Rosario Cárdenas prestigia Temporada de la Danza

0
285
Preparación del montaje de Afrodita, ¡oh, espejo!, cuyo estreno en Cienfuegos acaecerá este fin de semana en el teatro Tomás Terry. En la foto figuran, además de técnicos y bailarines, la Cárdenas (de pie) y Frank Fernández, quien compuso la banda sonora de la obra./Foto: Sitio Web de la Compañía Rosario Cárdenas

Solo pocos días después de su estreno mundial absoluto del 29 de septiembre al 1 de octubre en la sala García Lorca del Gran Teatro de La Habana, los cienfuegueros podrán ver este fin de semana sobre las tablas del teatro Tomás Terry a la pieza Afrodita, ¡oh, espejo!, el más reciente trabajo de la Compañía Rosario Cárdenas.

Un segmento de noveles bailarines pertenecientes a la estructura artística de la maestra cubana, Premio Nacional de Danza, prepara desde hace meses el montaje que, según la información proporcionada a la prensa, constituye un poema danzario inspirado en el paralelismo entre Afrodita, la antigua diosa de Chipre, quien se hizo famosa en todo el mundo, y Oshún, patrona de Cuba: deidades ambas de las aguas, del amor, símbolos de la belleza y la fecundidad.

Se trata de una verdadera superproducción de cara a la cual la experimentada creadora le solicitó el apoyo sonoro al pianista Frank Fernández, Premio Nacional de Música, en cuanto supone la primera incursión del maestro en el universo de la danza contemporánea. Las luces corren a cargo de otro Premio Nacional de Danza, Carlos Repilado, habitual colaborador de la internacionalmente reconocida bailarina y coreógrafa. Los diseños van a cuenta de la joven Alisa Peláez.

La obra está compuesta por los segmentos Canción de cuna, El ascenso y Ouroboros. Y, como todas las creaciones de su mentora, propone reflexiones sobre la condición humana, a decodificarse no sin cierto grado de dificultad en algunos casos por parte del receptor.

Rosario Cárdenas (1953), actual miembro del Consejo Internacional de la Danza, fue desde 1971 hasta 1990 bailarina de la Compañía Nacional Danza Contemporánea de Cuba, con la cual interpretó alrededor de 50 obras presentadas en Europa, América Latina, el Caribe y África. Fue también coreógrafa del mencionado cuerpo dancístico. En 1990 crea su propia compañía, denominada Danza combinatoria (hoy Rosario Cárdenas). Entre sus números premios destacan los Villanueva de la Crítica, otorgados en 1995, 1998 y 2001.

La maestra cubana prestigia con la presencia suya y de su equipo aquí la XVI Temporada de la Danza, organizada cada otoño por el teatro Tomás Terry.

Luego de las presentaciones de Afrodita, ¡oh, espejo!, previstas del 6 al 8 de octubre, el habitual paréntesis dedicado a la manifestación escénica continuará el sábado 14 (función única) a través de la Compañía Havana Compás Dance, creada en 2004 y cuyo principal elemento distintivo es su imbricación de danza y percusión.

Las jornadas del 21 y el 22 de octubre subirá a escena la Compañía Flamenca de Joel Zamora, mediante un Programa Concierto.

Y cerrará este mes (del 27 al 29) la presentación del Ballet Folclórico Cutumba.

La Temporada de la Danza proseguirá en noviembre.

Dejar respuesta