Béisbol Cubano: Elefantes barritan. La venganza es dulce

Tras un noveno inning no apto para cardiacos, los Elefantes de Cienfuegos terminaron hoy barritando de placer por la ajustada victoria 10×9 sobre los Leones capitalinos, musitando entre colmillos algo así como que la venganza es dulce.

La manada tomaba revancha por su descalabro del martes, y vaya manera: encaramando en el box al recién ascendido Jorge Hernández, que si bien ayer no pudo sacar outs, hoy aseguró el esquivo 27 por la vía del ponche cuando las huestes visitantes parecían decididas a acabar de darle una épica vuelta al marcador.

No es de extrañar la historia de los cierres con el susto asomado a los ojos y un nudo en la garganta. El staff de los cienfuegueros nos tiene acostumbrado a ello. Pero el de hoy adquirió ribetes dramáticos, cuando entre octavo y noveno episodios la tropa de Guillermo Carmona decidió rebelarse de mala manera.

Con racimo de tres explotaron en la ocho al relevo estrella y máximo sumador de salvados (a la postre ganador del choque) Carlos Damián Ramírez, que desde la cuarta venía rindiendo una loable faena. Hasta esa entrada había admitido solo par de imparables, pero abrió regalando su quinto boleto (décimo de la tarde), seguido de cohetes de Yamil Rivalta y Wilfredo Aroche.

En ese propio rollo los Azules también mandaron a las duchas al jovencito Luis Alejandro Serpa, regado y sin dominio, sobre todo después de sacar dos outs, cuando Stayler le ligó sencillo y completó con el pase a Dayron Blanco y Andrés Hernández los dos boletos de la docena de hombres embasados por lanzamientos malos, en realidad catorce contados los pelotazos.

Hermes González pudo al fin sacar el tercer out tras dominar a Oscar Valdés en rodado al camarero.

Y llegó el noveno. Con un out, Rivalta disparó sencillo por el campo corto. Aroche cedió el segundo en elevado al central…, y a partir de ahí el fiestón: línea válida de Alomá al derecho, pelotazo a Correa y par de dobletes facturados en línea por Stayler y Blanco pusieron la escena color hormiga. El empate en segunda base y el out 27 no aparecía por ninguna parte.

Entonces Alaín Álvares tomó la que muchos creyeron era la más descabellada decisión: traer a Jorge Hernández, que apenas 24 horas antes había dado muy malas señales de estar en buena forma. Y el de Ariza no le hizo quedar mal. Ponchó a Andrés Hernández, que si algunos recuerdan bien, fue el autor del primero de los dos imparables la víspera en ese tercer capítulo, cuando el marcado con el 66 en su camiseta entró a relevar. El antesalista azul le dedidó entonces más de un gesto. Uds. saben.

Una ventaja tempranera de seis anotaciones de los sureños en los dos primeros episodios, cinco de ellas a costa del abridor y perdedor José Pablo Cuesta, parecía saldo suficiente para decidir. Pero vean ustedes cuán impredecible es el béisbol.

Una anotación más en la quinta y dos en la sexta, contado el jonrón en solitario de Pável Quesada abriendo entrada, añadieron tranquilidad, pero en realidad la que salvó a los cienfuegueros fue la fabricada en la octava ante las ofertas del segundo relevista, Yandi Molina, por combinación de doblete de Yusniel Ibáñez y sencillo de Alex Sevilla.

Esa décima rayita, más las cuatro veces que los capitalinos dejaron la «jaula» repleta de Leones, con friolera general de 16 capitalinos quedados en bases, fueron el ingrediente básico para que resultara baldío el esfuerzo de la remontada por los azules.

Pavel Quesada, de 5-4 con doble además del ya citado bambinazo y un trío de carreras impulsadas, y el nuevo líder de bateo Luis Vicente Mateo (.404), de 4-4 con un remolque fueron letales con el madero en ristre por los ganadores. Por los derrotados, destacó Stayler Hernández con sencillo y doble y tres empujadas, y Dayron Blanco y Andrés Hernández con par de remolques, cada uno con un tubey per cápita.

Después de este resultado, con el que los Elefantes aseguraron además el duelo particular entre ambos en esta temporada, Cienfuegos comparte con los Toros del Camagüey la cuarta posición de la tabla general, a tres juegos completos de los líderes.

Los Industriales, por su parte, bajaron a la décima posición con balance de 28-25 a un juego y medio de la línea roja que delimita la zona de clasificación.

Reconocimiento a César Prieto

Minutos antes del inicio del choque, las máximas autoridades de la provincia y de la Comisión Nacional de Béisbol reconocieron en ceremonia oficial al reciente recordista nacional César Prieto Hechevarría, luego de fijar en 45 el total de juegos bateando de hit.

El cuartico igualito

Entretanto, las victorias hoy de los líderes Granma y Matanzas, in extremis, y del más cercano perseguidor Sancti Spíritus, dejaron inmóvil la parte alta del cuadro de posiciones de la 60 Serie Nacional de Béisbol.

Los Alazanes dejaron al campo 13×12 en el noveno a Ciego de Ávila, con sencillo remolcador de Alexquemer Sánchez ante el relevista Vladimir García.

El apagafuegos Carlos Santana logró su primer éxito para los Alazanes, que pegaron 15 imparables, recibieron nueve boletos y se mostraron bien improductivos al dejar a 16 corredores en bases.

Mientras, los Cocodrilos debieron jugar diez entradas para dejar tendidos sobre la grama a Artemisa con pizarra de 7×6 merced a oportuno cañonazo de Yadiel Duque.

William Luis fue el mejor al bate por los vigentes monarcas nacionales, al conectar de 5-3 con jonrón y cuatro remolques. Primera sonrisa del relevista David Mena, que tiró tres entradas y dos tercios, con balance de tres hits y dos ponches.

Y los Gallos vencieron 10×1 a Holguín con el séptimo triunfo de Yoen Socarrás, quien limitó el gasto ofensivo rival a tres sencillos en siete entradas.

En el choque Geyser Cepeda destacó madero en ristre por los Gallos, al irse de 5-2 incluido cuadrangular y cuatro fletadas hacia el plato. Mientras Fréderich Cepeda se convirtió en el primer pelotero cubano en conseguir embasarse más de 4 mil veces.

Con este éxito, los espirituanos se mantuvieron a juego y medio de Alazanes y Cocodrilos.

En otros resultados, Las Tunas superó 7×5 a Guantánamo con el jonrón 15 de Rafael Viñales; Camagüey 12×9 a Santiago de Cuba y Mayabeque 8×5 a Pinar del Río.

Además, los Piratas de la Isla de la Juventud le ganaron el doble a los Azucareros de Villa Clara con marcadores de 4×2 y 6×5.

5 de Septiembre

5 de Septiembre

El periódico de Cienfuegos. Fundado en 1980 y en la red desde Junio de 1998.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir