Flores del Sol y la ambición de marcar una pauta

Compartir en

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 58 segundos

La banda se estrenará el próximo martes 14 de febrero en el Museo de las Artes Palacio Ferrer, con un concierto por el Día del Amor y la Amistad

La suerte de sus padres en medio de la pandemia lo trajo de vuelta a casa 20 años después. Era muy joven cuando decidió radicarse en Italia para cumplir el sueño de realizar una carrera como solista en el panorama de la música. Desde entonces, la tierra donde nació se hizo físicamente distante, aunque nunca dejó de latirle en el pecho.

Por eso, apenas regresó a Cienfuegos, la ciudad en la cual vivió aquella época feliz de la infancia y adolescencia, Alfredo José Flores del Sol no dudó en soltar las riendas de una nueva ambición. “Me propuse ―dijo— darle a conocer al público local parte de la obra que ocupó mi trayectoria como artista fuera de Cuba. Por esta razón, resolví formar una banda, con el propósito de interpretar en vivo y con músicos cienfuegueros ese repertorio que ya en otro momento había grabado.

“Siempre quise impregnarle el toque del terruño y sumé a colegas que conocía de cuando éramos niños y a otros jóvenes instrumentistas de los cuales tuve excelentes referencias (Graciela Martínez Machado, Pavel Coma Miranda, Dayron Cruz Díaz y Yoel Valdivia Díaz de Villegas); todo también con la mira puesta en una gira de verano que efectuaremos por Europa”, agregó.

No obstante, el estreno o la prueba de fuego de la banda Flores del Sol tendrá lugar el próximo martes, 14 de febrero, a las siete de la noche, en la terraza del Museo de las Artes Palacio Ferrer, arropado por una de las mejores vistas de la Perla del Sur.

Alfredo José Flores del Sol, creador y director de la agrupación. /Foto: Cedeño

El concierto, bajo el título De vuelta a casa —una alusión explícita a la nostalgia que mueve al creador del grupo― será un regalo a los amigos por el Día del Amor y la Amistad, quienes podrán disfrutar de temas inéditos y afiliados a la tradición de la música romántica.

“El 70 por ciento del repertorio consiste en la bachata, si bien incluimos otras canciones de corte bailable. Pero lo que nos distingue es la sustancia del amor, el desamor; para lo cual ahora quizás no exista una agrupación representativa en Cienfuegos y nosotros buscamos conquistar ese espacio.

“Nuestra música ―continuó Alfredo― posee un sello de originalidad, pues la escribimos y producimos los miembros de la banda, conscientes del riesgo de que puede gustarle o no a la gente. Estamos preparados para ambas reacciones, y apostamos por la fórmula propia”.

Con la experiencia ganada junto a conocidas figuras de la música popular cubana como Manolín, El Médico de la Salsa, y Paulo FG ―cuyas orquestas llegó a integrar―, al líder de Flores del Sol poco le interesa la competencia desleal con los géneros urbanos de moda. Prefiere dedicarse a un sector del público que raras veces resulta complacido.

“Tengo la esperanza de acariciar y contentar a esas personas de más de 45 años, algunas de las cuales siguen mi carrera a través de las plataformas en redes sociales. Y, por otro lado, una vez que retornemos de las presentaciones en el viejo continente, la aspiración es disponer de algún sitio en Cienfuegos, acogedor, romántico y refinado, donde podamos actuar de manera asidua. Para ello ―concluyó Alfredo―, nos enfocamos en conseguir un producto autóctono, porque solo lo original tiene la posibilidad de marcar pauta”.

Visitas: 15

Roberto Alfonso Lara

Licenciado en Periodismo. Máster en Ciencias de la Comunicación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *