Enfoque paisajístico para proteger las montañas en Cienfuegos
mié. Oct 23rd, 2019

Enfoque paisajístico para proteger las montañas en Cienfuegos

Los niños del centro mixto escolar Armando Mestre reciben orientación vocacional ambiental desde los primeros grados. /Fotos: Cortesía de la entrevistada

Los niños del centro mixto escolar Armando Mestre reciben orientación vocacional ambiental desde los primeros grados. /Fotos: Cortesía de la entrevistada

Rebeca Vanega Fábrega es especialista de la Unidad de Gestión Ambiental del CITMA de Cienfuegos y atiende el Plan Turquino, programa de desarrollo integral para las montañas cubanas, al frente del cual, desde hace cuatro años coordina en esta provincia un proyecto conservacionista del macizo central de Guamuhaya basado en la integración de instituciones.

La formación de los niños serranos en esas pretensiones es objetivo fundamental, por eso el centro escolar Armando Mestre, de Mayarí, es clave, porque comienza con niños de primaria, sigue con los de secundaria y también los de técnico-medio. Apoyan la labor todas las instituciones cercanas”, dijo la funcionaria.

Especificó que dichas entidades devienen áreas demostrativas, entre las cuales ya sobresalen algunas fincas del lomerío, como la de semillas del café (que cierra el ciclo con despulpadora ecológica), la de plantas medicinales de El Sopapo y el jardín de plantas ornamentales, perteneciente a la Empresa de Flora y Fauna.

También son puntos estratégicos la Cueva Martín Infierno y el Pico San Juan, declaradas Áreas Protegidas, y participan además en todas las actividades los alumnos y profesores del Centro Universitario Municipal de Cumanayagua.

Toda esta labor educativa tiene como eje un aula ambiental en la mencionada escuela mixta cuyo programa se enfila a la formación de jóvenes amantes de especialidades vinculadas a la producción agropecuaria en las montañas.

En versión diminutiva al proyecto lo llaman “Protegiendo el paisaje”, pero realmente se nombra Un enfoque paisajístico para la protección de ecosistemas montañosos, labor que comprende ocho años de faenas y de los cuales ya llevan cuatro, en una labor muy bonita e importante para la gestión ambiental sureña, pues maximiza los beneficios de la biodiversidad en el lomerío.

Noticias relacionadas
Share
Share