"Le zumba el mango"
dom. Ago 25th, 2019
Es neceario considerar además, las cuantiosas pérdidas económicas por el desvío de una producción, cuyo principal destino sería el consumo fresco de la población, la industria conservera y el turismo./Foto: Tomada de TVavileña

Es neceario considerar además, las cuantiosas pérdidas económicas por el desvío de una producción, cuyo principal destino sería el consumo fresco de la población, la industria conservera y el turismo./Foto: Tomada de TVavileña

Le zumba el mango es una frase coloquial muy utilizada en Cuba para expresar descontento o asombro; en otros países como Colombia, la expresión indica persistencia, nada que ver con el significado que ahora mismo tiene para el cienfueguero. En todo caso, tal aseveración es sinónimo de indignación, a pesar de la presencia de la fruta en casi todos los rincones de la ciudad.

Durante la temporada estival no es casual que pueda paliarse un poco la canícula de estos meses con un refrescante jugo de ese regalo de la madre natura.

¡¿Y qué hablar de un batido de mango, ese manjar digno de los dioses del Olimpo?! Pienso que la mayoría de mis coterráneos, como el resto de los terrícolas coincidirán en que no hay fruta tropical como ese delicioso bocado.

En él existe una combinación exquisita que entregar al paladar. Esa armonía sublime de textura, sabor, aroma, dulzor y otras muchas propiedades gustativas.

A propósito del susudicho, a todas luces este ha sido un buen año de cosecha, pues desde muy temprano se ha mantenido una oferta permanente en puntos de venta improvisados en las principales arterias de la ciudad de la Perla del Sur.

Su comercio no ha faltado en los barrios y repartos, en la periferia o el centro de la ciudad, tampoco entre pregoneros ambulantes o carretilleros.

Aun así, no he visto la misma manifestación en la red de mercados agropecuarios y placitas que, aunque no ha faltado la de las tarimas, esta ha sido más bien esporádica e incluso ausente, en algunas de esas unidades comercializadoras y ferias agropecuarias de fin de semana.

Ahora vale preguntarse: ¿de dónde sale buena cantidad de esa oferta callejera, a veces con precios muy módicos, si no de la sustración indiscriminada del principal emporio productivo del cultivo más cercano a la capital provincial?

En cualquier momento del día o la noche, decenas de personas inescrupulosas transportan sacos de la Mangífera, desde las plantaciones estatales para la ganancia individual.

Conocido popularmente como Plan Mango, la hoy Unidad Básica de Producción Cooperativa (UBPC) Guanaroca, atiende  unas 600 hectáreas, fundamentalmente de las especies Haden, Super Haden, y Chino; precisamente de las mismas variedades que pululan, en venta ilícita, por las calles de la ciudad.

Aunque siempre es posible que desde las primeras pariciones del emblemático proyecto agrícola existiera el robo de la fruta, pero soy del criterio que este año se ha elevado a niveles desproporcionados.

¿Acaso ha disminuido el control, vigilancia y actuación de los encargados de velar por el resguardo de esta propiedad del Estado?

Otras nocivas consecuencias aparecen de manera colateral. Según opiniones consultadas, algunos “clientes” de ese mercado furtivo exigen la adquisición de la fruta en tajadas, para evitar la manipulación en casa.

Pues ahora la “operación” se realiza in situ, y parte del jugo va a parar al suelo, cuya contaminación contribuye irremediablemente a la proliferación insectos.

¿ Y entonces me pregunto si a la postre, esa alteración del medio ambiente podría o no dañar las plantaciones del fruto?

Es hora de poner coto a tal situación. La máxima dirección del país ha convocado a enfrentar las indisciplinas sociales, hechos de corrupción y actos delictivos.

No podemos perder de vista que el robo indiscriminado de mango es una burla a las autoridades de ese lugar. Con esta repudiable acción, además, se esfuma el sudor de decenas de trabajadores que atienden ese cultivo.

Es neceario considerar además, las cuantiosas pérdidas económicas por el desvío de una producción, cuyo principal destino sería el consumo fresco de la población, la industria conservera, la exportación o el turismo.

Noticias relacionadas

1 thought on ““Le zumba el mango”

  1. Comentario muy sutil pues los mangos se están pudriendo debajo de las matas ,entonces porque no tomarlo la población para consumo de menores y muchos viejos que no tienen 5 pesos para un solo mango comprarlo ,tumbarlos si no es recomendable,pero los del suelo preferimos que se pierdan,entonces nos bloqueamos nosotros mismos,subida de precio y mangos perdiéndose.le zumban los mangos…ja…ja…ja..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles