Rusia 2018: Croacia, ¡a puro coraje!

0
368
La vida volvió a sonreírle al incansable delantero, que al minuto 109 permitía a Croacia acceder a su primera final en la historia de la Copa del Mundo./Foto: Internet

Luego de pasar los octavos y cuartos de final en sendos partidos que se extendieron hasta la tanda de penales, luego de interminables 120 minutos de juego, pocos apostaban por Croacia para vencer a Inglaterra en la segunda semifinal de la Copa del Mundo Rusia 2018.

Y es que los liderados por Luka Modrić habían concluido su último choque ante los anfitriones literalmente arrastrando los tacos, mientras sus rivales de hoy ganaban con relativa facilidad su compromiso frente a Suecia.

Pero sobre la grama del estadio Olímpico Luzhnikí, de Moscú, los croatas dejaron boquiabiertos a todos con otra soberana demostración de coraje, entrega total y ansias de triunfo.

Parecía que los pronósticos se cumplían cuando apenas al minuto 5’ KieranTrippier ponía delante a los ingleses con excelente cobro de tiro libre, que dejó sin opciones al cancerbero DanijelSubašić.

Lejos de amilanarse, Croacia asimiló el golpe y se lanzó con todo en busca del empate, se hicieron de balón y protagonismo, apagaron el mediocampo rival y buscaron por todas partes las opciones de gol.

El premio llegó al 68’, cuando el incombustible Iván Perišić mandaba a las redes el centro de SimeVrsaljko e igualaba el match.

A partir de ahí los ingleses se quedaron sin ideas, y su “huracán” Harry Kane, líder goleador del certamen, acabó por desaparecer del campo. Mientras, los croatas continuaron luchando cada balón como si fuera el último.

Llegaron los tiempos extra, algo ya habitual para los dirigidos por Zlatko Dalić, y el panorama no cambió en lo absoluto. Coraje y entrega croatas a granel.

Tenía que ser un jugador símbolo quien definiera la suerte del choque. Y no fue Modrić el del Madrid, ni el Rakitić del Barcelona. Pero sí el Mario Mandžukić de la Juventus, quien se negaba a ser sustituido a pesar de verse en precarias condiciones. La vida volvió a sonreírle al incansable delantero, que al minuto 109 permitía a Croacia acceder a su primera final en la historia de la Copa del Mundo.

Final que nadie vaticinó y pocos siquiera imaginaron, perro final a la cual franceses y croatas llegaron por merecimientos propios. ¿Pronósticos? ¿Quién se atreve?

Dejar respuesta