Los que “interrumpen” cada mañana el aislamiento familiar

Estudiantes en Pesquisas por Covid-19

Roxana Ramírez Cucuiche llega todos los días al consultorio No. 30, situado en O’Donell y San Carlos, un céntrico punto de la ciudad de Cienfuegos, que pertenece al Área III de Salud, conocida como la “Cruz Roja”. Llega puntual, como antes lo hiciera al llegar al Hospital para su rotación, mochila al hombro, conectada a unos audífonos, y un pelo crespo que bate al viento, ah, eso sí, con nasobuco. Me cuenta que ahí, en el consultorio, se reúnen antes de partir para el pesquisaje por el barrio; van en dúos y “hacen” como 80 casas diariamente.

“Ya estamos en la pesquisa desde hace tres semanas. Al principio tuve una preocupación lógica, estábamos rotando por Cirugía, y esa es una especialidad difícil, que requiere estar allí en los servicios, adquirir cierta práctica, pero se presentó la epidemia y acá estamos, como estudiantes de Medicina al fin. En el terreno aplicamos el método clínico. Al regreso nos volvemos a encontrar en el consultorio para dar el parte, contrastamos la información de días anteriores y se completa la estadística.

En el consultorio, se reúnen antes de partir para el pesquisaje por el barrio; van en dúos y “hacen” como 80 casas diariamente./Foto: Magalys Chaviano
En el consultorio, se reúnen antes de partir para el pesquisaje por el barrio; van en dúos y “hacen” como 80 casas diariamente./Foto: Magalys Chaviano

“En las tardes estamos en casa, contamos con las carpetas digitales del contenido que nos entregaron en la Universidad de Ciencias Médicas, y así no nos atrasamos, las dedicamos a estudiar. Estamos ubicados por el área de Salud a la que pertenecemos”, comenta la Cucuiche, y regresa a su grupo, un montón de muchachos con nasobuco, alegres, pero que están haciendo historia en un frente común contra la Covid-19.

Milagros León Regal, especialista en Medicina General Integral y en Fisiología, es profesora de la Universidad de Ciencias Médicas de Cienfuegos; está en el Consultorio 30 junto a estos muchachos hermosos, futuros médicos, y nos narra sus experiencias:

“Cuando se declaró el 23 de marzo que se cerraban las universidades, siempre le explicamos a los estudiantes que la nuestra continuaría abierta, solo que nos trasladábamos al escenario donde se desarrolla el verdadero encargo social del médico, allí donde se previene y se hace una detección temprana de los pacientes con sintomatologías respiratorias; esas son las verdaderas tareas de ejecución. Y eso es lo que estamos haciendo ahora todos los días. La población lo agradece mucho. Son numerosas las evidencias que tenemos, muestras de cariño y afecto por nuestras preocupaciones por su salud.

“Ya aplicamos los test rápidos, todos dieron negativo, en una comunidad de pacientes en aislamiento domiciliario por tener una historia epidemiológica de haber estado en contacto con extranjeros o viajeros en general. Son personas disciplinadas, que han sabido entender lo necesario del aislamiento social y de la cuarentena, de lo cual estamos todos al tanto, de conjunto con la doctora y la enfermera del consultorio, cuándo terminan, cuánto les falta”.

¿Todos los estudiantes son de cuarto año de Medicina?

“Sí, y tenemos uno de segundo, todos muy conscientes de la tarea que les ha tocado; asisten con puntualidad, son 15 estudiantes. La pesquisa en esta zona no falla, se está pesquisando el ciento por ciento de la población. Son muy pocas las casas cerradas, y las recuperamos el fin de semana, porque trabajamos sábados y domingos también. Ayer, por ejemplo, vimos más de mil pacientes. Y lo más importante no resulta conocer a los sintomáticos, sino enseñarles qué hacer para no enfermar a las familias, tan importante como el diagnóstico oportuno de los casos clínica o epidemiológicamente relacionados con la Covid-19”, abunda la Dra. Milagros.

Ya están en tiempo de colegiar, para luego dar el parte en el Área de Salud, y nos despedimos con una foto colectiva, sin observar la distancia, porque entonces no saldrían todos, y sus enormes ganas de ayudar.

Magalys Chaviano Álvarez

Magalys Chaviano Álvarez

Periodista. Licenciada en Comunicación Social por la Facultad de Ciencias Sociales y Humanísticas de la Universidad de Cienfuegos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Compartir