbol de la vida, árbol generoso, árbol milagroso, árbol de la esperanza. Veamos por qué.

El sitio web soyvida.com da cuenta de que la moringa es una planta que puede mejorar la alimentación de las personas y ofrecerles numerosos beneficios nutritivos. Algunos estudios aplicados en sus hojas han arrojado que contiene sustancias anticancerígenas, hipotensoras, hipoglucemiantes y antibióticas.

“El doctor Mark Olson, del Instituto de Biología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), señaló que las aportaciones nutritivas de esta especie vegetal fueron comprobadas desde hace muchos años. Sin embargo, su contribución a la prevención de enfermedades aún debe corroborarse con investigación y estudios clínicos”, destaca la reseña.

Por sus multiples propiedades nutritivas y medicinales existe una amplia diversidad de productos a base moringa/ Foto: tomada de Internet

Lo cierto es que las hojas de moringa contienen altas cantidades de proteínas, casi al igual que la leche en polvo, son fáciles de digerir y aportan aminoácidos esenciales (aquellos que el cuerpo no puede producir). Señaló el investigador que no contienen sustancias antinutritivas que impidan su digestión, además de tener vitamina A y C.

Este árbol, perteneciente a un grupo grande de plantas, es pariente de la papaya, el rábano, el mastuerzo y la col, especies que contienen una alta cantidad de antioxidantes. En estudios aplicados en animales se ha demostrado que la moringa podría estimular el nivel de las enzimas que desactivan tumores, es decir, tendría un efecto anticancerígeno.

Materiales divulgativos del Programa Nacional de la Agricultura Urbana en Cuba plantean que la moringa es una de las plantas que mayor utilidad tiene en el mundo; crece rápidamente y alcanza una altura hasta de unos 10 a12 metros, y de ella se aprovecha prácticamente todo: vainas verdes, hojas, flores, semillas y raíces.

Las hojas frescas poseen grandes cualidades nutritivas: mayores cantidades de vitamina A que las zanahorias, de vitamina C que las naranjas, de calcio que la leche, de potasio que el plátano; más hierro que la espinaca y más proteína que ningún otro vegetal.

También esa parte del follaje es muy apetecida; con ellas pueden prepararse infusiones, ensaladas verdes, pastas para bocaditos, salsas, sopas o cremas, guisos, arroz salteado, frituras y aliños en general. El uso más común lo encontramos en mezclas con jugos o cocteles de frutas, en diferentes platos de huevo y en el puré de los niños, entre otras variantes, lo cual enriquecería notablemente el valor nutricional en cuanto a proteínas, vitaminas y minerales de dichos alimentos.

Las hojas pueden secarse a la sombra y conservarse enteras o molidas. En esta última variante, el polvo permanece por meses sin perder sus propiedades, además de que resulta útil para usarse como condimento o ser añadido a sopas, caldos y jugos, entre otros.

En tanto, las flores son ricas en calcio y potasio, pueden consumirse crudas o cocinadas, acompañando ensaladas, sopas u otros platos y como infusiones. De las semillas se extrae un aceite similar al de oliva, muy bueno para el aliño de ensaladas. Estas, tiernas y hervidas en agua, son similares a los garbanzos; secas y tostadas, recuerdan al maní. Por su parte, el fruto es una vaina o cápsula triangular, ampliamente consumida en forma de guisos, es famoso por sus propiedades afrodisíacas, rico en proteínas, aminoácidos esenciales y múltiples vitaminas.

De esta plnta se aprovecha prácticamente todo: vainas verdes, hojas, flores, semillas y raíces./ Foto: tomada de internet

Por otra lado, también se ha usado como fertilizante, agente de limpieza, combustible biológico (biogás, biodiesel), clarificador de miel y del jugo de la caña de azúcar, así como pesticida; asimismo, la pulpa la emplean para hacer papel prensa y papel celofán. También es utilizada como floculante, al purificar el agua y reducir su turbidez y la contaminación bacterial.

Tal vez por el propio desconocimiento sobre la moringa, el uso más extendido sea como planta ornamental, por su forma atractiva, lo que aconseja utilizarla en árboles de sombra, setos, pantalla visual y auditiva, incluso en cortinas cortavientos y para deslindar terrenos, parcelas y potreros en fincas y haciendas.

Cabe destacar su uso melífero, pues la flor es una importantísima fuente de polen y néctar para las abejas. De la corteza se obtienen fibras aptas para la elaboración de cuerdas, sogas, esteras y felpudos, así como goma; a su vez, de esa propia goma y corteza se extraen taninos para la industria del curtido de las pieles.

Evita la erosión del suelo y en tal sentido se recomienda para recuperación de estos en zonas áridas y semiáridas.

El aceite esencial de la moringa se ha usado por su habilidad de resistirse a volverse rancio como aceite para ensaladas, lubricante de máquinas, de relojes, para perfumes, jabones, cosméticos y como ingrediente de productos para el cabello.

También en algunos países han empleado partes de la moringa para fortificar alimentos y por su efecto para combatir la desnutrición. Algunos estudios brasileños demostraron propiedades larvicidas del extracto acuoso de la semilla de esta planta contra el mosquito Aedes aegypti. La resulta coagulante de la semilla también lo han empleado en la preparación de quesos.

