Manuel A. Leal Catalá: paradigma de la Medicina en Cienfuegos

Esos médicos que hoy admiramos y aplaudimos por su consagración y desvelo tienen paradigmas en otros que les antecedieron en la enaltecedora vocación de servicio a los demás. Hay un nombre escrito con mayúsculas en la historia de la Medicina en Cienfuegos por el denuedo con que se volcó hacia la labor de devolver la salud a sus coterráneos: Manuel Antonio Leal Catalá, un nombre que sirve de ejemplo a las actuales generaciones de profesionales de batas blancas.

Vino al mundo en esta ciudad el 12 de enero de 1874. Bautizado con los nombres de Manuel Antonio Modesto, su niñez estuvo moldeada por los valores de la honradez y la laboriosidad, principios inculcados por sus padres: Ángela Catalá y Amestoy y Juan Leal Leal. Este fue un notable carpintero, natural de Canarias, cuya generosidad y humildad de carácter le granjeó el respeto no solo de la clase pudiente, sino también de la trabajadora.

En ese contexto, en el pequeño Manuel Antonio calaron los sentimientos de amor hacia el estudio y el trabajo. Ello redundó en un notable desempeño en los colegios donde cursó su primera y segunda enseñanza.

Leal Catalá estudió la carrera de Medicina en la Universidad de La Habana, de la cual egresó en junio de 1897 para ejercer en su natal Cienfuegos. En esta propia ciudad contrajo matrimonio con la Srta. Virginia Cabrera y Borges. De esa unión nacieron cinco hijos: Juan Manuel, Ángel, María, Luisa y Ángela.

Placa en la fachada de la casa natal de Manuel A. Leal Catalá.

MÉDICO DE LA CLASE OBRERA

Desde sus primeros momentos como galeno, Manuel Antonio tuvo un desempeño meritorio. Fue un profesional muy reconocido, considerado uno de los más notables clínicos de la época. Su hoja de servicio no solo brillaba por sus probados conocimientos. Igual pesaron en su reputación la solicitud y la laboriosidad con la que se entregaba a la atención a los pacientes. Ello, unido a un carácter afable y jovial lo convirtieron en uno de los médicos más solicitados de Cienfuegos.

Pero Manuel Antonio no se sirvió de su talento para ufanarse ni para servir solo a los de economía solvente. Antes, colocó su pericia también a disposición de la clase obrera. Fue médico de antiguos gremios como los de Toneleros, Braceros, Estibadores, o Marinos de Bahía. También de la Sociedad de Empleados The Cuban Central, de la Compañía de Seguros Cuba, de la Asociación Canaria y del Centro Canario.

De acuerdo con algunos historiadores, el Dr. Leal Catalá figuró en la primera línea de combate durante las epidemias que azotaron a Cienfuegos. A esa lucha no dio únicamente su aporte médico, sino también donativos materiales y apoyo moral.

Figura encumbrada de la sociedad cienfueguera, a Manuel Antonio le propusieron todos los puestos políticos a los que pudiera aspirar cualquier ciudadano, así como a los cargos asequibles a un profesional de su talla. Sin embargo, con la humildad que lo caracterizaba declinó tales ofrecimientos. Nada más aceptó una medalla de oro y un Gran Diploma de Honor «Por su amor y servicios gratuitos a los pobres durante veintidós años», concedidos por el Ayuntamiento de la ciudad transcurrida la celebración por el Centenario.

El insigne cienfueguero trabajó hasta su último aliento. No se detuvo ni cuando comenzó a padecer una grave enfermedad cardiopulmonar. Así, su muerte, acontecida el 18 de febrero de 1932 sumió en profundo pesar a los cienfuegueros. Su sepelio constituyó una manifestación de duelo popular, tal como reseñaron en su momento los periódicos de la época El Comercio y La Correspondencia.

Profesionales como el Dr. Manuel Catalá inspiran hoy a los miles de médicos que escriben la historia de la salud en Cienfuegos, una historia de héroes sencillos y silenciosos que libran colosales batallas por el bienestar del pueblo.

Manuel A. Catalá Leal puso al servicio del pueblo cienfueguero sus adelantados conocimientos sobre la ciencia médica.

Yudith Madrazo Sosa

Yudith Madrazo Sosa

Periodista y traductora, amante de las letras y soñadora empedernida.

Un Comentario en “Manuel A. Leal Catalá: paradigma de la Medicina en Cienfuegos

  • Avatar
    el 12 enero, 2021 a las 11:14 am
    Permalink

    Ilustran con la placa en la fachada de la casa natal de Manuel A. Leal Catalá. ¿En qué dirección?, por favor.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir