El regreso del héroe

Otra batalla debió librar el brigadier para cabalgar sobre las rocas que ahora lo encumbran. Por más de tres décadas se prolongó esta ofensiva que, en algún punto del tiempo, pareció apagarse, rendida sobre las cenizas de la desidia y las carencias económicas. Fueron años de lucha hasta verlo erguirse, en el bronce reservado para los hombres de guerra, a la entrada de la ciudad de Cienfuegos.

La escultura ecuestre revive el instante en que el patriota mambí rompe la serenidad del agua para, sobre su caballo, emprender otra carga al machete contra las huestes españolas. Hay, en la recreación artística, mucho de los tintes épicos que fundieron el mito del revolucionario: la heroicidad, el temple, la entrega desnuda a la causa independentista cubana.

Su autor, Juan García Cruz, moldea en la pieza al tipo de prócer que la historia acostumbra a relegar al olvido por más numerosas e intrépidas que fuesen sus hazañas. Aunque apela a los mismos atributos hieráticos con que suelen glorificarse las epopeyas de nobles e ilustrados, el símbolo que encarna en el hierro es otro.

José González Guerra, un hombre de origen humilde, analfabeto, se erige en las puertas de la urbe, adentrándose en la villa donde abrió sus ojos aquel 2 de mayo de 1832. Regresa a la tierra natal como vino a ella la primera vez, descalzo y desarropado; y como debió marchar, en febrero de 1869, meses después de que tronaran las campanas por la ansiada libertad de la Isla.

Lo hace estampado en la más acertada, solemne y majestuosa de las imágenes con que se representa a los grandes guerreros. No urgen otras referencias para entender que es él artífice de sonadas victorias que lo llevaron a escalar peldaños dentro de la jerarquía militar del ejército de Las Villas, pese a los prejuicios elitistas de la época. Su nombramiento como brigadier general reseña las memorables páginas que escribiera en cientos de combates como La Sacra y Palo Seco, y luego en Manaquita, donde asestó al enemigo una derrota de realce.

Guarda, la escultura, la huella redentora de quien supo ganarse la estima de los altos jefes de la contienda del ’68: Céspedes, Agramonte, Gómez; el espíritu del bravo que impulsó a Martí a definirlo como “admirable de valor, de constancia, de infatigabilidad en el amor a sus soldados”; la estirpe de un hijo ilustre de Cienfuegos, del que Fidel lamentó no fuera lo suficientemente recordado ni conocido.

Con ella se empina el tributo aplazado de esta ciudad al héroe que, maltrecho en los llanos de Barajagua, murió el 25 de febrero de 1875. Pero todo ese bronce todavía no basta para salvarlo a él, y a otros tantos, de los silencios de la desmemoria.

*Foto: Ildefonso Igorra López

Roberto Alfonso Lara

Roberto Alfonso Lara

Licenciado en Periodismo. Graduado en la Universidad Central "Marta Abreu" de Las Villas en 2013.

3 Comentarios en “El regreso del héroe

  • Avatar
    el 24 enero, 2021 a las 7:54 am
    Permalink

    Espero que en algun momento se erija en algun lugar solemne de la Ciudad un monumento a los olvidados hermanos Cavada, ambos grandes Heroes de nuestras Guerras independentistas y me disculpan los historiadores pero a mi modo de ver con muchas mas hazañas que José González Guerra en ellas y hasta mas reconocidos
    Gracias

    Respuesta
    • Avatar
      el 3 marzo, 2021 a las 8:24 pm
      Permalink

      Amigo quisiera me dieran las fuentes utilizadas para realizar este articulo porque al parecer hay investigaciones que no conocemos sus resultados, hace mucho tiempo hemos estado realizando actos de homenaje a este bravo mambí los días 28 de febrero y según su artículo fue el día 25 de este mismo mes. Yo trabajo en el museo municipal de Cumanayagua y hace una semanales di a unos estudiantes la «fecha equivocada» el obelisco a su nombre que está en Barajagua dice que murió el 28, ahora yo me pregunto que estaran pensando las personas de Baragua que leyeron su artículo, o los niños que le di la fecha, pero en historia es así, solo necesito las fuentes para actualizar nos, puede buscarme en Wassapt en el 54336942.

      Respuesta
      • Roberto Alfonso Lara
        el 4 marzo, 2021 a las 10:59 am
        Permalink

        El libro El brigadier José González Guerra, de los historiadores Orlando García Martínez, Florentino Morales Hernández y Alina B. Puig Yantá, publicado por la editorial Mecenas, refiere que la fecha de muerte de este patriota es el 25 de febrero de 1875 y cita las referencias que así lo sustentan, en lugar del 28 como se ha extendido en enciclopedias cubanas en línea y diccionarios enciclopédicos.

        Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir