Historiador Elier Ramírez diserta sobre relaciones Cuba-Estados Unidos

“Cuba- Estados Unidos: ocho mitos de una confrontación  histórica” es el nombre la conferencia magistral impartida por el Doctor en Ciencias Histórica, Elier Ramírez Cedeño, como parte de la preparación a dirigentes de organizaciones políticas, de masas, entidades y organismos de la provincia de Cienfuegos.

Al inicio de su disertación, el destacado investigador expuso el concepto de guerra cultural como arma del imperio para imponer sus valores, cuyo objetivo fundamental consiste en influir sobre un país determinado en cuanto a modos de vida, conductas y percepciones de la realidad.

En el caso particular de Cuba, aseguró el joven intelectual, se trata de construir una historia de la nación caribeña, desde sus raíces, plagada de mentiras y tergiversaciones. Para ello existen centros de estudio en Miami y otras ciudades de los Estados Unidos, encargados de difundir la distorsión, a través de programas y diversas plataformas, con intervención e influencia mediáticas.

Ramírez Cedeño recordó que la génesis del diferendo Cuba-Estados Unidos surgió mucho antes, incluso de que el país norteño alcanzara su independencia, cuando tan tempranamente existían pretensiones de anexarse la Mayor de las Antillas. Luego, según el historiador,  uno de los mitos es que las rivalidades entre ambos países tienen que ver con la construcción del socialismo en Cuba y los lazos de amistad con la desaparecida Unión Soviética.

El también autor de numerosas publicaciones sobre temas históricos reflexionó acerca de la desmitificación en que las deterioradas relaciones han estado sustentadas en pretextos como aquellos que tildaban a los gobernantes cubanos de dar el primer paso en la ruptura de los nexos diplomáticos, o la intensión de este país en desatar una guerra nuclear en lo que dio en llamarse Crisis de Octubre o de los Misiles.

De igual modo, durante su conferencia, Elier Ramírez expuso argumentos suficientes para demostrar que el Comandante en Jefe Fidel Castro lejos de haber sido un obstáculo, desde el principio mismo de la Revolución abogó por el diálogo y las negociaciones, siempre de igual a igual.

Por último, en su intervención el Doctor en Ciencias Históricas aludió al mentís de que Cuba representa una amenaza para la seguridad nacional de los EEUU, cuando por el contrario, representa una garantía en cuanto a la emigración y el narcotráfico, entre otros asuntos de interés mutuo.

Artículos relacionados

Armando Sáez Chávez

Periodista de la Editora 5 de Septiembre, Cienfuegos, Licenciado en Español y Literatura y Máster en Ciencias de la Educación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir