Hierbas para tener a raya los mosquitos

Compartir en

Tiempo de lectura aprox: 3 minutos, 37 segundos

Con la llegada del verano disfrutamos en nuestro entorno días y noches de muchos placeres, fundamentalmente por temperaturas agradables y la presencia de la lluvia vivificantes para los seres vivos. Sin embargo, también proliferan por estos tiempo los molestos mosquitos, agentes  transmisores de enfermedades como el dengue, zika, fiebre amarilla, Chikungunya y malaria, por mencionar algunas.

No obstante, a pesar del inconveniente existen acciones para mantener a raya a estos insectos, mejorando así no solo la comodidad del hogar, sino también su estética. Se trata del uso de algunas plantas aromáticas que sirven para ahuyentar a esos intrusos de manera natural y sin necesidad de recurrir a productos químicos.

Barrreras naturales

Los mosquitos son atraídos por diferentes factores, como el dióxido de carbono que emitimos al respirar, el calor corporal y ciertos olores. A su vez, existen ciertos efluvios que desagradan a los diminutos animalitos y pueden actuar como repelentes. En particular, hay determinadas plantas que despiden esos aromas y los mantienen alejados.

El sitio web lanacion.com.ar da cuenta de nueve de esas especies vegetales que son blindadas contra esos artrópodos y que muy bien puedes cultivar en jardines, huertos medicinales e incluso en macetas dentro del hogar. Eso sí, deben ser colocadas estratégicamente cerca de puertas y ventanas, de modo de crear un escudo invisible que impide la entrada de los indeseados visitantes. Además, aportan un toque aromático y estético al ambiente interior.

A continuación ponemos en su consideración la lista de ellas que menciona el sitio citado:

1) Clavel chino. No solo adorna los jardines con su elegante presencia, sino que también despliega un poder repelente contra moscas y mosquitos. Sus flores duraderas, que resisten todo el verano, son la solución perfecta para mantener alejados a estos molestos insectos, ya que su aroma les resulta insoportable. Estas plantas requieren de sol y riego moderado.

2) Lavanda. Con su fragancia distintiva,  no solo perfuma el espacio, sino que también mantiene a raya a moscas, tábanos y mosquitos. Ya sea en macetas o jardineras, la lavanda se adapta tanto a jardines como a balcones, prosperando incluso en interiores luminosos con poco riego.

3) Geranio limón. Con hojas vibrantes y flores aromáticas, la especie ofrece un espectáculo visual, al tiempo de emitir un fuerte olor a limón que actúa como un eficaz repelente de mosquitos. ¿Un beneficio adicional? Su aceite esencial mezclado con aceite de almendras puede proteger la piel de las picaduras.

4) Citronela. De todas las técnicas para alejar a los zancudos, esta planta es una opción popular gracias a su distintivo aroma a limón y sus propiedades efectivas para repeler moscas y mosquitos. Ya sea en macetas en el jardín o como adorno en el exterior, esta hierba requiere pocos cuidados y ofrece una protección duradera. La citronela se encuentra en formato de sahumerio, repelentes en spray para el cuerpo y otros usos industriales a base de ella que, por demás, transmiten su aroma.

De acuerdo con los expertos en la materia, este tipo de vegetal siempre ha destacado por su capacidad natural para ahuyentar a los mosquitos, los piojos y las garrapatas.

Incluso, el líquido que normalmente se elabora a partir de la especie contiene en su composición citronelol, cariofileno y geraniol, elementos repudiados en su totalidad por la plaga en general.

Sin embargo, tener tal hierba en un determinado lugar no basta. Tendrás que hacer un líquido con esta, que posteriormente, podrás esparcir por todas las zonas verdes pertinentes. Para ello pon a hervir agua y, dentro de esta, deberás colocar 5 o 6 hojas de citronela. Luego, tras 10 minutos de hervor, apaga el fuego y dejas que se enfrie, y ya está lista para llenar el atomizador o difusor,

5) Salvia. Se trata de un repelente eficaz que no solo aleja a los mosquitos, sino que también protege las plantas contra insectos parásitos. Sin embargo, su crecimiento invasivo y las sustancias liberadas por sus raíces requieren precaución. Con necesidades de luz y poco riego, su mantenimiento es sencillo.

6) Albahaca. No solo ahuyenta moscas blancas y mosquitos, sino que también puede resultar tóxica para sus larvas. Colocar una maceta cerca de puertas o ventanas es aprovechar al máximo su efectividad. Además, es versátil en la cocina.

7) Menta. Funciona como un eficaz repelente de mosquitos y, al mismo tiempo, alivia las molestias de las picaduras. Por otro lado, existen muchos aceites de menta que cumplen con este propósito. En cuanto al cuidado, la planta de menta requiere un buen drenaje en macetas anchas de unos 20 cm de profundidad.

8) Hisopo. Esta hierba aromática de la familia de las Lamiáceas sirve para diversas aplicaciones, desde la cocina hasta la herboristería. Además, actúa como un potente repelente de mosquitos, necesitando sol y un clima templado, así como riego en épocas secas.

9) Ruda. Originaria del Mediterráneo y Asia, la ruda presenta hojas de tonos verdes y azules, y flores amarillas. Como planta aromática, es excelente para repeler mosquitos y tiene una larga vida útil. Requiere riego moderado y luz solar, preferiblemente no directa.

Además de las mencionadas existen árboles con propiedades repelentes similares. Tal es el caso del aguaribay, nativo del norte y centro de Argentina, pero que puede encontrarse con facilidad en veredas, parques y casas en la mayoría de las provincias, como Córdoba.

El Schinus molle, por su nombre científico, conocido también como molle o pimentero, puede alcanzar los ocho metros de altura y se caracteriza por sus pequeñas hojas alargadas y sus frutos rojizos, que suelen utilizarse como pimienta.

En un artículo publicado en lavoz.com.ar señala que el aguaribay fue considerado un árbol sagrado en la cultura inca y aún hoy en día es apreciado por la enorme multiplicidad de usos que brinda, tanto con sus hojas, como su cortezas y sus frutos.

La especie puede utilizarse para realizar un brebaje a favor del sistema urinario, a fin de curar llagas y eliminar la sarna: reconocidos personajes históricos como Garcilaso de la Vega, Félix de Azara y Manuel Belgrano destacaron algunos de estos empleos en distintos libros o cartas.

La razón es que el molle posee una serie de aceites esenciales y alcaloides, como el terpineol y el felandreno, que son repelentes naturales de mosquitos, incluido el Aedes Aegypti, vector del dengue.

Tambien se habla de otras plantas con propiedades iguales como son el eucalipto y el árbol del Nim, este último con un gran fomento en Cuba tras el programa de la Agricultura Urbana, cuyo equipo de especialistas indicaba  plantarlo, sobre todo en los populares organopónicos para ahuyentar los insectos tan perjucidicales a las hortalizadas y otros vegetales.

 

 

 

Visitas: 205

Armando Sáez Chávez

Periodista de la Editora 5 de Septiembre, Cienfuegos, Licenciado en Español y Literatura y Máster en Ciencias de la Educación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *