Matrimonio con aroma de café en el lomerío de Cienfuegos

Apenas se comprendieron mejor, Madelaine Cervera Labrada y Cándido Gómez Villa sellaron el compromiso de amor. Ella, muy hacendosa y emprendedora, por cierto, aunque un poco mandona, eso sí, pero dulce y cariñosa a más no poder. Él, voluntarioso y trabajador como el que más.

Juntos han estado en las “verdes y las maduras”, como decimos los cubanos; sin embargo, siempre han sabido sortear con buen tino la situación, como cuando apostaron por la fundación de la finca Sampayo, cuyas tierras fueron adquiridas en usufructo gracias al Decreto Ley 259, en la zona de El Sopapo, paraje agreste localizado en el macizo montañoso de Guamuhaya, de la provincia de Cienfuegos.

Hace casi tres lustros que los predios de la familia Gómez-Cervera fueron cambiando poco a poco, a golpe de esfuerzo y constancia, el panorama improductivo para convertirse en una de las plantaciones más prometedoras del Programa de Desarrollo Cafetalero en el lomerío del centro sur del país.

“El pasado año acopiamos 790 latas del grano, de la variedad caturra rojo, para la Empresa Procesadora de Café Eladio Machín, toda de muy buena calidad; y aunque este año las condiciones climáticas y las carencias de insumos hacen que decrezcamos ligeramente, vamos a asegurar la entrega de un producto en condiciones, incluso para la exportación”, asegura Madelaine.

La pareja no se amilana ante las escaseces de recursos y con inteligencia, tesón y muchas ganas de hacer apela a la ciencia y la técnica a fin de suplir las limitaciones con la elaboración de materia orgánica usada como fertilizante en los cafetales.

Otro buen ejemplo, según ellos, es el resultado en la conservación de los suelos, y mencionan entre las iniciativas la confección de barreras muertas y vivas. En este último caso exponen la experiencia con el cultivo de la malanga, que junto al plátano intercalado para la regulación de sombra, les reporta sustanciales ganancias económicas por la venta de esas viandas al Estado.

A juicio del matrimonio los precios del café son bastante aceptables, y esperan por mejoras en cuanto a recibir en un futuro no lejano beneficios con la entrada de una parte en moneda libremente convertible. Por supuesto, tales ventajas, además de solventar las finanzas familiares, son una fuente de ingresos imprescindible con el objetivo de continuar el fomento del rubro exportable. Ya tienen en mente crecer con nuevas áreas, al tiempo de elevar los rendimientos agrícolas.

Hoy por hoy la finca Sampayo constituye un referente para otros cultivadores del grano. Las tradición heredada de padres a hijos, sigue siendo la brújula que allane el camino del definitivo despegue que necesita la economía cubana en un producto tan demandado en el mercado internacional. Al menos así lo perciben estos serranos que por estos días disfrutan mucho las matas cuajadas de las rojas cerezas a punto de cosecha.

Y si de continuidad se trata, con mucho orgullo Madelaine habla del vástago técnico medio en Agronomía, con la esperanza, según la madre, de que complete los estudios universitarios en ese mismo perfil una vez cumplido su Servicio Militar Activo. “Sus padres esperamos, dice, que siga nuestros pasos con el mismo apego a la tierra”.

Artículos relacionados

Armando Sáez Chávez

Periodista de la Editora 5 de Septiembre, Cienfuegos, Licenciado en Español y Literatura y Máster en Ciencias de la Educación

Un Comentario en “Matrimonio con aroma de café en el lomerío de Cienfuegos

  • el 10 noviembre, 2021 a las 7:12 am
    Permalink

    Que pasa con el la cuota del cafe de este mes ?A Cruces no ha llegado.No se ha informado al pueblo y hay muchos comentarios en la calle.Seria bueno se investigara el caso.Gracias

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir