Giselle González: A todo color (II)

Compartir en

Tiempo de lectura aprox: 2 minutos, 36 segundos

En 2017 Giselle irrumpe en el filme Insumisa, de Fernando Pérez, una biopic sobre la historia real de Enriqueta Faber, quien desembarca en 1829 en Baracoa convertida en el médico suizo Enrique Faber. La actriz cumple su deseo de laborar bajo las órdenes del realizador de Suite Habana, encarnando a María Eugenia, la esposa del funcionario cuya hija es salvada por la enigmática doctora. Su interpretación es eficaz, aportando espesura psicológica a una mujer maniatada por los prejuicios de su época.Para este filme, tras recién estrenarse como madre, tuvo que subir de peso e hizo que su bebé se interpretara a sí mismo con unos meses de nacido. Desde esa fecha y hasta en 2022 sistematiza el personaje de la Teniente Isabel en la popular serie Tras la huella, que tanto regocijo le ha proporcionado.

En 2018 interviene en la obra Bosques, basada en el texto del dramaturgo de origen libanés y nacionalizado canadiense Wajdi Mouawady gestada por su director fetiche, que cuenta la historia de Lobo, una adolescente subversiva y su desplazamiento en busca de su familia, que ha dejado de existir por entornos adversos. En esta producción loable la actriz interpreta los roles de Amada Lambert y Odette Keller. A su vez, en marzo de 2019, durante la Semana de Teatro Polaco en La Habana, y el Festival del Monólogo Latinoamericano del Teatro Tomás Terry descuella con la pieza El vacío en las palabras, dirigida por Miguel Abreu para Ludi Teatro.

En el filme Insumisa (a la izquierda) y en la obra teatral El vacío en las palabras (derecha).

Justo, la gira con esta agrupación no le permite acompañarnos en el evento La Piel del Cine, pese a revelar sus deseos de participar en este homenaje a los actores cienfuegueros del cine cubano, del 1 al 4 de mayo de 2019, durante el Bicentenario de la Fernandina de Jagua. En esta obra la artista sureña encarna a una actriz que recibe la noticia de una selección de reparto para un filme sobre Irena Sandler, lo cual le inquieta, pues desconoce todo sobre esta figura acreditada como el “Ángel del gueto de Varsovia”, salvadora de 2500 niños durante la ocupación nazi de la capital polaca. Sobre su interpretación ha dicho el crítico teatral Omar Valiño:

“La actriz Giselle González pone todo en su voz, como es muy habitual en el monólogo, pero también su cuerpo registra gestos y cadenas de acciones que mucho aportan a la narración y a su ritmo, en ese modo ‘entrecortado’ que elige el texto y la puesta para darnos a conocer a Irena Sendler en medio de un cierto juego de espejos. Porque también el personaje de la actriz rememora o dialoga por teléfono con su exmarido judío que le exigía hijos que ella no pudo dar, entonces la actriz e Irena, con los niños en medio, se miran frente a frente”.

En dos momentos de la filmación de Tras la huella.

Precisamente, El vacío… fue elegida como la Mejor Puesta en la justa cienfueguera y el Premio de Dirección en el Festival de Monólogos Hermandades de Casa Tanicho (Mérida, México).

En el 18 Festival Internacional de Teatro de La Habana (2019) Giselle forma parte, junto a Javier Aranda, Manuel Santos y David Sperling, del panel Solos en la escena, que cierra el evento teórico el viernes 25, al tiempo que presenta El vacío de las palabras, en la que impresiona con su caracterización de la enfermera Sendler, la trabajadora social y católica polaca. Por esta vez, el crítico Miguel Ángel Amado González expresa sobre su cometido: “Giselle González es la actriz que la interpreta y permite que seamos testigos, de paso, de una excelencia actoral que le es Inmanente”.

En noviembre de 2020 actúa en la obra Ubú sin cuernos, del dramaturgo Abel González Melo, rigurosa puesta de Miguel Abreu con su grupo Ludi Teatro, en la que caracteriza al monarca de la isla de Uba, traicionado por Ubú con la ayuda de su madre. Según el crítico Roger Fariñas Montano, el montaje de la obra resulta “profundo, tanto esteta como conceptualmente”.

Giselle tiene un hijo de cuatro años, más de una veintena de desempeños en la pequeña pantalla y cuatro en el séptimo arte. En marzo de 2022 se declaró amante de la familia y los buenos momentos. De la misma forma, ha manifestado que en el teatro se siente muy a gusto: “es un medio al que siempre voy a regresar” y que actuar es un juego. A través de las redes sociales conduce un espacio de entrevistas a artistas cubanos que ha intitulado A todo color.

Promoción de su espacio A todo color.

Visitas: 38

Jorge Luis Urra Maqueira

Crítico de arte. Miembro de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *