Denuncian hundimiento de buque de la Armada venezolana

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, denunció este martes que un barco de turistas “pirata” embistió a un buque de la Armada venezolana, que en cumplimiento de un plan de intercepción por violar la jurisdicción, lo escoltaba a puerto. “Lo embistió y hundió” al noroeste de la isla La Tortuga.

De acuerdo con Maduro, el barco de pasajeros “Resolute”, de bandera portuguesa y 8 mil 300 toneladas de desplazamiento, es “ocho veces más grande” que el buque de la Armada. “Es como que un boxeador de 100 kilos agarre a un niño de 8 años y lo golpee”, dijo.

Sin embargo, la tripulación venezolana fue rescatada con vida y lograron salvar todo el material de guerra. “Fue un acto de piratería internacional”, agregó el mandatario venezolano.

Maduro precisó que este barco de turistas se encuentra actualmente en el puerto de Willemstad, capital de Curazao. “Curazao debe investigar este acto”. En este sentido, el mandatario le solicitó al Canciller, Jorge Arreaza, impulsar los “tramites diplomáticos” que correspondan.

Los hechos

Más temprano, el Ministro para la Defensa de Venezuela, Vladimir Padrino López, había denunciado el hundimiento de la embarcación de la Armada venezolana, embestida por el “Resolute” cuando era escoltado al puerto de la isla de Margarita, luego de una operación de intercepción cerca de la isla de La Tortuga, donde se encontraba sin cumplir la permisología debida. 

Los hechos ocurrieron a las 12:45 de la madrugada del lunes.

Durante una sesión especial del Consejo de Estado convocada por el Presidente Nicolás Maduro este martes en la noche en el Palacio de Miraflores, el ministro de Defensa venezolano explicó cómo ocurrió la agresión: “Al llegar el barco a las aguas jurisdiccionales (de Venezuela) y llegar a apenas 7 millas de la isla de La Tortuga, se activó el Comando Estratégico Operacional y zarpó un buque de guardacostas de la Armada bolivariana”.

Se trató del Guardacostas “Naiguatá” (GC-23), según explicó un comunicado del Ministerio del Poder Popular para la Defensa.

El Guardacostas “Naiguatá” (GC-23) de la Armada venezolana.
El Guardacostas “Naiguatá” (GC-23) de la Armada venezolana. /Foto: Ministerio del Poder Popular para la Defensa.
La denuncia

En transmisión del canal estatal Venezolana de Televisión, el ministro explicó que el guardacostas venezolano “lo intercepta, hace el llamado, cumple el protocolo y lo conmina a ir al puerto de Margarita. Este procedimiento lo acató el buque inicialmente, pero cuando va escoltándolo, el buque decide embestir” al barco guardacostas de la Armada bolivariana, provocando su hundimiento.

“Gracias a la experticia, al profesionalismo y la valentía de los oficiales y de toda la tripulación -había cinco guardamarinas haciendo pasantías allí-, salvaron todo el material de guerra que estaba a bordo del buque”, explicó Padrino López.

“La acción del buque Resolute se considera cobarde y criminal, toda vez que no asistió al rescate de los tripulantes, incumpliendo la normativa internacional que regula el salvamento de la vida en la ma”», indica un comunicado del Ministerio de Defensa venezolano. La tripulación fue localizada por el dispositivo de búsqueda y salvamento a 30 millas de Cabo Codera, en el estado Miranda.

Se refugia en Curazao

De allí, el supuesto buque de turistas partió al puerto de Willemstad, en Curazao. Señaló Padrino haber recibido fotos de inteligencia, del daño que tiene el buque agresor en la proa, y señaló que la Cancillería ha entrado en contacto con las autoridades de las Antillas Holandesas sobre este caso.

Fotos de la inteligencia bolivariana permiten apreciar las marcas de colisión en la proa del Resolute, anclado en un espigón de Willemstad, en Curazao. /Foto: Twitter @vladimirpadrino
Fotos de la inteligencia bolivariana permiten apreciar las marcas de colisión en la proa del Resolute, anclado en un espigón de Willemstad, en Curazao. /Foto: Twitter @vladimirpadrino

“Seríamos muy ingenuos en ver esto como un accidente de carácter aislado”, señaló Padrino López. “Hay que ver qué hacía ese buque cerca de la isla La Tortuga, donde hay una pista de casi 2 mil metros”.

Posterior al anuncio, a las 10:37 de la noche del martes, el canciller venezolano Jorge Arreaza publicó una nota en su cuenta en Twitter:

Igual procedimiento cursó minutos más tarde el ministro Padrino López :

¿Transportaba mercenarios?

El Presidente Maduro puso en duda que fuera un barco de turistas. “A ningún barco de turistas lo están aceptando, por el coronavirus, en ningún puerto del mundo. Y el barco llegó directo, adentro del puerto, con ayuda. Lo estacionaron. ¿Llevaba personal? ¿Qué personal llevaba? ¿O sería un barco que estaba trasladando mercenarios para atacar bases militares en Venezuela, y descargarlos por allí? Uno se puede preguntar mil cosas ahora que el Imperialismo ha enloquecido, de manera multiforme, todos los días”.

Indicó el Jefe de Estado venezolano que “las autoridades de Curazao, en cumplimiento de los compromisos internacionales, deben hacer la investigación, informar oficialmente y tomar las previsiones, porque esto fue un acto de piratería internacional. Esto pica y se extiende, ¡esto va más allá!”.

“Un barco pacífico tiene que respetar las leyes de todos los países”, dijo Maduro. Señaló que inicialmente pensaron que se trataba de un barco crucero que nadie quería recibir por tener casos de coronavirus, en cuyo caso el Presidente había tenido la orden de recibirlos y tratar a las y los enfermos, de existir alguno.

El Presidente Maduro señaló que, en 24 horas, se van a modificar todos los protocolos para este tipo de casos, porque se aplicó un protocolo para tiempos de paz. (Con información de Actualidad RT y agencias)

5 de Septiembre

5 de Septiembre

El periódico de Cienfuegos. Fundado en 1980 y en la red desde Junio de 1998.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Compartir