TRD Caribe Cienfuegos: La mudanza de los kioscos

TRD Caribe nació en el año 1994 con el concepto inicial de ‘tienda del barrio’, pero eso ha cambiado con el tiempo. Hoy en muchos lugares dan una imagen bastante deplorable y muestran hasta una visión anticomercial. /Foto: Tomada de Internet
TRD Caribe nació en el año 1994 con el concepto inicial de ‘tienda del barrio’, pero eso ha cambiado con el tiempo. Hoy en muchos lugares dan una imagen bastante deplorable y muestran hasta una visión anticomercial. /Foto: Tomada de Internet

El rumor llegó hasta la agenda periodística y se anotó como pendiente a investigar. Varios cienfuegueros ya habían tocado a la puerta con la noticia fresca, con la última carta de la baraja en la mano: “cerrarán los kioscos de TRD Caribe antes de finalizar el año”.

Desde 2015, algunas de estas estructuras sellaron sus puertas para no volverlas a abrir al público, las principales razones descansaban sobre las “ruedas” de la seguridad del local y la cercanía de otros espacios de venta.

Durante muchos años, tal opción logró acercar los productos de la canasta básica no normados al barrio, a comunidades de difícil acceso incluso. Hoy es costumbre, comodidad… En entrevista exclusiva, 5 de Septiembre dialogó con Damián Ruiz Ponce, director general de la división territorial TRD Caribe Cienfuegos.

“No debemos hablar de cierre de kioscos, sino de una política de reordenamiento de la red comercial, la cual descansa en tres elementos principales: uno, la cercanía geográfica de un conjunto de estructuras que compiten y  la parte logística, porque duplica gastos e impide concentrar los esfuerzos.

Damián Ruiz Ponce, director general de la división territorial TRD Caribe en Cienfuegos. / Foto: Juan Carlos Dorado Dorado
Damián Ruiz Ponce, director general de la división territorial TRD Caribe en Cienfuegos. / Foto: Juan Carlos Dorado Dorado

“Un segundo aspecto está relacionado con la vejez de estos espacios. TRD Caribe nació en el año 1994 con el concepto inicial de ‘tienda del barrio’, eso ha cambiado con el tiempo; sin embargo, se mantiene el mismo nivel de vulnerabilidad y deterioro. En muchos lugares dan una imagen bastante deplorable y muestran una visión anticomercial.

“Por último, determinamos que donde haya uno a reordenar, pero no existan otros servicios, nunca se quitará hasta que surja otra variante.  Aquellos que hemos levantado en este año, siempre ha existido una respuesta de CIMEX muy cercana”.

¿Cuáles se han reordenado hasta el momento?

“Bar Pedro (avenida 50, esquina a 71), 12 Plantas de Pastorita, El Juvenil (La Calzada), El Rápido (avenida 38, entre 37 y 39), Caunao, La Mar (calle de La Mar), Las Cubanitas (calle 54, entre 57 y 59)…  En total 40 puntos de venta serán objeto de medidas, existen otros 29 que no se van a tocar. Este año reordenaremos 16, el resto en el 2018, y siempre que podamos, utilizaremos el verbo ‘mudar’. Todos estos pasos han sido discutidos con los presidentes de Consejos Populares y delegados de circunscripción y fue discutido en la Asamblea Municipal”.

Nos han escrito desde Charcas para plantear el problema del kiosco de allá.

“No se va a quitar. El año que viene vamos a crear allí uno con otras características, ya tenemos el local”.

El desabastecimiento de estas estructuras ha afectado su rentabilidad, y los cienfuegueros no pocas veces se quejan de esa realidad…

“Resulta muy difícil mantener abastecido un lugar de ocho o diez metros cuadrados, con un nivel de mercancía que a las 24 horas ya vuelve a ser demanda. Por eso el concepto de crear tiendas y espacios comerciales confortables. Este año son once los proyectos nuestros. Ya pasó el momento de ‘sobrevivencia’ con el kiosquito, tenemos que saltar, quitarnos la aldea de la cabeza…

“Somos minoristas y la logística no nos acompaña. El año pasado se tomaron las medidas para aumentar la capacidad de compra del peso cubano y la venta de pollo se ha triplicado, muchas veces debes decidir: o pones el pollo en Mercado Habana o le llevas una cajita a cada kiosco, entonces el costo-beneficio siempre es muy complicado, con almacenes, cámaras de frío, algunas arrendadas, transportación, para surtir 69 kiosquitos en la provincia (…) Estamos en Cuba, son tan limitadas las contrataciones con las producciones nacionales, que en febrero o marzo ya cumplí la de yogurt para todo el año, por ejemplo”.

