¿Junco Sur es una isla?

6
340
Junco Sur no tiene por qué convertirse en una isla, metafóricamente hablando en cuanto a las facilidades del transporte público./Foto: Internetoto:
Junco Sur no tiene por qué convertirse en una isla, metafóricamente hablando en cuanto a las facilidades del transporte público./Foto: Internet

En la medida que ha ido creciendo la población en el reparto de Junco Sur, por el propio desarrollo del fondo habitacional en la zona, se hace más difícil entrar o salir del asentamiento.

Y no es solo en los llamados horarios picos de la mañana o la tarde, cuando un número considerable de personas se dirigen o regresan de sus centros de trabajo, estudio o cualquier otra urgencia. Lo mismo ocurre en otros momentos del día, incluso de la noche, y ni qué hablar al mediodía, donde inexplicablemente se interrumpe el servicio de transporte de pasajeros.

Justo es reconocer que no es una comunidad desprotegida en cuanto al itinerario de ómnibus locales, toda vez que está beneficiada con las rutas 3, 6 y 201, esta última los días entre semana.

Sin embargo, la demanda supera con creces la capacidad de transportación de esos equipos automotores, en su mayoría de la marca Diana, los que por su diseño solo soportan un número relativamente reducido de viajeros.

“Además de la incomodidad de viajar apretujados en el pasillo, estas guaguas sufren mucho en los sistemas de amortiguación, pues por lo general transitan con exceso de personas por calles con baches dentro del reparto”, es frecuente escuchar entre los pobladores del lugar.

Para nadie es un secreto las carencias materiales que afectan el transporte de pasajeros, urbano o intermunicipal. Empero, no faltan los problemas organizativos que acentúan esas insuficiencias. Por ejemplo, la opinión generalizada es que la situación se agrava los últimos días del mes, supuestamente por el déficit de combustible. Ahora bien, de ser así, una buena planificación del consumo del carburante posibilitaría la equidad para todos los días del año.

A ojos vista, las mejoras del servicio están en disponer de un mayor parque de ómnibus. Según ha trascendido por declaraciones de directivos del organismo a la prensa, existe un programa a mediano y largo plazos que prevé la entrada de nuevas “Diana”. Ojalá estos equipos, de factura nacional, se diseñen en un futuro con una concepción más práctica en cuanto su capacidad.

En tanto llega el momento, bien pudieran buscarse alternativas. Entre los reclamos de la población está recuperar el punto de recogida, popularmente conocido por “los amarillos”, que a juicio de los más veteranos aquí, existía antaño, habida cuenta de la circulación diaria de un considerable número de vehículos estatales.

Tampoco los juncosureños disponen de piquera de coches, al menos para cubrir la distancia hasta áreas del Hospital Provincial. Los que entran o salen del reparto son alquilados. He oído el criterio de algunos conductores de esos medios de tracción animal de que es insuficiente la demanda. ¡Contradictorio, ¿eh?!

Otros planteamientos de los electores apuntan a establecer una parada oficial de las rutas 3 y 201 a la salida de la calle 81, rumbo a la avenida 5 de Septiembre. La propuesta se sustenta en que existe una “P” a la entrada del asentamiento en la misma arteria.

Merecen tenerse en cuenta los reclamos del centro urbano más populoso de la ciudad de Cienfuegos, con perspectivas de seguir creciendo en población. Junco Sur no tiene por qué convertirse en una isla, metafóricamente hablando en cuanto a las facilidades del transporte público.

6 Comentarios

  1. Coincido con el Dr Daniel y me gustaría añadir a las personas que vivimos en la Juanita, en la zona de la unidad de tránsito por ahí, Bar Pedro, toda esa zona. Porque la ruta 2, la única que tenemos es insuficiente para el personal de la zona, a veces hay una sola, son horas en la parada esperando esa ruta, que repito es insuficiente para el personal de la zona. La ruta 5 en muchas ocasiones viene llena ya de Tulipán o sea que no nos sirve tampoco y la 3 de Junco Sur. Yo sí pienso que es necesario una reflexión y análisis sobre el tema del transporte en los territorios alejados del centro. Hay lugares en los que han potenciado el transporte y me parece bien, pienso que Junco Sur es uno de ellos de modo que no concuerdo mucho con el artículo, pero otros como esa zona ahí se queda fuera de toda posibilidad de movilidad. Las rutas 3 y 5 ya pasan llenas por esa zona, los coches que vienen de tulipán ya vienen llenos, los de Arizona que son un poco más lejanos si no lo alquilas no funcionan. En fin el transporte en esta zona si es un problema real.

  2. Que me dicen de Caonao donde pareciera que el transporte no existe en cualquier horario del dia,sin tener en cuenta que los pobladores de este lugar viven aproximadamente 8 km de la capital provincial,tanto para salir como para entrar se tardan incluso horas,acaso no se debe llegar a este lugar mas rapido que a un municipio?

  3. Que me dices de Buena Vista que hay una sola ruta la 7 que no entra para los edificios ya que todo es loma y calles de tierra llenas de hueco ,eso es por la ceiba después de la primera de túlipan . No hay un policlinico ni para los primeros auxilios.

  4. LA verdad que Junco Sur ess privilejiado en relacion al transporte , es de donde mas salen y entran onnibus , es una odisea cojer una local que tenga como destino unco sur, la parada del hospital , el prado, por favor , eso es imposible. De isla NO TIENE NADA . en una zona en desarrollo y con todas las rutas de onnibus , mas que otras en Cienfuegos, una mala administracion en el resumen de todo en cienfuehgos .

  5. ¡Entonces Caunao está en la Luna!!! Porque situación igual o peor tenemos los habitantes del poblado o reparto. Y es literalmente la Luna, si le sumamos los cráteres, las oscuridad (la luz se va no más la rana va al baño), y el lado oculto (nadie parece verlo). Y cualquiera pensaría que los motores son una vía más, pero nada más alejado de la verdad, no sólo por el precio de 10 MN, sino porque a veces los ves allí, todos paraditos esperando alquiler, y la cola que crece y crece, y ellos con su indolencia, total, no brindan un servicio al pueblo, se brindan un servicio a sí mismos. Y los motores amarillos se extinguieron rápidamente cual dinosaurios, si ves uno es sólo para alquiler; algunos ya no te cobran tres pesos, sino 5. En fin, Caunao, Junco Sur… Creo que se necesita prestar más atención a aquellos que no viven en el centro de la ciudad, pero que trabajan allí, y lo hacen por el desarrollo y el crecimiento del territorio.

Dejar respuesta