DE LAS RAÍCES

La  moringa es originaria del sur del Himalaya, y se ha extendido a otras partes de India: Bangladesh, Afganistán, Pakistán, Sri Lanka, el sudeste asiático, Asia Occidental, la Península Arábica, África del Este y del Oeste, el sur de la Florida, el Caribe, Centroamérica y gran parte de América del Sur.

En la América tropical se cultiva generalmente como planta ornamental. Se cree que fue llevada desde la India a África por los ingleses e introducida al Caribe por los franceses y de allí a Centroamérica.

En Cuba, se encuentra distribuida en todo el territorio nacional. La conocen como paraíso francés y otros nombres vulgares, tales como: acacia, ben y palo jeringa, así como tilo francés y tilo americano, y se utilizan principalmente las flores como tilo, aunque el botánico cubano Juan Tomás Roig  planteaba: “Durante la segunda Guerra Mundial, se comercializaban en muchas farmacias las flores del paraíso francés como flores de tilo, pero era un fraude, pues las flores carecen de las propiedades atribuidas a las del verdadero tilo europeo”. El eminente científico aseguraba, además, que en la Mayor de las Antillas los masones lo plantan cerca de los edificios de las logias con el nombre de Acacia y lo consideran un árbol simbólico.

Años antes de Cristo, ya la moringa era conocida con el nombre de Shigon, y se mencionaba por sus efectos medicinales en el Shushruta Sanhita. Un texto médico ayurvédico de esa época refiere que también fue usada en la antigüedad como agente medicinal por los romanos, griegos y egipcios.

Es un árbol caducifolio que presenta rápido crecimiento, unos tres metros en su primer año pudiendo llegar a cinco metros en condiciones ideales; de adulto, llega a los diez o doce metros de altura máxima. Tiene ramas colgantes quebradizas, con corteza suberosa y hojas color verde claro compuestas, tripinnadas, de 30 a 60 cm de largo, con muchos folíolos pequeños de 1,3 a dos cm de largo por 0,6 a 0,3 cm de ancho. Florece a los siete meses de su plantación.

En Cuba el uso de la moringa como base de la alimentación animal ha dado buenos resultados/ Foto: tomada de internet

Las flores son fragantes, de color blanco o blanco crema, de 2,5 cm de diámetro. Produce vainas colgantes color marrón, triangulares, de 30 a 120 cm de largo por 1,8 cm de ancho, divididas longitudinalmente en tres partes cuando se secan; cada una contiene aproximadamente veinte semillas incrustadas en la médula. Estas son de color marrón oscuro, con tres alas. Su rusticidad lo hace muy fácil de cultivar, incuso en suelos áridos.

En síntesis, moringa es el nombre genérico que deriva del malayo muringa (മുരിങ്ങ). La mayoría de los idiomas aplican un derivado fonético de esta palabra para referirse a la planta. Se denomina también marango, paraíso, paraíso blanco (Centroamérica), ángela, jazmín francés (Col., P.R.), palo de abeja (R.D.), palo jeringa  y palo blanco (Cuba); perlas (Guatemala), terebinto (El Salvador), jacinto (Panamá y México), y reseda (España), entre otros.

En definitiva, mientras se demuestran científicamente los resultados de las cárceles colombianas para combatir la Covid-19, lo indiscutible es que estamos en presencia de una especie vegetal que le reporta al hombre múltiples beneficios para la salud; con toda razón le llaman la planta maravilla.

 

Armando Sáez Chávez

Armando Sáez Chávez

Periodista de la Editora 5 de Septiembre, Cienfuegos, Licenciado en Español y Literatura y Máster en Ciencias de la Educación

5 Comentarios en “Moringa forma revuelo por la Covid-19

  • Avatar
    el 29 agosto, 2020 a las 10:13 am
    Permalink

    Recientemente vi un video de la moringa donde se plantea que ingiriendo dos semillas diarias en ayuna de la moringa durante 40 días ayuda a combatir la diabetis, será eso posible.

    Respuesta
    • Avatar
      el 13 septiembre, 2020 a las 10:17 am
      Permalink

      La herbolaria en nuestras comunidades ha ayudado desde siempre contra enfermedades comunes. Cualquier tratamiento herbolario que ayude a fortalecer el sistema inmunitario contrarrestará a cualquier infección viral y bacteriana. Gracias por tan valioso artículo.

      Respuesta
  • Avatar
    el 17 agosto, 2020 a las 2:24 pm
    Permalink

    Todos los cubanos debemos incluir en nuestras cocinas el uso de la moringa, para fortalecer nuestro organismo y evita la oxidación temprana. Darle mayor promoción a esta planta tan protéica.

    Respuesta
  • Avatar
    el 16 agosto, 2020 a las 10:25 pm
    Permalink

    Esta noticia es mas que interesante pero nos hace falta una confirmacion con los colegas de colombia, por eso no me atrevo a republicarla en mi blog. No obstante, te dejare saber si me responden los colegas de colombia.

    Respuesta
    • Avatar
      el 13 septiembre, 2020 a las 2:14 pm
      Permalink

      Gracias por la información, ya estoy listo para sembrar Moringa en mi país, PERÚ, bueno tengo terreno algo de 80 mil metros cuadrados. El plan de siembra será este año 2020.
      cadmus@hotmail.es

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Compartir