Siempre a la izquierda

0
370
Juan Almeida Bosque, el fiel Comandante, estuvo en Cienfuegos
Foto: Cortesía de Camilo Díaz de Villalvilla.

La tarde del 11 en el primer mes del año, fría a pesar del sol, sorprendió a esta reportera en una apresurada cobertura de último momento. Camilo Díaz de Villalvilla, diseñador del semanario, devenido fotógrafo, apenas tuvo tiempo para agarrar su cámara digital de aficionado.

Yo tomé otra, y de pronto nos vimos en el Parque de las Esculturas, un sitio de ensueño, mixtura de lo que somos los cienfuegueros: arte y mar. Juan Almeida Bosque, el fiel Comandante, quería conocer el lugar y allí estábamos nosotros, junto a otros periodistas, para dejar constancia del momento.

Juan Almeida Bosque, el fiel Comandante, estuvo en Cienfuegos
Foto: Camilo Díaz de Villalvilla

Recién estrenado el 2006, quizá en su última visita a Cienfuegos, tuvimos la oportunidad de compartir una tarde con Almeida. El héroe resultó un hombre coloquial, afable, accesible, muy interesado por el arte.

Dialogó con Camilo (Villalvilla), autor de una de las obras en el Parque de las Esculturas, guía ocasional aquella tarde. Palpó y admiró cada una de las piezas y al final, se sentó junto al artista en su pupitre amarillo, siempre a la izquierda, donde se sitúan los hombres justos e inquietos.

“Cienfuegos ya tiene una canción, la escribió uno de los grandes, Benny Moré, ¿cómo podría yo hacerle una? Esta es una ciudad bella, con historia (…)”, respondió a una interrogante. Sencillo, inmenso y pequeño al mismo tiempo, como lo supimos siempre, y así lo corroboró este equipo aquella tarde invernal de enero, perpetuada en imágenes y guardada en el recuerdo de quienes estrechamos su mano, compartimos el instante y nos sentamos junto a él, siempre a la izquierda.

Dejar respuesta