¿Qué va a pasar con los trabajadores de estas estructuras de venta?

“Todos han tenido su tratamiento, algunos se han insertado en otras tiendas o kioscos. Reabrimos un punto de venta en la calle de Castillo y las cuatro dependientas son reordenadas. Ningún trabajador ha manifestado quejas”, acotó Ruiz Ponce.

En la actualidad, unos cinco kioscos ya están determinados para cerrar, por su cercanía a otras estructuras de ventas, mientras cuatro casos esperan una solución definitiva: Congojas, Primera de Tulipán, Elpidio Gómez y Paraíso. El proceso de reordenamiento, que incluye a todas las provincias, continuará en 2018 y debe estar más lleno de mudanzas en el propio barrio que de puertas cerradas.

4 Comentarios

  1. TRD Caribe ha ganado tanto, pero tanto dinero con los puntos de ventas, tiendas, kioscos, sin embargo no le ha puesto un centavo al mantenimiento de esas instalaciones, por eso la mayoría de ellas están en ese estado deplorable aun tienen la misma pintura, los mismos sistemas de alarma DSC de hace mas de 15 años, la idea no es mala, lo malo es la falta de inversión en el mantenimiento no solo de los kioscos sino también de las parcelas aledañas, el gobierno mediante sus estructuras del poder popular debería inducirle a TRD Caribe que mantuviera ordenado y limpio cierto territorio alrededor de sus instalaciones. Con la super ganancia que tienen esos puntos de venta, que por lo demás no tienen competencia, son un monopolio único, es para que sus servicios fueran excelentes, sus instalaciones estuvieran limpias, los alrededores pintados, recogidos, la atención a la población fuera excelente, tuvieran variedad de productos, los refrigeradores y neveras trabajando, en fin estamos ante la decadencia de TRD Caribe, no hay justificación para tener en ese estado un proyecto donde los cubanos de a pie hemos dejado hasta el último centavito de nuestros salarios durante décadas, es una falta de respeto al pueblo trabajador.

  2. “Un segundo aspecto está relacionado con la vejez de estos espacios. TRD Caribe nació en el año 1994 con el concepto inicial de ‘tienda del barrio’, eso ha cambiado con el tiempo; sin embargo, se mantiene el mismo nivel de vulnerabilidad y deterioro. En muchos lugares dan una imagen bastante deplorable y muestran una visión anticomercial.” y por qué no los reparan y les devuelven las buenas condiciones. es más fácil qujitarlos ¿no? a eso se le dice botar el sofá o irse con la más fácil.

  3. En Pastorita no hay ningún edificio de 12 plantas, son tres 18 plantas, así que la base de datos de los compañeritos de TRD está mal. De ahí retiraron el servicio de un kiosko que los lugareños llamábamos “la pecerita”, porque era todo de cristal, nunca robaron ahí, no sé cuál es el problema de seguridad, deberían haber retirado otro que está en malas condiciones y al sol todo el santo día, un poco más adelante, ahora está allí, vacío, símbolo de la desidia. Este es un barrio grande, populoso… son son suficientes las tiendas recaudadoras. Ahora, en el Prado, junto a la tienda El Prado, hay un kiosko muy bueno y útil, abierto hasta las 8 de la noche, pero le retiraron el toldo que tapaba el sol y aquello es una sauna, no se puede ni tocar el mostrados, cual mesa caliente, imagino a las vendedoras le paguen condiciones anormales, tomen nota camaradas de TRD

    • Lucía, gracias por comentar, pero queríamos ofrecer nuestras disculpas, porque se trató de un error editorial, no de la División territorial de TRD, como usted refiere. Ciertamente, el kiosko que se retiró en Pastorita, como parte de esta política de reordenamiento, fue el del 18 Plantas.

Dejar respuesta