Sub 23 de béisbol: El pitcheo apuntala el liderazgo

1
478
La defensa se ubica en el cuarto lugar de la Serie. /Foto: Carlos Ernesto

A partir de mañana, el equipo cienfueguero de béisbol, categoría Sub-23, enfrentará a su similar de Pinar del Río, dando inicio a una interesante subserie, la sexta de la actual Serie Nacional.

Y es que, luego de los primeros 20 desafíos del calendario, los sureños se mantienen al frente de la tabla de posiciones, mientras los vueltabajeros han ascendido al segundo puesto de la zona occidental, con balance de 13 éxitos y siete derrotas.

En el caso de los nuestros han ganado todos sus compromisos particulares por 3-1, por lo que exhiben cosecha de 15 sonrisas y solo cinco descalabros. Si en el inicio la fortaleza del conjunto se hizo más evidente en materia ofensiva, luego de la semana de asueto las cosas no han marchado igual madero en ristre, pero ha tocado a los lanzadores el rol protagónico, para mantener al plantel como máximo ganador del certamen,

Desde el cajón de bateo los sureños han mermado su producción, y del primer lugar por colectivos han descendido al cuarto, por detrás de Santiago de Cuba (303), Pinar del Río (297) y Sancti Spíritus (289). Es cierto que su promedio de 282 no es para nada alarmante, y supera por mucho la media del torneo, fijada en 268.

Marchan segundos en carreras anotadas (119), triples (8), slugging (409), impulsadas (108) y boletos recibidos (122), mientras aparecen terceros en dobles (34) y jonrones (10). Con un total de 178 indiscutibles se ubican quintos, a la vez que lideran el apartado de bases intencionales, con 21. No obstante, su tanda es la que más se poncha en el campeonato, con 135.

Individualmente, solo tres hombres promedian por encima de 300 (César Prieto, 408, Javier Calderín, 333, y José Manuel Oramas, 305) y figuras claves del plantel han mermado sobremanera, como es el caso de Gabriel Suárez, líder en ponches con 21, el cual ha podido impulsar una sola carrera en los últimos ocho desafíos.

La defensa también anda por encima de la media (961) y su promedio de 969, producto de 24 errores en 778 lances, la ubica en la cuarta plaza general. Pero sin duda alguna el pitcheo se ha echado en hombros al conjunto y en gran medida es responsable de que la novena sureña se mantenga en la cima de la competencia.

El staff de lanzadores exhibe un promedio de carreras limpias de 2, 62, muy inferior al 4, 12 de la justa. En ese renglón los serpentineros de Cienfuegos marchan primeros, igualados con sus homólogos de La Habana. Asimismo, encabezan el WHIP, con 1, 25, y son los que menos carreras han permitido, con 62, y jonrones han permitido, con dos vuelacercas.

Marchan segundos en average de sus rivales (238), hits pemitidos (144), ponches propinados (125) y boletos otorgados (71). Adrián Bueno, Alex Pérez y Darpin González muestran balance de 3-0, el cerrador José Antonio Córdova ha ganado dos y salvado otros tres, mientras Bárbaro Herrera y Hermes González han contribuido con par de éxitos cada uno.

Hasta este domingo seis de mayo los Elefantes jugarán en casa ante Pinar, para luego salir a una extensa gira por Artemisa, Matanzas y Mayabeque. Veamos si la ofensiva sale del bache, y si el pitcheo puede mantener su impresionante desempeño.

WHIP.- Promedio del número de bases por bolas y hits permitidos por el pitcher por cada inning lanzado.

1 Comentario

Dejar respuesta