Mirta Aguirre: una intelectual definida por la política y la poesía

Compartir en

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 28 segundos

Una de las intelectuales cubanas más sobresalientes de la pasada centuria fue Mirta Aguirre Carrera. Poetisa, crítica literaria, ensayista, abogada, profesora y militante comunista, nació  en La Habana, el 18 de octubre de 1912. Graduada de Derecho Civil en 1941, abonó su formación con estudios de literatura, música y filosofía marxista, lo que le permitió desarrollar una obra fecunda y de marcada hondura.

Se desempeñó, además, como traductora, redactora, guionista de radio y televisión. Dejó una huella perdurable en el periodismo, gracias a una presencia activa en diversas publicaciones. Estuvo a cargo de la sección de Cine, Teatro y Música del periódico Hoy, diario donde laboró en dos etapas: de 1944 a 1953 y entre los años 1959 y 1960, durante los cuales sacó a la luz a más de dos mil artículos.

Coeditora de la Gaceta Literaria del Caribe, otras revistas como Cuba Socialista, Casa de las Américas o Lyceum de La Habana contaron con sus colaboraciones.

Junto a una prolífera labor literaria, Mirta Aguirre desarrolló también desde muy joven una intensa actividad política. Miembro del Partido Comunista de Cuba desde 1932, vivió el exilio en México durante la dictadura de Gerardo Machado. Fue delegada al Congreso Nacional  Femenino, efectuado en La Habana  en 1939, además de ser miembro activo de la Liga Juvenil Comunista, la Liga Antimperialista y Defensa Obrera Internacional.

En 1948 asistió a congresos por la paz en París y Nueva York. Fue vicepresidenta de la Federación Democrática de Mujeres Cubanas, mientras integró el Movimiento por la Paz y la Soberanía de los Pueblos.

A partir de 1953 integró la Comisión para el Trabajo Intelectual del Partido Socialista Popular, junto a importantes figuras como Juan Marinello y Carlos Rafael Rodríguez.

A lo largo de su existencia, Mirta Aguirre ocupó numerosos cargos y obtuvo importantes reconocimientos. Entre sus publicaciones figuran Un hombre a través de su obra: Miguel de Cervantes Saavedra, premiado en 1948; Del encausto a la sangre: Sor Juana Inés de la Cruz, galardonado en 1974 por el concurso que convocó la sección de Obras Públicas de México; Influencia de la Mujer en Iberoamérica, también laureado, entro muchos otros títulos significativos.

El 8 de agosto de 1980 marcó la fecha de su deceso, en la propia ciudad que la vio nacer. Al morir, dirigía el Instituto de Literatura y Lingüística de la Academia de Ciencias de Cuba y estaba propuesta a recibir el título de Doctora en Ciencias Filológicas.

Elogiada por figuras literarias de la talla de la chilena Gabriela Mistral o sus coterráneos Juan Marinello y Eliseo Diego, por nombrar solo algunos, Mirta Aguirre fue artífice de una obra memorable donde palpitan por igual el profundo lirismo y un compromiso político irrenunciable.

Visitas: 16

Yudith Madrazo Sosa

Periodista y traductora, amante de las letras y soñadora empedernida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *