Nave de grumetes leva anclas

0
599
Intensa ha resultado la preparación de los pequeños Marineros. /Foto: Carlos Ernesto Chaviano

Hasta la grama del estadio Luis Pérez Lozano llegamos esta vez para acercarnos a nuestro equipo escolar de fútbol, que ultima detalles con vistas a la fase de grupos de su campeonato nacional, la cual otorga boletos hacia la magna cita veraniega. Durante la última cita, los pequeños Marineros nos regalaron una agradable sorpresa, al agenciarse las medallas de plata. Estuvieron a sólo 20 minutos de un título que a la postre perteneció a Camagüey, once que los superó un gol por cero.

Hoy el grupo está compuesto por 25 atletas, todos matrícula de la Eide Provincial. Ocho de ellos repiten en la categoría, por lo que integraron el conjunto subcampeón nacional.

“Opino que la preparación ha sido bastante buena, aunque en los inicios tuvimos algunos contratiempos, debido a que la cancha estaba un poco enyerbada. A ello sumamos la situación climática, pues varias jornadas estuvieron afectadas por las lluvias”, nos dice Roberto Espinosa, otra vez al frente de la selección de casa.

Por su parte, Pablo Martínez, uno de nuestros más experimentados entrenadores, considera que “el equipo, hasta ahora, se ve en tremenda forma. En todos los topes de confrontación los resultados han sido satisfactorios, e incluso hemos jugado con atletas de la categoría social”.

Ocho atletas repiten del conjunto subcampeón nacional. /Foto: Carlos Ernesto Chaviano

Francisco “Panchi” Cobas, otro de los técnicos “ilustres” del fútbol cienfueguero, repite como Preparador Físico. “Este año incorporamos el trabajo con las pesas dos días a la semana, algo que hicimos en 2017, pero luego de lograr la clasificación hacia los Juegos Escolares. Los muchachos se ven muy bien físicamente, y en la parte técnico-táctica hemos intensificado la labor en la defensa, que es la línea que debemos mejorar, porque es muy importante dar cero”.

Yuniet García, adiestrador de los porteros, se muestra complacido con sus discípulos. “Contamos con dos cancerberos, pero uno de ellos, Víctor Montes de Oca, lleva tres años en la categoría y posee la experiencia necesaria para desempeñarse en su función. Hoy se muestra muy confortable bajo los tres palos y demuestra mucha confianza”.

Precisamente Víctor expresa que “a pesar de algunos fallos en la preparación, el grupo ha sabido crecerse y obtener la forma que exige la competencia”.

El alto mando de los Marineritos reconoce a la ofensiva como la principal fortaleza del plantel, aunque también da valor al liderazgo de varios de sus pupilos.

“La línea de ataque nos puede ayudar mucho, pero insistimos en la bujía que constituyen algunos de los futbolistas, que están aquí desde séptimo grado y ya saben lo que es subir a un podio nacional”, comenta Roberto.

“El equipo trata muy bien la pelota igual al del año pasado, como es característico del estilo tradicional cienfueguero, el cual jamás vamos a cambiar”, dice “Panchi”, a la vez que Pablo agrega que “en mi criterio, lo veo más compacto. No tenemos esos grandes delanteros como en 2017, pero tenemos una línea ofensiva bastante equilibrada, con jugadores muy tácticos y muy técnicos”.

El portero Víctor opina que “algunos muchachos vienen del área, sin experiencia, y nunca han enfrentado competencias exigentes. Por eso nosotros los ayudamos y les damos consejos. En ocasiones entrenan sin deseos ni motivación, y ahí llega nuestro ánimo para que cada día se preparen mejor”.

Alejandro Delgado es otro de los “veteranos” de la selección. El mediocampista nos cuenta que las relaciones con los recién llegados son las mejores. “No importa que sean nuevos, por ahí pasamos todos. Y eso lo hemos manejado sin problemas, y le damos oportunidades a cada uno de ellos por igual”.

Otra vez Cienfuegos disputará acciones en el grupo clasificatorio B, junto a sus similares de Villa Clara, Mayabeque y Matanzas. Y nuevamente el torneo presenta un inexplicable sistema de competencias, que aunque cada quince días, obliga a jugar sucesivamente sábados y domingos.

“Es totalmente abusivo, sobre todo por el horario en que jugamos –sentencia Cobas. Considero que la mejor opción fuera solamente en las jornadas sabatinas, para que los atletas tuvieran una semana para recuperarse. Debido al actual sistema es importante buscar los tres puntos en la primera fecha, porque ya al otro día están agotados, y cualquier cosa puede pasar”.

Pablo señala que “las condiciones a veces no son las óptimas para el descanso. Por ejemplo, debutamos en Matanzas, cuya Eide deja mucho que desear en materia de alojamiento. Al no poder dormir bien, al día siguiente llegamos con un acumulado de trabajo que no les permite desempeñarse a plenitud”.

Los verdaderos héroes aportan sus criterios. Víctor nos dice que, tras la rivalidad del sábado, las piernas no responden el domingo, pero que para eso se preparan. Por su parte, Alejandro recuerda que “somos niños, y par de juegos seguidos no es tarea fácil”.

Este 10 de febrero dan inicio a su aventura, cuando enfrenten a Matanzas en calidad de visitantes. Ahí comenzará una nueva travesía esta nave de grumetes, que aspira a llegar al mejor de los puertos.

“Vamos por la clasificación, sin dudas. Pero nadie crea que es tarea fácil, pues en el grupo está Villa Clara, actual medallista de bronce, además de los matanceros, que siempre se aparecen con buen equipo. Y Mayabeque poco a poco ha ido incrementando su nivel”, explica Espinosa.

“El objetivo del grupo es alcanzar los seis puntos en este primer enfrentamiento para luego recibir acá en nuestra sede a los anaranjados. Iremos paso por paso, y ojalá podamos lograr el boleto par de fechas antes de finalizar el calendario, como ocurrió el año anterior. El equipo ha trabajado muy seriamente en esa dirección”, sentencia Pablo.

“La tarea es salir a dar lo mejor en cada partido”, dice Víctor, mientras Yuniet, más reservado, nos advierte, “primero vamos en busca de la clasificación. Luego, en otro reportaje, te pronostico para la final de los Juegos Escolares”.

El área de los porteros es una de las fortalezas del plantel. /Foto: Carlos Ernesto Chaviano

Dejar respuesta